El burro que se convirtió en político (WTF!) y otros 14 animales que incursionaron en la política.

Sé que el título de este artículo puede generar algunas interpretaciones maliciosas, pero no voy a hablar de ningún político actual. Más bien me referiré a un episodio que tuvo lugar el 13 de septiembre 1938 en el pueblo de Milton, situado en el estado de Washington. 

Ese día un tal Boston Curtis ganó las elecciones primarias al comité republicano con 51 votos a su favor. Lo extraño era que el tal Curtis no había hecho campaña electoral y que nadie parecía conocerlo. Más tarde se supo que Boston Curtis era en realidad un burro y que todo había formado parte de una broma de Kenneth Simmons, el alcalde demócrata de Milton.
Simmons llevó al burro al juzgado y colocó su pezuña mojada en tinta sobre los documentos necesarios, a modo de firma, para validar la candidatura. A continuación firmó él mismo en calidad de testigo. El burro se presentó a las elecciones con el nombre de Boston, que era como se llamaba realmente, y el apellido Curtis, que era el apellido de su propietaria, la señora Charles Curtis. Hay que decir que Boston Curtis ganó las elecciones porque no tuvo oposición y fue el único candidato. 

El objetivo de Simmons era ridiculizar al Partido Republicano y demostrar la poca fiabilidad del sistema de primarias, en el que los votantes a menudo eligen candidatos sin saber siquiera a quién están votando.

Aunque esta fue solo una de las muchas excentricidades de Kenneth Simmons. Para celebrar el Halloween de 1939 se le ocurrió convertir a los niños más rebeldes del pueblo en policías por una noche. Sin embargo, un grupo de chicos de un pueblo cercano se enteró y decidieron visitar Milton esa misma noche y desafiar a los jóvenes policías.

El resultado fue una batalla campal en la que uno de los jóvenes de Milton golpeó a uno de sus rivales con el extremo de una manguera causándole una herida en la cabeza por la que tuvo que ser hospitalizado. Finalmente la policía estatal ‒la de verdad‒ se vio obligada a intervenir y detuvo la pelea.

Hank, aspirante a senador 

Se define como un candidato independiente, orgulloso, enérgico, con una experiencia de vida única y de ideologías moderadas. Su programa se basa en la creación de empleos para asegurar la salida de la crisis y acaba de anunciar que se presentará como candidato al senado por Virginia en las elecciones del próximo 6 de noviembre, en las que además del Presidente de EEUU se renovará parte del Congreso. 

Tuxedo Stan, candidato a alcalde 

Es el último animal doméstico en colarse en una campaña electoral. Pretende participar en las elecciones a la alcaldía de Halifax, la décima ciudad más grande de Canadá, el próximo sábado 20 de octubre.
 
Satchel, el mayor rival de Obama y Romney 

Este peculiar político canino, que siempre lleva un pañuelo al cuello con la bandera de las barras y estrellas, es el cabeza de lista del auto proclamado Bully Party, una formación ciudadana de carácter conservador que propone una “vuelta a los ideales ‘Jeffersonianos’ y a la sabiduría de los padres de la patria” para devolverle el brillo al país. Algunos dicen que haría buena pareja política con Mitt Romney. 
 
Stubbs, 15 años como alcalde 

Stubbs llegó a la alcaldía de Talkeeta, en Alaska (EEUU), en 1997, cuando sólo tenía tres meses, después de que los poco más 800 habitantes de la localidad se negasen a votar a ninguno de los candidatos humanos. Desde entonces ha conservado este cargo honorífico. Foto: YouTube
 
Lucy Lou, el último de una dinastía de perros alcaldes 

Rabbit Hash, una pequeña localidad de Kentucky (EEUU), eligió su primer perro alcalde en 1998. Desde entonces siempre han tenido un can como regidor honorífico. El último de la dinastía, Lucy Lou, llegó a la alcaldía en 2008 tras la muerte de su predecesor, Junior.
 
Clay Henry, el alcalde que está como una cabra 

La ciudad fronteriza de Lajitas, en Texas (EEUU), ha tenido tres cabras ocupando el cargo de alcalde: Clay Henry I, II and III. Y, por si no fuera suficientemente raro, todas eran aficionadas a la cerveza.
 
Un labrador derrotado en las urnas 

Wille Bean Roscoe P. Coltrane es un Labrador retriever que se presentó a las elecciones para la alcaldía de Nueva Orleans en 2010. Se presentaba a sí mismo como “un perro de presa político”, pero no fue elegido. Foto: WKRG TV
 
Bosco Ramos murió en el cargo 

Bosco Ramos fue el alcalde honorífico de Sunol, en California (EEUU) hasta su muerte en 1994. Todavía hoy hay varias estatuas en la ciudad que recuerdan su sacrificio por los ciudadanos. 
 
Morris, el gato que se enfrentó a Bush y Clinton

Fue candidato independiente en dos elecciones presidenciales, la de 1988 y la de 1992. Tuvo tanto éxito como el otro independiente que se presentó, el millonario Ross Perot.
 
Pigasus, un cerdo ‘hippie’ como alternativa 

Fue el cabeza de lista que presentó el partido ‘hippie’ en Estados Unidos en 1968. Como parte de una incisiva broma, recibió la nominación presidencial por un grupo de jóvenes demócratas, no contentos con la elección de Hubert Humphrey como rival de Richard Nixon. 
   
Marko, el burro político que ni roba ni miente 

En septiembre del año pasado, los integrantes del partido Sociedad por Una Nueva Bulgaria, en la ciudad búlgara de Varna, lanzaron la candidatura de un burro llamado 'Marko'. Según sus seguidores, el asno a diferencia de otros candidatos no roba ni miente. En su campaña electoral, 'Marko' prometió trabajar mucho, no aceptar sobornos y lograr obstinadamente sus objetivos propuestos.
 
Tiao, un candidato muy mono 

Este chimpancé famoso por su mal carácter fue el cabeza de lista del Partido Bananista Brasileiro, formado por un grupo satírico brasileño para ridiculizar la política del país. Tiao cosechó 400.000 votos y quedó tercero en las elecciones a la alcaldía de Río de Janeiro. 
 
Cacareco, un rinoceronte en la política 

Las elecciones para la Alcaldía de Sao Paulo celebradas el 4 de octubre de 1958 las ganó un candidato que por razones de peso nunca pudo ocupar su despacho: se trataba de Cacareco, el rinoceronte del zoológico de Sao Paulo. Cacareco recibió más de 100.000 votos de ciudadanos que querían protestar así  contra la corrupción, la incapacidad gubernamental y la poquísima confiabilidad que les inspiraba el sistema electoral brasileño. 
 
Una cabra, presidente regional 

Una disputa entre ciudadanos hizo que la cabra Billy Gumboot llegase a la presidencia de la región neozelandesa de Whangamomona.





Comentarios