domingo, 30 de junio de 2013

La bondad existe.


Historias como las que les presentamos en esta galería a menudo se quedan fuera de las portadas de los grandes medios de información. 
Son sucesos que les harán creer que la bondad existe y que todos podemos aportar nuestro granito de arena para que casos como éstos se vuelvan más frecuentes.

 Durante el concierto de la banda Korn en Moscú, el público, espontáneamente, levantó la silla de ruedas de un joven y lo llevó más cerca del escenario para que pudiera ver mejor a sus ídolos.

El mendigo de 98 años de edad llamado Abuelo Dobri (literalmente 'Bueno')a menudo está sentado frente a la Catedral de San Alexander Nevsky de Sofía, Bulgaria. En 2010, durante el rodaje de un documental sobre la iglesia, un periodista descubrió que la donación privada más generosa para la Catedral, de 40.000 euros, la hizo el propio abuelo. El mendigo no gasta ni un céntimo de la limosna que le dan y vive de su pensión de 100 euros mensuales. El Abuelo Dobri ha ayudado, además, a numerosas personas e instituciones: pagó las facturas de los servicios públicos de un orfanato, que estaba a punto de quedarse sin calefacción y sin luz. También ayuda a las personas sin hogar. Sin embargo, nunca se conocerán todas las buenas acciones del anciano porque nunca habla de ellas.

El policía de Nueva York Larry Deprimo estaba patrullando por la plaza Times Square cuando vio a un hombre sin hogar sentado en la acera y descalzo frente a una tienda de zapatos. El agente habló con él y averiguó qué número de calzado usaba. Se fue y al rato volvió con botas nuevas de invierno y calcetines y ayudó al vagabundo ponérselos.

Un bombero acaba de salvar a un gato rescatándolo de un edificio en llamas en Boston, arriesgando su propia vida para ello. Le puso la máscara de oxígeno para que el animal pudiera respirar con normalidad.

Los graduados de la escuela de la ciudad de Pirot, Serbia, decidieron sustituir los vestidos y trajes costosos para la fiesta de la graduación por camisetas con una inscripción: "Tus cinco minutos en traje valen por una vida de alguien", para donar el dinero ahorrado a los necesitados. Durante la actividad, los estudiantes y los profesores recogieron 310.000 dinares (3.500 dólares), que fueron transferidos a tres familias de niños gravemente enfermos.

Una atleta ayuda a su rival, que se lesionó en un pie, a llegar a la meta. Ocurrió durante unas competiciones celebradas en Ohio (EE.UU.) en 2012.

Lugares misteriosos y aterradores de la tierra.

Para disparar los niveles de adrenalina no es necesario tirarse con un paracaídas desde un avión o huir de una avalancha haciendo snowboard. Les presentamos los lugares más aterradores y misteriosos visitados por los cazadores de 'emociones fuertes' de todo el mundo. 

La Mansión Winchester, San José, California (EE.UU.). Es una enorme vivienda de 160 habitaciones y 40 escaleras donde vivió una viuda con trastornos mentales. Después de la muerte de su esposo, Sarah Winchester recibió su herencia multimillonaria. Dicen que un día el espíritu del fallecido se le apareció con una noticia horrible: todo su dinero lo amasó a costa de muchas vidas inocentes, la familia está maldita y los muertos buscarán la venganza.

“Para calmar a los muertos hay que construir una casa sin parar”, le dijo la supuesta voz a Sarah Winchester y agregó: “Si el martillo se para, morirás”. La viuda compró una vieja mansión y se puso manos a la obra. La casa se llenó de nuevas habitaciones, pasillos, balcones, escaleras y pasadizos secretos. La construcción continuó durante 38 años, mientras los problemas psicológicos de la dueña iban en aumento.

Bosque Aokigahara, Japón. Un parque nacional de la isla de Jukai en Japón fue rebautizado por sus visitantes con un nombre macabro: 'El bosque suicida'. A partir del año 1950 más que quinientas personas se quitaron la vida en este lugar.

