Páginas

martes, 27 de agosto de 2013

Las 10 ciudades mas contaminadas del mundo.

El Instituto Blacksmith difundió una nueva edición de su ranking anual sobre las ciudades más contaminadas y, por ello, las menos recomendables para vivir. Los autores del informe se basaron en la estimación de la presencia en el aire, el suelo y el agua de metales pesados, mercurio, arsénico, pesticidas y radionúclidos. También se tomó en cuenta el número de personas potencialmente expuestas al impacto de esos factores.

Chernóbyl (Ucrania)

Sus inmediaciones están extremadamente contaminadas con elementos radioactivos desde el accidente que se produjo en abril de 1986. La radiación liberada fue 100 veces mayor que la padecida por Hiroshima y Nagasaki juntas. Más de 5.000 personas sufrieron cáncer de tiroides por los radionúclidos emanados. Según recogió Rusia Today, más de 5 millones de residentes tuvieron que alejarse de la zona, pero algunos están regresando poco a poco, pese a la prohibición oficial.

Dzerzhinsk (Rusia)

Hace más de una década entró en el Libro Guinness de los Récords Mundiales como la más contaminada del planeta en términos de polución química. En plena industrialización de los años 1930, Dzerzhinsk se convirtió en un basurero industrial gigante. Desde entonces, y hasta 1998, las plantas metalúrgicas y químicas llenaban sus piscinas con sustancias tóxicas. Más de 300.000 toneladas de residuos químicos reducen la expectativa de vida media de los hombres a 42 años y de las mujeres a 47 años.

Bajos de Haina (República Dominicana)

Es el centro industrial y portuario más importante de la República Dominicana y allí se produce más del 50% de la electricidad de la que dispone el país. El conjunto de plantas y fábricas emite al aire 9,8 toneladas de formaldehído al año, además de 1,2 toneladas de plomo, 416 toneladas de amonio y 18,5 toneladas de ácido sulfúrico.

Investigaciones de la última década revelaron 65 sustancias altamente tóxicas en importantes concentraciones en el ambiente, otras 19 fueron denominadas simplemente como "peligrosas". El 93% de los pacientes de los centros sanitarios locales que necesitaron asistencia por distintas enfermedades fueron diagnosticados también con asma, el 83% con bronquitis crónica o aguda.

Kabwe (Zambia)

Posee una mina de extracción de zinc y de plomo que casi se agotó y estaba en funcionamiento desde que era una colonia británica. Pese al cese de los trabajos dentro del medio urbano, la contaminación sigue afectando a la población, de unos 255.000 habitantes. Los metales pesados causan mucho daño, ya que se encuentran en el aire y en la arena. También se está altamente contaminado el ganado. Según los ambientalistas, dicha polución persistirá por mucho tiempo.

La Oroya (Perú)

Es el centro de minería y metalurgia peruano. Las grandes compañías mineras, tanto nacionales como extranjeras, asentadas allí desde el siglo XIX, hicieron poco para paliar los efectos de la contaminación del aire. El 99% de los niños residentes en el área presentan plomo en su sangre, lo que conlleva múltiples patologías cerebrales y vertebrales y especialmente problemas de crecimiento.

Linfen (China)

La industria china del carbón, que durante décadas usaba una tecnología primitiva e incumplía las normas ambientales más elementales, convirtió los barrios e inmediaciones en una amenaza constante para el sistema respiratorio de 3 millones de habitantes que inhalan diariamente partículas de carbono. Los casos de enfermedades pulmonares, desde asma hasta cáncer, aparecen con una frecuencia alarmante.

Mailuu-Suu (Kirguistán)

Las minas de uranio que se encuentran en las inmediaciones fomentan el bienestar de algunos de sus vecinos, pero generan también muchísimos problemas en los sectores más pobres de la población. A orillas del río están amontonados en la superficie los desechos de rocas que contenían uranio, y muchos se alimentan con el pescado que les ofrece esa agua. La alta contaminación con radionúclidos hace que los habitantes queden expuestos a terribles enfermedades oncológicas, a la anemia y malformaciones de nacimiento.

Norilsk (Rusia)

Desde la época de Stalin, es un núcleo urbano con varias unidades para la fundición de metales que cuenta con varias ciudades y poblados satélites que lo abastecen con las minas polimetálicas. Durante 2012, las fábricas de la ciudad emitieron a la atmósfera 2 millones de toneladas de sustancias contaminantes y anteriormente emitían anualmente hasta dos veces más. Las autoridades rusas obligaron a las compañías operadoras a introducir varias medidas de contención de emisiones peligrosas. Sin embargo, el nivel de los problemas respiratorios es relativamente alto en la zona debido a que siguen liberándose arsénico, selenio, cadmio, plomo, níquel, zinc y cobre.

Ranipet (India)

Se trata de un satélite de la ciudad de Vellore con una población bastante reducida: unos 47.000 habitantes. Sin embargo, las personas sufren mucho por una enorme cantidad de desperdicios venenosos que dejó una decena de fábricas de distintos sectores industriales. Entre estos elementos, se destacan una planta de fertilizantes, que data del siglo XIX, una fábrica metalúrgica, especializada en la producción de cromo, y otra de curtido de pieles. Aunque ahora todas las plantas cuentan con las pertinentes estaciones depuradoras, los residuos de épocas anteriores siguen contaminando toda la zona y provocando ulceraciones en la piel.

Sumgait (Azerbaiyán)

Uno de los centros petroquímicos más grandes, y con una historia que data de los finales del siglo XIX, emite a la atmósfera 120.000 toneladas de mercurio. Es un adulterante de los hidrocarburos extraídos del lecho del mar Caspio que no se logra eliminar completamente por la falta de una tecnología especial y el incumplimiento de algunas normas técnicas modernas. Su liberación incide negativamente en la salud de unas 275.000 personas que viven en los alrededores.

Algunos productos químicos dañan el corazón, los huesos y los dientes o acaban con el sistema inmunológico. Una sustancia de olor penetrante se encuentra de manera permanente en el aire de Sumgait, irritando la nariz y los ojos.

El Instituto Blacksmith es una ONG estadounidense ambientalista fundada en 1999 en Nueva York. Tiene como objetivo dejar a los niños un planeta limpio, por lo que desarrolla soluciones para los problemas de contaminación a los que se enfrentan distintas regiones del mundo.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

that awkward moment, cuanto estas leyendo esto y te encuentras en una de ellas..

Caalf dijo...

¿Latinoamericana?