Parece una ciudad, pero es una clínica para enfermos mentales.

Una experiencia innovadora en el tratamiento de las enfermedades mentales en la vejez, se está llevando adelante en holanda. 

Todas las imágenes de este post, a pesar de que parecen escenas cotidianas en cualquier ciudad del mundo, pertenecen a la clínica donde están internadas estas personas de la tercera edad, que, increíblemente cuenta con supermercado, peluquería y hasta un bar.
Parece un pueblo, pero es una clínica psiquiátrica. 


Los médicos, enfermeras y trabajadores sociales actúan como si fueran comerciantes o empleados de diferentes establecimientos, o simplemente vecinos.


Una asistente social es cajera en el supermercado, un psiquiatra es el "mozo" que sirve en el bar, enfermeras son las "peluqueras"...

Los medicamentos son suministrados mezclados con los alimentos que los propios internos se encargan de preparar bajo la atenta supervisión de los profesionales que abundan en todas las áreas.

Se trata de una experiencia orientada a proporcionar a esa gente con enfermedades mentales tales como el alzheimer, o sufren de pérdida de memoria de corto plazo, lo que origina que recuerden algo durante unos segundos y despues lo olviden todo nuevamente. 

Según explica la dirección de la clínica, la finalidad principal es no olvidar que a pesar de enfermos, estas pesonas tienen derecho a ser tratados como seres humanos con toda la dignidad que merecen.






Comentarios