El hombre que se agranda y encoge.

¿Qué sucedería si un día nos despertamos y encontramos que nuestros cuerpos han crecido misteriosamente o encogido de forma desproporcionada? Si bien ha habido innumerables películas que han jugado en esta idea, aún no hemos visto en series de fotos, por lo menos, no de esta manera. 
El creativo por detrás de estas imágenes Paul Armstrong tiene dos series en una de ellas es un pigmeo y en la otra un gigante.

Armstrong se coloca en situaciones comunes, como leer un libro en un sofá o subirse a un automóvil, con la particularidad de que su tamaño ha sido alterado drasticamente  lo que dificulta enormemente una actividad tan simple.
Los creíbles retratos de Armstrong cuentan con una muy elaborada manipulación que lo insertan naturalmente en los escenarios gigantes o pequeños, según sea su situación corporal del momento:
















Comentarios