Bosque Aokigahara, Japón. En vez de las típicas advertencias de que no se puede tirar basura, en los árboles hay carteles colgados que recuerdan a sus visitantes de que tienen que pensar en sus seres queridos. Por todos los lados hay avisos con números de teléfono de gabinetes psicológicos. Además el bosque cuenta con un servicio de videovigilancia. Sin embargo, los guardabosques siguen encontrando cadáveres.

Aldea Dzhatinga, India. El pueblo Dzhatinga, que se encuentra en las montañas del estado indio de Assam, ha tenido durante mucho tiempo el sobrenombre de 'cementerio de los pájaros'.

Aldea Dzhatinga, India. Cada mes de agosto en el cielo de la aldea grandes bandadas de aves caen a la tierra gorjeando. La muerte en masa dura varios días. Algunas aves mal heridas ni se inmutan por la presencia de los humanos y se dejan recoger. Una de las versiones del extraño fenómeno son las anomalías geofísicas de las aves migratorias, que las desvían de su trayectoria.

Imágenes conmovedoras, reflexiones irónicas y bastante humor: Domingo en las redes sociales.







De modelo de belleza a un peligro para el planeta (La historia de la gordura)

La obesidad se ha vuelto enfermedad e incluso epidemia. Pero no siempre tuvo mala prensaEl sobrepeso llegó incluso a ser apreciado, aunque con matices, según se tratase de hombres o mujeres. También los gordos tienen una historia…

La Edad Antigua no se preocupaba por la gordura
Sorpresa: son mujeres obesas las que inauguran la Historia. Los primeros rastros de sociedades humanas conciernen las “Venus” del Paleolítico superior, estatuillas femeninas con nalgas protuberantes (llamadas “Venus esteatopigias”, del griego antiguo steatos, grasa, y pygê, nalga). Una de las más célebres es la Venus de Willendorf (Austria), con unos 25.000 años de edad.
Podemos suponer que en esos tiempos tan antiguos, los humanos tenían necesidad de una espesa envoltura de grasa para soportar un clima mucho más frío que el de hoy. Podemos también suponer que estas Venus no expresan la norma social sino la visión que tenían los hombres del Paleolítico de la Diosa Madre y de la fecundidad.

Demos un gran salto adelante. Henos aquí a orillas del Mediterráneo, bajo el dominio de Roma, a comienzos de nuestra era. Nada de mujeres obesas, piensen lo que piensen los Fellini. Pero, en el cortejo de Baco (Dionisio, en griego), le sátiro Silene, padre adoptivo del dios, es reconocible por su borrachera feliz y su vientre adiposo (obesidad androide).

¿Hay que deducir de ello que la obesidad en los varones romanos está asociada a la potencia, incluso a la desmesura? Algunos bustos tardíos de notables y emperadores romanos podrían llevar a pensarlo así. Pero, en ausencia de testimonios precisos, cuidémonos de concluirlo. Sólo podemos constatar que la cuestión del peso no se plantea entre los romanos.

La obesidad y la guerra
La época feudal, a partir de Carlomagno, pone de relieve tres categorías de población: el campesinado, el clero y los guerreros. Podemos pensar que los campesinos no tienen problemas de obesidad con su alimentación a base de repollo, leguminosas, habas, castañas… Poca carne y pescado; nada de azúcar.

Los curas de parroquia no están en absoluto mejor alimentados que su grey. En cuanto a los monjes, muy numerosos en ese tiempo, gozan en las grandes ocasiones de algunos agradables complementos (salazones, pescado ahumado, vino) así como de pan. Tienen un aprovisionamiento más regular. El sedentarismo y los trabajos de escritura les valen fácilmente el sobrepeso. De ahí la reputación, a veces merecida, de personajes epicúreos y hedonistas….

