Páginas

miércoles, 26 de junio de 2013

10 increíbles ascensores del mundo.

Fueron diseñados y creados con la misma intención que los puentes y las carreteras, para facilitar el traslado de las personas y de objetos, y hoy los utilizamos para evitar escalones y ahorrarnos tiempo.Pero con el paso del tiempo ya no sólo importó su funcionalidad, pues la atención, en la actualidad, se centra en diferentes puntos, desde los paisajes que podemos tener durante "el viaje", hasta el diseño arquitectónico de los elevadores.
Es así como pasaron de ser aparatos útiles a atracciones turísticas. Conozcamos algunos de los ascensores que vale la pena visitar y subir o bajar con ellos. 

En Lisboa se encuentra un elevador que fue diseñado por Raoul Mesnier de Ponsard, discípulo del creador de la torre Eiffel. Tiene 45 metros de altura, capacidad para 24 personas y en su punto más alto se puede ver la ciudad completa; además, te encuentras con una cafetería para seguir disfrutando del paisaje.

El octavo rascacielos más alto es el Taipéi 101, con 106 pisos y el ascensor más rápido del mundo, según el libro de récords Guinness; pues tiene una velocidad de mil 010 metros por minuto, lo que equivale a 60,6 km/hora. Sólo se necesitan 40 segundos desde el nivel del suelo hasta el piso 89, situado a 382 metros.

Bailong. Construido de cristal, es el ascensor exterior más alto y pesado del mundo, pues tiene 330 metros de altura. Puede transportar a 50 personas y tarda un minuto en llegar a la cima. Se encuentra en una de las zonas más turísticas de China, en la región de Zhangjiajie.

El Arco Gateway en Misuri, EU. Cuenta con un ascensor formado por dos tranvías con ocho compartimientos, cada uno de cinco asientos con una ventana en las puertas. El viaje dura 4 minutos. También puedes subir por dos escaleras de emergencia, de 1.076 escalones cada una.

Es el ascensor más alto al aire libre de Europa y se encuentra en Hammetschwand, Suiza. Fue idea del pionero del ferrocarril Franz Josef Bucher-Durrer, que buscaba un acceso más cómodo para su establecimiento. Se construyó entre 1903 y 1905, y después de tantos años sigue funcionando, subiendo 152 metros en menos de un minuto. La otra opción es subir 2 mil 283 escalones.

Skyview es una telecabina que trepa por el exterior del Ericsson Globe que se encuentra en Estocolmo y es el edificio esférico más grande en el mundo, con un diámetro de 110 metros y una altura interior de 85 metros. El ascensor es una atracción por sí sola con 130 metros sobre el nivel del mar, se puede apreciar toda la ciudad.

En el hotel Radisson en Berlín, Alemania, se encuentra el acuario cilíndrico más grande del mundo y adentro de éste se instaló un ascensor transparente de 25 metros de alto, desde donde se pueden ver diferentes tipos de especies marinas. Considerado uno de los más sorprendentes.
Son tres ascensores que figuran cápsulas espaciales que tienen una altura de 42 metros y forman parte del edificio conocido como “garaje galáctico” en el Museo Mercedes Benz que diseñó Van Berkel, en Stuttgart.

Justo a la entrada de la pirámide de Louvre en Paris, hay un elevador en forma cilíndrica que funciona con un mecanismo hidráulico y está abierto en la parte superior, casi como si fuera una especie de balcón móvil. Es también parte de la admiración de los turistas por el museo.

El Elevador Lacerda es el famoso y fotogénico ascensor público en Salvador de Bahía, Brasil. Fue el primer ascensor urbano del mundo y, en su momento, también el más alto, con 63 metros. Cada día lo utilizan unas 28 mil personas. Está incluido en el Patrimonio Histórico y Artístico Nacional.







No hay comentarios.: