Los uniformes policiales y militares mas atemorizantes.

Los uniformes militares y policiales deben cumplir en primer lugar con objetivos prácticos y su estética tiene una importancia secundaria. Pero en ocasiones un aspecto aterrador puede servir para destruir la confianza del enemigo durante un combate. 

El uniforme negro, las armas negras y la pintura negra en la cara, es el conjunto ‘de luto’ de las fuerzas especiales de Perú. El color negro está destinado a las operaciones de combate nocturno. Lo único que puede delatar a los combatientes en la oscuridad son sus dientes blancos.

La armadura de Brewster fue diseñada en el año 1917 especialmente para los francotiradores estadounidenses. A pesar de su apariencia un poco absurda, que la asemeja a una mezcla entre un ‘apicultor loco’ y el Leñador de Hojalata de ‘El Mago de Oz’, resultó muy eficaz y ha sido utilizada por los francotiradores de las Fuerzas Armadas de EE.UU. hasta el final de la Primera Guerra Mundial.

Con esta armadura de ‘robots futuristas’ continuó la tendencia a vestir el negro en los uniformes peruanos. Ocho años después de la aparición del camuflaje negro para las fuerzas especiales, las autoridades peruanas decidieron vestir a sus policías urbanos con estos trajes de ciberninja.

Las máscaras antibalas del uniforme de las fuerzas especiales de la Policía de Taiwán transforman a los agentes en candidatos a protagonistas de una película de terror.

La elección del calzado es sin duda un asunto de vital importancia para un soldado, así que las sandalias en un clima caliente realmente se convierten en una ventaja táctica. Mientras los combatientes enemigos arrastran sus pies por la arena ardiente descalzos o con pesadas y calurosas botas, los milicianos del grupo armado islamista somalí Al-Shabaab realizan las operaciones militares en sandalias, consiguiendo una victoria tras otra.

‘Geely’, el camuflaje con apariencia de arbusto que usan los francotiradores de los Ejércitos de diferentes países para sus misiones, cumple sus funciones de enmascaramiento perfectamente, pero si un civil se encuentra con esta especie de 'yeti' durante un apacible paseo por el bosque, es posible que sufra un ataque al corazón.

Los policías antidisturbios o antimotines que existen en casi todos los países del mundo, con su porra, su escudo y su tradicional casco, infunden un miedo paralizante en gran parte de la población mundial, para la que este es uno de los peores espectáculos que pueden presentarse delante.



Comentarios