Páginas

domingo, 12 de mayo de 2013

En la vejez todos seremos daltónicos (y ni nos enteraremos).

Descubren que los adultos de tercera edad pierden la habilidad de distinguir colores.
La mayoría de nosotros nos vamos a quedar daltónicos con el paso de los años. Sin embargo, probablemente ni nos vamos a dar cuenta gracias a que nuestros cerebros seguirán trabajando.

Un grupo de científicos ha encontrado que los adultos de la tercera edad pierden la habilidad para distinguir los colores, ya que una parte del ojo, conocida como cono receptor se vuelve menos capaz de procesar la luz.

Por ello, los investigadores de la Universidad de Liverpool indican que esta ceguera es imperceptible. No obstante, otras partes de nuestro sistema visual trabajan más duro para minimizar este efecto.

En el estudio, los expertos analizaron a 185 personas de entre 18 y 75 años con visión normal, sin daltonismo. Ellos encontraron que la apariencia de los colores en los voluntarios permanecía intacta a pesar de los cambios en los ojos, relacionados con la edad.

Por un momento, la habilidad para distinguir las pequeñas diferencias entre las sombras parece decrecer, particularmente para los colores captados por el eje amarillo-azul.

Esto se hizo evidente cuando se puso a prueba a los participantes y se les pidió que buscaran tonos de verde (en el eje amarillo-azul) a la luz del día. Lo que parecía singularmente verde para los observadores más jóvenes era más amarillento para los espectadores mayores.

El autor del estudio, la Dra. Sophie Wuerger, llegó a la conclusión de que ciertas vías nerviosas, a medida que envejecemos, compensan esta pérdida; por lo que las funciones de color siguen siendo, en gran medida, constantes el resto del tiempo.

La visión del color se mantiene bastante constante, a pesar de este efecto amarillento, relacionado con la edad de la lente ocular, esto sugiere que el cerebro visual se “re calibra” a medida que envejecemos”, destacó la doctora.



No hay comentarios.: