Indignada carta de un niño: "Las clases de religión, son un soborno de la Iglesia".


La religión es un juego de niños. Eso asegura Lucas, un niño de 12 años que cursa Primero de la ESO en un colegio público de Alcalá de Henares (Madrid) y que está harto.

Por eso, ha enviado una carta al director de El País, que también ha sido remitida a El Huffington Post por sus padres, en la que vuelca toda su indignación. En dos folios escritos a mano, explica que cursa Medidas de Atención Educativa (MAE), la alternativa a religión, y se queja de la discriminación según la materia que se elija.

"Los niños que van a religión hacen excursiones sin nosotros (...) y no sólo eso. Además ven películas, van a ordenadores, a jugar al paintball (guerra de bolas de pintura), piragüismo, al teatro, al cine...". Lucas, que firma la carta junto a otros 12 compañeros, se queja de que, en cambio, las horas de su asignatura las dedican sólo a dibujar y a hacer deberes. Por eso, piden que se "equilibren" las actividades de ambas materias.

Los alumnos no tienen duda de a qué se deben estas diferencias. "Es un soborno de la iglesia para que los niños se apunten a religión y elijan el catolicismo. Lo hacen para que se apunten y que la religión no se extinga del colegio", denuncian en su carta, en la que se preguntan: "¿Qué tiene que ver el paintball con la religión (no creo que disparen avemarías)? ¿Qué tiene que ver con el piragüismo? ¿La película 300 tiene más que ver con la Iglesia o con un acontecimiento histórico?"

Por eso, Lucas acaba su carta pidiendo que "al menos los de MAE tengan alguna excursión".

La madre de Lucas, María Rodríguez, señaló que estaba tan molesto por la situación, que ella le sugirió escribir una carta para volcar su rabia, “ya que en la vida hay que luchar por lo que sientes”, señaló María, quien recalcó también que ningún adulto lo supervisó y que la carta no está “ni dictada ni condicionada”.

Cabe señalar que luego de la publicación de esta carta por parte del Huffington Post, las autoridades de su colegio aún no se han pronunciado.

A continuación puede leer la carta completa publicada por el Huffington Post.





Estimado director del periódico “El País”:

Mis compañeros de clase y yo nos hemos dado cuenta de que los niños que van a religión, hacen excursiones sin nosotros, los de MAE (Medidas de atención educativa o alternativa para algunos).

No solo eso; además, ven películas, van a ordenadores y van de excursión a jugar al paintball (guerra de bolas de pintura), piragüismo, al teatro, al cine…

Mientras tanto, nosotros estamos en clase haciendo deberes y dibujando. Por eso, enviamos esta carta mi compañero Guillermo y yo, Lucas, en nombre de todos los de MAE (si no saben lo que significa lo tienen arriba) reclamamos que se equilibren las actividades de Mae y religión.

En el colegio pasaba exactamente lo mismo, iban de excursión, veían películas y jugaban al ordenador…

Creemos que es un “soborno” de la Iglesia para que los niños se apunten a religión y elijan el catolicismo. Además, lo hacen para que se apunten y la religión no se “extinga” del colegio.

Díganme si les parece justo.

Díganme, ¿qué tiene que ver el paintball con la religión? (no creo que disparen avemarías). ¿Qué tiene que ver el piragüismo? ¿La película “300” tiene más que ver con la Iglesia o con un acontecimiento histórico?


Propongo que se den los mismos derechos a los alumnos de MAE (o alternativa) que a los de religión. No digo que quiten religión ni que les dejen sin excursiones, pero que por lo menos, los de MAE tengan alguna excursión.


Comentarios