Pastel de foca, Vino de gaviota, Camello relleno: Comidas, y bebidas, realmente extrañas.

Pastel de aleta de foca

La foca es un animal muy gracioso y común en los zoológicos de todo el mundo. Sin embargo, también suele ser degustada en la provincia canadiense de Terranova. La época más común para su consumo es la Pascua. El plato suele acompañarse, generalmente, de raíces vegetales y grasa de cerdo. Se destaca su alto valor calórico, que ayuda a aguantar las bajas temperaturas que se suelen registrar de forma continua en la región. A pesar de que se trata de un animal en peligro de extinción, no es complicado conseguir un plato que lo tenga como ingrediente en esa zona.

Vino de gaviota

Los grandes amantes del vino seguro que desconocen que los esquimales fueron pioneros en crear uno de los más extraños: el de gaviota. Obligados a afrontar las frías noches del ártico, se les ocurrió meter una gaviota muerta cortada en trozos dentro de una botella de agua. Pusieron la botella al sol varios días, lo que dio origen a esta extraña y exótica bebida. Sin duda fue uno de los inventos más raros que se les pudo ocurrir, aunque hoy día se sigue consumiendo sin ningún tipo de problema.

Durian

Aunque su nombre no dé pistas de ningún tipo, el durian es una fruta que no destaca precisamente por su buen olor. De hecho, tiene la mala fama de ser la más apestosa del mundo, ya que el olor que desprende suele ser comparado con los excrementos de cerdo. Crece en los árboles conocidos como “durio” y se encuentra presente en todo el sudeste asiático, aunque se trata de un alimento propio de Indonesia, Malasia y Brunei. Posee un tamaño considerable, tiene forma redondeada y está repleto de espinas.

Cerveza de tomate

Una cerveza desconocida para la gran mayoría de la gente y que, por el contrario, goza de bastante reconocimiento entre la población mexicana residente en Estados Unidos. Se trata de una versión del “clamato”, que es una bebida a base de zumo de tomate y jugo de almejas. Budweiser no quiso dejar pasar la oportunidad y realizó esta cerveza de tomate inspirándose en dicha bebida. Su sabor recuerda bastante al Bloody Mary, aunque no suele agradar a tantas personas como el conocido cóctel.

Haggis

Muy poco conocido fuera de las fronteras de su país de origen, este plato es la receta por excelencia de la gastronomía escocesa. El haggis consiste en un gran embutido que se sirve tradicionalmente con puré de colinabo y patatas. Posee un sabor muy intenso y suele estar bastante condimentado. Aunque existen muchas versiones de la receta, la manera típica de prepararla es con restos de cordero y oveja, los cuales son mezclados con cebolla, harina de avena, hierbas y especias, hervidos durante varias horas.

Camello relleno

Aunque pueda parecer una broma, existe una receta que tiene como eje al camello. Para rellenarlo se necesita un cordero entero y 20 gallinas. Es la receta que genera el alimento más grande del mundo, según el Libro Guinness de los Récords. Se cree que la receta original es de origen beduino, donde el camello es rellenado con un cordero, el cordero es rellenado con gallinas y las gallinas son rellenadas con huevos y arroz. La preparación resultante es cocinada a la parrilla hasta que está bien hecha.

Hákarl

Poco o nada se conoce, en general, de la gastronomía de Islandia. Uno de sus platos más pintorescos es el hákarl. Esta comida es realizada a base de carne de tiburón, que es fermentada previamente durante dos meses. Una vez ya curada, dicha carne adquiere un fuerte olor que no es muy apetitoso precisamente. Incluso para los islandeses, el hákarl es un plato con demasiada intensidad para el paladar. Quiénes lo han probado aseguran que su olor recuerda al del amoníaco.

Casu Marzu

Pocos podrán imaginar que uno de los productos típicos de la isla italiana Cerdeña es un queso podrido. El casu marzu es un queso conocido por estar repleto de larvas vivas de insectos. Adquiere un sabor especial como consecuencia de la acción digestiva de las larvas de la mosca del queso, éste adquiere un sabor especial. La presencia de estas larvas produce una mayor fermentación y la rotura de los ácidos grasos. El queso se reblandece y segrega un líquido conocido como "lágrima". Mientras se come, muchos gusanos blancos están presentes en el queso, por lo que no resulta muy agradable a la vista.

Vodka de tocino

Muchos se sorprenderán al saber que existe un vodka en el mundo con sabor a tocino. Quizás sea una buena opción para todos aquellos a los que les guste dicha bebida y la carne de cerdo. Una mezcla muy poco común, desde luego. El vodka de tocino se produce en la ciudad de Seattle y cuenta en su interior con un trozo de tocino recién cocido. Tiene un sabor picante y suele ser muy recomendado para hacer un Bloody Mary diferente al tradicional.

Pepsi de pepino

La filial japonesa de la multinacional Pepsi creyó oportuno lanzar el 12 de junio de 2007 una versión de su popular bebida con sabor a pepino. Aunque sólo se podía adquirir en Japón, se registraron muchas ventas online a personas de otros países, sorprendidas por la original propuesta. Tenía un peculiar color verde pálido y dejaba un marcado regusto dulce y afrutado en el paladar. La circulación de la bebida terminó al llegar el otoño, ya que fue una campaña lanzada específicamente para el verano. Sólo unos pocos afortunados tuvieron la oportunidad de probarla.




Comentarios