Los guerreros, señores y soberanos, gozan, ni qué decirlo, de los mejores platos: carne de caza, palomas, vinos, etcétera. ¿Engordan? Nada es menos seguro. Los ejercicios físicos, la caza, los torneos y la guerra se los impiden…

Sin embargo, las crónicas señalan a algunos personajes cuya fuerte corpulencia degeneró en obesidad, conconsecuencias invalidantes…

Habiendo repudiado a su primera esposa, Berta de Holanda, tras veinte años de matrimonio, el rey de Francia Felipe Iº, se vuelve a casar para gran escándalo del clero y de la opinión pública. Llevando una vida disipada, se vuelve obeso al punto de ya no poder montar a caballo. Cuando muere, a los 56 años, en 1108, su hijo y sucesor Luis VI hereda su propensión a la obesidad al punto de pasar a la posteridad como Luis el Gordo. Pero se muestra excelente administrador y gran batallador, a pesar de que hacia el fin de sus días, como su padre, será incapaz de montar a caballo y guerrear.

Los gadgets actuales, fueron muy diferentes en el comienzo.

The Baby.
El ordenador moderno nació en la Universidad de Manchester (Inglaterra) el 21 de junio.

1956
Para muchos el Ericsson TMA, fue el primer teléfono móvil. Sus 40 kilos de peso, lo convirten más bien en el primero con movilidad, ya que fue fabricado para instalarlo en el coche.

1964
El primer ratón fue obra de Douglas Engelbart que fue el primero en crear el mecanismo de la rueda que tomaba contacto con la superficie.

1969
Arpanet. El Departamento de Defensa de los EEUU encargó la creación de un medio de comunicación rápido y seguro entre los diferentes organismos del país. Este fue el germen de internet.

1971
El primer microprocesador de la historia fue el 4004 de Intel. Era capaz de hacer 60.000 operaciones a la vez y dio paso a la era de la microinformática.

1975
A la izquierda, Steven Sasson, el creador de la primera cámara digital con su hallazgo. A la derecha, el Pong de Atari, el primer videojuego moderno.

El nuevo cine: De películas a soportes digitales.

Tomas un elevador hasta el último piso del cine Regal Atlantic Station 16, doblas en una esquina, entras por una puerta protegida con código de seguridad y bajas algunos escalones.

Helo allí: un corredor ancho y común en el que hay equipos de ventilación y varias losas gigantes de aparatos electrónicos y columnas de servidores. Las pantallas táctiles que están cerca de cada losa tienen grabadas las leyendas: Qué pasó anoche 3; Star Trek, en la oscuridad; Rápidos y Furiosos 6.

Esta es la sala de proyección de películas en 2013.

¿Qué, esperabas un compartimiento de muros negros lleno de latas de película, trozos perdidos de celuloide y un aficionado al cine que fuma un cigarrillo tras otro mientras vigila un proyector?
Esa era pasó hace mucho tiempo, dice Roger Frazee, vicepresidente de servicios técnicos de Regal.Las “películas” ahora son discos duros de 200 gigabytes y los “proyectores” son esas enormes máquinas electrónicas localizadas en el corredor, capaces de funcionar a diferentes velocidades, que transmiten subtítulos y se supervisan de forma remota.

Frazee dice que además, no hay desgaste.

“La ventaja de lo digital es que no tienes películas dañadas. No tienes impresiones rayadas y a la sexta semana se ven tan bien como el primer día”, dijo.

De hecho, muchas de las “tradiciones” del cine se han desvanecido con el cambio a la tecnología digital. Los días en los que las marcas de quemadura de cigarrillo, que aparecían cada 15 o 20 minutos, y que indicaban que era necesario cambiar el carrete, se han ido. También se fue el sonido del traqueteo del proyector que se escuchaba en las últimas filas de la sala se escuchaba en las filas posteriores de la sala. 

