5 consejos de salud que no son acertados.

No te pongas bizco, que te quedarás así

Cuando este gesto se convierte en involuntario y continuo es debido a que estos músculos registran niveles distintos de fuerza (uno tiene más fuerza o está más débil que el otro). Esto es lo que se denomina estrabismo y suele ser congénito”, asegura el presidente de la Sociedad Española de Oftalmología, Luis Fernández-Vega. En el bizqueo voluntario, sin embargo, se fuerzan los músculos oculares solo durante unos segundos.

Tienes que beber ocho vasos (o dos litros) de agua al día

Nadie sabe muy bien de dónde procede esta idea, pero la verdad es que durante mucho tiempo se ha considerado una verdad irrefutable. En junio, investigadores de la Universidad de Trobe en Melbourne (Australia) aseguraron que, según sus pesquisas, estamos bebiendo demasiada agua. “Se trata de una malinterpretación, ya que en realidad la sugerencia se refiere a la cantidad de líquido total que debemos tomar incluyendo aquí café, zumos, té e incluso el agua que contienen los alimentos”, precisaba el estudio. Además, la cantidad de líquido a consumir debe adecuarse siempre a la temperatura y a la actividad física que estemos realizando.

Para no resfriarte, toma vitamina C

Efectivamente, estar dotados de suficiente vitamina C es fundamental para nuestra salud. Pero no para evitar un resfriado, sino para no adquirir escorbuto o rinorrea. Parece que el origen de este mito procede de un estudio de Linus Pauling, premio Nobel de Química, que después ha sido desmentido una y otra vez. Esta vitamina no sirve ni para prevenir el resfriado ni para paliar sus síntomas, como también se nos ha hecho creer a menudo.

No te estreses o te saldrá una úlcera

Los médicos pensaban que una úlcera péptica, una especie de llaga en el revestimiento del estómago o el duodeno, se debía a un exceso de comida picante y a altos niveles de estrés. “Ahora sabemos que la causa más común es una infección por la bacteria denominada Helicoter pylori, y que un factor que sí aumenta la posibilidad de padecerla es el uso de aspirina, ibuprofeno o antinflamatorios”, dice el doctor José Luis Morales.

Come frutas y verduras frescas, que son más sanas que las enlatadas

Si las frutas y vegetales, supuestamente frescos, han pasado mucho tiempo en nuestra nevera o en el camino hasta nuestra despensa, es posible que hayan perdido gran parte de sus vitaminas. Sin embargo, las que consumimos en conserva o congeladas “se enlatan según un proceso que permite conservar el gusto y sus cualidades nutricionales”, asegura José Luis Morales, Jefe de Pediatría del Gregorio Marañón.



Comentarios