Una exposición en Buenos Aires, celebra hoy, los 50 años de carrera de "Sandro de América"

El 13 de septiembre se cumple medio siglo desde que el argentino Roberto Sánchez grabó su primer sencillo con las canciones "¿A esto le llamas amor?", de Paul Anka, y "Eres el demonio disfrazado", de Elvis Presley. Así dio inicio a una carrera de 47 años en los que, bajo el nombre artístico de Sandro, alcanzaría enorme fama con baladas míticas como "Rosa, Rosa" y "Dame fuego". Para homenajearlo el Centro Cultural Borges, en Buenos Aires, inauguró una muestra con diversos objetos del cantante fallecido en 2010. (Fotos: gentileza del Centro Cultural Borges). 

Uno de los objetos más emblemáticos de la exhibición "Yo, Sandro" es su emblemático traje blanco, que recuerda la primera etapa rockera del cantante, también conocido como "El Gitano". "Y pensar que yo sólo quería imitar a Elvis", dijo alguna vez Sandro, una frase que ha sido plasmada en una de las paredes de esta exposición. 

El curador de la muestra, Alejandro Salade,  dijo que escogió esta imagen de un recital que brindó Sandro en la ciudad argentina de Junín porque el cantante tenía un vínculo especial con el lugar. "Siempre elegía iniciar sus giras en Junín o Rosario. Decía que una era su novia y la otra su amante", recordó Salade. 

A lo largo de su carrera, Sandro llegó a vender 22 millones de discos en todo el mundo, según sus representantes. También protagonizó 11 películas y obtuvo el Grammy Latino por su trayectoria. En esta foto recibe uno de los 15 discos de oro que obtuvo, que también forman parte de la muestra junto con sus cinco discos de platino. 

La exposición recrea partes de la mítica casa de Sandro en Banfield, una localidad al sur de Buenos Aires donde vivió 40 años y donde hoy reside su viuda, Olga Garaventa, con quien contrajo matrimonio (por única vez en su vida) en 2007, pocos años antes de morir. Así era la oficina de Sandro, donde guardaba muchos de sus premios. 

Pocas estrellas latinoamericanas generaron tanto fanatismo como "Sandro de América", título que se le dio luego de convertirse en el primer artista latino en cantar en el Madison Square Garden de Nueva York. 

El artista recibía miles de cartas de admiradoras de todo el mundo, sobre todo de Puerto Rico, Colombia, Venezuela, México y Chile, según le contó Salade a BBC Mundo. En la muestra se exhiben algunas. Sus seguidoras eran conocidas como las "nenas" y lo seguían a todas partes. 

La exposición también incluye 36 portadas de discos de Sandro de toda América Latina. En este caso vemos una edición de Venezuela. "Cada sello sacaba su propia versión y la estética cambiaba un poco", contó Salade. 

En 1972 Sandro fue el primer artista en presentar un recital en el Luna Park de Buenos Aires, hasta entonces una sala famosa por sus espectáculos de boxeo. En la foto, el cantante posa junto al campeón mundial de boxeo argentino Carlos Monzón. A su derecha está Oscar Anderle, coautor de muchas de sus baladas más famosas. Los acompañan el empresario Tito Lectoure, dueño del Luna Park. 

"Como se ve en esta foto, Sandro siempre fue un seductor. Conquistó a su público por décadas y al final de su carrera se consagró como un showman", afirmó Salade. El próximo 13 de noviembre, cuando se cumplan 50 años desde que salió a la venta su primer disco, se publicará el "Libro de oro", que repasa su vida. La muestra, que termina en octubre, viajará por el resto de Argentina en 2014 y se prevé que en 2015 llegue a otras partes de América Latina.




Comentarios