Confiar en tus instintos, funciona...

Aunque no lo creas confiar en tus instintos sí funciona.

Al momento de tomar una decisión importante de vida, podemos pasar horas y horas agonizando sobre lo que debemos hacer. Sin embargo, una nueva investigación demuestra que ésta no es la mejor manera de encontrar una solución. En lugar de darle vueltas a las posibilidades, lo mejor es confiar en nuestros instintos y tomar una decisión rápida.

Un equipo de investigadores en Portugal descubrió que las decisiones que hacemos "al tanteo" resultan tan buenas como aquellas con las que nos tomamos nuestro tiempo.

Para llegar a esa conclusión, hicieron un experimento en ratas de laboratorio y descubrieron que al ser colocadas en una situación específica, su desempeño era tan bueno cuando tomaban una decisión rápida como cuando se tardaban en hacerlo.

A pesar de que las ratas eran confundidas para obligarlas a esforzarse más en la toma de decisión, el máximo desempeño evaluado y registrado fue una decisión tomada en menos de 300 milisegundos.

El estudio fue lidereado por el doctor Zachary Mainen, neurocientífico del Champalimaud Neuroscience Programme, quien afirma que hay muchos tipos de decisiones, y mientras más tardamos en tomarlas más malas son aquellas decisiones.

En muchos casos es mejor guiarse por la intuición y eso es lo que hicieron nuestros sujetos de laboratorio", señaló el doctor Mainen, refiriéndose al comportamiento de las ratas, a quienes considera un modelo ideal para investigar qué sucede y cómo se comporta el cerebro humano en materia de toma de decisiones.


Además, el doctor Mainen señala que la toma de decisiones aún no es un proceso del todo comprensible, pero es muy similar en todas las especies.

De acuerdo con el investigador, este estudio proporciona bases sólidas para comenzar a clasificar las decisiones que tomamos y analizar sus resultados y todas las investigaciones están siendo llevadas a cabo por el Champalimaud Centre for the Unknown con sede en Lisboa.



Comentarios