¡Esto es suerte!

Una joven mujer china estaba conduciendo detrás de un camión que transportaba un contenedor enorme, cuando de pronto el contenedor cayó directamente encima de su coche, aplastándolo casi completamente. 

Fue necesaria una grúa gigante para retirar el contenedor, y los rescatistas se sorprendieron al encontrar a la mujer aún con vida, y no solo eso: completamente ilesa!












Comentarios