Páginas

viernes, 8 de febrero de 2013

Tu firma dice cuan narcisista eres.

Mucho se ha dicho sobre la veracidad o no de la grafología, la disciplina que analiza las personalidades y otros rasgos psicológicos a través de la letra, pero resulta que un estudio entre 605 CEOs o directores de empresas de Estados Unidos encontró que entre más grande sea su firma es más probable que sea narcisista y lo malo es que manejan peor sus compañías.

El estudio realizado por académicos de la Escuela de Negocios de Feenan-Flagler de la Universidad de Carolina del Norte analizó las firmas de los directores generales de las cuentas de la compañía presentados ante la Comisión de Intercambio y Seguridad de Estados Unidos.

Los autores identificaron el narcisismo como un rasgo de carácter egoísta "asociado con orgullo y desprecio por los demás.

Del mismo modo, el narcisismo crea una percepción sesgada en la forma de evaluación de las propias capacidades y rendimiento”, describieron.

El profesor Sean Wang, uno de los tres autores del estudio, dijo a ABC News que los 605 firmas analizadas se encuentran en gran parte en los informes anuales y otros documentos presentados por el S & P 500 en julio de 2011.

Para llegar a estos resultados, Wang explicó que las firmas se analizaron en programa que decodificaba y medía el área que cubría de acuerdo con variables de otros estudios psicológicos que afirmaban que las firmas más grandes significan egos más grandes.

Se estandarizó la medida dividiendo el área de las letras y su número en la firma del director general", dijo el profesor Wang.

¿Será?

Sin embargo, otros expertos escépticos de las conclusiones del estudio, James Westerman y Jacqueline Bergman de la Appalachian State University afirmaron que otros factores pueden determinar el tamaño de la firma, incluyendo una alta autoestima y una personalidad extrovertida. 

También dijeron que si una alta autoestima era lo que había detrás, es posible que la empresa podría incluso beneficiarse de dicha garantía positiva de sí mismo.

El profesor Wang reconoció que esto podría ser el caso, pero respondió que él y sus colegas no tienen la pretensión de haber encontrado una correspondencia uno-a-uno entre las firmas grandes y empresas mal administradas, sino simplemente que la relación se mantiene en promedio.



No hay comentarios.: