Los mitos del viernes 13 (y del número 13)

El temor al Viernes 13 nació de un hecho histórico que ocurrió en 1307 cuando la orden de los Caballeros Templarios fue perseguida por la Santa Inquisición, ya que estos se reunían para hacer celebraciones paganas, practicar la herejía y la actividad homosexual. Así que los templarios fueron capturados y condenados a la hoguera.

En la actualidad, el día Viernes 13 sigue marcado como un día de mala suerte. Es por ello que te invitamos a conocer, a través de esta galería, sus enigmas, el significado del 13, el por qué de la mala suerte y trucos para alejarla.

¿Te casarías en martes o viernes 13?
"No te cases ni te embarques, ni te mudes a otra parte", reza el dicho popular y es que el número 13 viene de golpe en golpe desde los romanos y griegos. 

"Está mal aspectado", "Tiene vibra negativa", "Trae desgracia" etc. Los dichos populares y la Biblia misma lo convirtieron al tan vapuleado No. 13, como el malo de la película y si es Viernes 13 para mayor desgracia, Hollywood y la gente lo convierten en el súper villano del calendario gregoriano.

Viernes 13, el día
La cultura anglosajona tomó al Viernes 13 como el día "mal parido" del mes, pero en realidad es un error, las películas de Jason y su motosierra traviesa se llaman "Friday 13". 

Esto no deja de ser un error, una especie de manipulación del título.

La realidad es que el verdadero día de "merde" es el Martes 13 por las siguientes razones: Marte rige el "Martes" y ese planeta no tiene buena fama.

Judas fue el comensal No. 13
En la mesa de la última cena, los apóstoles eran 12 y con Jesús, 13, pero el comensal 13 era Judas que traicionó a Cristo. 

Las experiencias vitales son 12, una más es mala suerte. Las casas zodiacales son 12, pues 12 son los signos, si apareciera otro signo sería un misterio a develar y, por lo tanto, no se consideraría un buen signo o un signo de buenos augurios.

Carta 13: La Muerte
En el tarot la carta trece es la muerte, que asusta porque es un esqueleto cabalgando sobre un corcel descarnado que mira de costado y está medio encorvado. 

La carta da miedito y siempre el consultante se asusta cuado la ve.

En realidad, la carta no es de muerte si no de trasformación, algo que "muere" para que otra cosa renazca.

Historia real...
Hay cientos de testimonios sobre personas que tuvieron grandes desgracias en su vida un Viernes 13. 

Eleonora de Montevideo, Uruguay, comentó en una sesión en mi consultorio de Buenos Aires: "Yo era una mujer alegre, optimista al máximo. Jamás dejaba de lado mi fe o la esperanza en los seres humanos para demostrar mi optimismo a ultranza. Decidí casarme con el hombre más maravilloso, un Viernes 13 del año '90 y para completarla me fui de luna de miel en un crucero por las Islas de la Polinesia ( "No te cases ni te embarques."). Para hacerla corta, me dijo casi desesperada: "a los dos días de mi boda me quedé viuda. Fue un hecho terrible que me marcó para toda mi vida. El barco en el que paseábamos como si fuéramos de la realeza, chocó contra una lancha con motor fuera de borda, no pasó nada grave, sólo un cimbronaso que rompió alguna vajilla. Pero la mala suerte o el diablo no sé qué, estaban allí, esperando por mí. Mi esposo de 25 años fue la única víctima fatal. Cuando se produjo el accidente, él estaba en el tercer escalón de la escalera que bajaba a la piscina, tropezó y cayó sobre el noveno escalón rompiéndose el cuello, entonces, mi luna de miel se convirtió en tragedia". "No te cases ni te embarques" historias como la de Eleonora hay muchas, no desoigan su relato.

Prohibido el asiento 13
Muchas aerolíneas no tienen asiento número 13, otros no tienen piso 13, colocan el número 12 y saltan al 14 o en lugar del 13 ponen "12-A". 

Para la cultura anglosajona el día "malísimo" es el "Viernes 13", pero como Viernes es Venus que es el planeta del amor y la belleza, tiene más lógica y fuerza que el Martes 13, por lo que representa ese planeta de muerte.

Número 13
Los optimistas o los refutadores de mitos suelen considerar al bendito día paradójicamente de buena suerte, no quiero ser pesimista y darle rienda suelta a la mala onda, pero por las dudas el próximo Martes o Viernes 13, quédense en casa mirando tele. 

Adrián Paenza, es un gran matemático argentino que hace poco demostró que no importa de que año se trate, siempre va a haber un Lunes 13, un Miércoles 13, etc. y por supuesto, un Viernes 13. ¡Qué suerte!, ¿no?



Comentarios