Ventajas y desventajas de la caja negra
Aún podemos llamarlas “películas”, pero ese nombre que alguna vez se usó para referirse a una serie de imágenes fijas que se pasaban a través de un proyector a 24 cuadros por segundo ahora se adapta a las proyecciones digitales. Lo que alguna vez fue químico y mecánico, ahora es electrónico y generado por computadora: una serie de archivos JPEG que fluyen en una unidad de memoria.

Ha sido un gran cambio para la industria cinematográfica. Durante un siglo, a pesar de la inclusión de los sistemas de sonido envolvente y de las pantallas de formato ancho, la tecnología era más o menos —disculpen el término— estática: una tira de celuloide, una serie de engranes y luz.

¿Ahora? Es una enorme caja negra con sus propias ventajas y desventajas.

“Creo que la presentación es muy buena en el producto digital y de estreno”, dijo Tim League, fundador de la cadena de cines Alamo Drafthouse. “Claramente tiene sentido no imprimir más películas, desde el punto de vista de la distribución. Son muy frágiles y puedes rayarla durante la primera proyección”.

¿Por qué nos interesan las celebridades?

Einstein - Mark Twain
Me encanta una buena cita. Una de mis favoritas de todos los tiempos es de Mark Twain: "Si he escrito esta carta tan larga, ha sido porque no he tenido tiempo para hacerla más corta", le dijo una vez a un amigo.

Se trata de de una maravillosa ironía que he repetido a mis amigos y compañeros de trabajo. Típica de Twain, se podría decir.

Sólo que no lo es. Hace poco me dijeron que el verdadero autor de la cita es un pensador francés menos conocido, llamado Blaise Pascal, quien escribió la frase en una carta a un amigo en 1657. Lo busqué y confirmé que era cierto.

Y esa no es la única cita de la que he estado buscando.

Estoy seguro que muchos de ustedes están familiarizados con el brillante refrán de Einstein: "La definición de la locura es hacer lo mismo una y otra vez y esperar un resultado diferente". Es probablemente lo más famoso que dijo, después de la fórmula "E=mc2".

Pero no hay registro de que haya sido él quien pronunció estas palabras. La primera vez que la frase apareció impresa fue en 1981, en un folleto de Narcóticos Anónimos, unos 25 años después de su muerte. Y existen muchos más ejemplos similares.

Winston Churchill, Benjamin Franklin y Martin Luther King probablemente hayan dicho menos de la mitad de las cosas que se piensan. Las citas adquieren importancia cuando provienen de personas que se han vuelto famosas por su ingenio y sabiduría.

Atribuir citas de manera incorrecta ejemplifica nuestra tendencia a dar demasiado crédito a las celebridades.

La fama es un poderoso imán cultural. Como especies hipersociales adquirimos la mayor parte de nuestros conocimientos, ideas y habilidades copiando a los demás, mediante el ensayo y error. Sin embargo, se presta mucha más atención a los hábitos y comportamientos de los famosos que a los de miembros ordinarios de nuestra comunidad.

Por eso es muy probable que algo se vuelva popular si está asociado a una persona conocida por una razón u otra, incluso si la asociación es errónea, como en el caso de Twain y Einstein. Esto plantea la cuestión de si lo que se dice es tan importante como quién lo dijo.

Cultura de la celebridad

Otro ejemplo de la forma en que los personajes actúan como imanes culturales es que con frecuencia copiamos rasgos que tienen poco -o nada- que ver con lo que los hizo exitosos en primer lugar: la ropa que usan, sus peinados, cómo hablan, etc.

Esa es básicamente la razón por la que las compañías buscan estrellas para que patrocinen sus productos. Las celebridades están siempre en la televisión y en los medios de comunicación. Conseguir que se pongan una marca de reloj o de jeans es una gran promoción.

El lado mas oscuro de Corea del Norte, en un Cómic.

Un agente de aduanas que vigila lo que traen los contados turistas al país y no conoce 1984 de George Orwell, precisamente una novela que habla del Gran Hermano de las dictaduras. 
Enormes avenidas por las que apenas pasea ni circula un alma, y mucho menos se ve a alguna persona con discapacidad. Gigantescos museos y monumentos que hablan de las maravillas del Gran Líder (Kim Il Sung), su hijo (Kim Jong Il) y su legado… ahora con Kim Jong Un al frente.

Éste es el retrato de Pyongyang, la capital de Corea del Norte, reflejado por el dibujante francés Guy Delisle en un cómic titulado con el mismo nombre (Ed. Astiberri). Delisle vivió allí durante unos meses por cuestiones de trabajo y decidió contar en primera persona su experiencia como mejor lo sabía hacer.

Pyongyang cumple diez años desde su primera publicación en 2013 y, aunque entre tanto ha habido un relevo generacional en la dinastía dictatorial de los Kim, sigue representando una de las mejores incursiones en la realidad de este hermético país.
Prohibido viajar con cámara de fotos, teléfono móvil o conectarse a internet. Prohibida la entrada a periodistas, fotógrafos o activistas políticos. 
Con estas reglas, hace solo unas semanas una agencia de viajes online anunciaba en los medios españoles su oferta para visitar la ciudad protagonista de esta historia.

Algo así experimentó Delisle hace ya diez años. Su “guía” no le dejaba ni a sol ni a sombra, menos cuando conseguía darle esquinazo en un restaurante destinado exclusivamente a extranjeros o en las fiestas de alguna embajada en el barrio diplomático. Sus impresiones quedan en la selección de las viñetas en la fotogalería que compartimos en este post.

Un "me gusta" en las redes sociales, no puede cambiar el mundo.

Una fundación que colabora con refugiados en Singapur emprendió una dura campaña para fomentar compromisos en vez de la 'solidaridad momentánea' en redes sociales. 

El suplemento de cultura del diario El Tiempo, ADN, publicó el sábado un particular artículo sobre una inédita campaña lanzada por la organización Crisis Relief.

Allí se explica que aunque las redes sociales pueden ser de gran ayuda para, por ejemplo, encontrar personas -como ocurrió en los atentados de Boston-, o la apoyar causas como la de salvar más de un centenar de árboles de ser talados en Medellín, no son útiles para todas las causas.

Muchas veces redes sociales como Facebook pueden "engañar" a los usuarios al hacerlos sentir que están apoyando una causa social con solo poner 'Like' ('me gusta') en una foto o en la página de alguna organización social.


Para concientizar a los usuarios de que los 'likes' no ponen comida en la boca de los desnutridos ni ponen medicamentos al alcance de los enfermos, la organización Crisis Relief de Singapur lanzó una campaña en la que se muestran varias fotos reales de personas en situaciones difíciles, retocadas con varias manos con el clásico pulgar arriba alrededor.

'Be a volunteer. Change a life' (Sé un voluntario. Cambia una vida) es el inteligente remate que la ONG le da a la impactante campaña de propaganda que ganó un León Dorado en los premios de Cannes, considerados los 'Oscar' de la publicidad.

Las imágenes incluyen un niño mutilado en el cuarto de un hospital, una niña con la mitad del cuerpo bajo el agua y aferrada a un palo en medio de una inundación, y una madre con su hijo herido en un bombardeo. Alrededor de cada escena hay varias manos con los pulgares arriba, en alusión al botón 'me gusta', de Facebook.



¡Pero este perro tiene la cara del dueño!

Un fotógrafo suizo ha decidido poner a prueba la teoría popular de que los perros se parecen a sus dueños. Sebastian Magnani no ha escatimado en medios para lograr su fin. Ha puesto pelucas a los simpáticos amigos de cuatro patas y, por si fuera poco, les ha vestido igual que sus queridos amos. Muestra a las mascotas y sus dueños en el mismo tipo de retrato y... lo cierto es que el parecido es asombroso.

En una serie llamada 'Underdogs', Magnani no ha dudado en juntar el frikismo con el arte de la fotografía. Utilizando todas las herramientas de manipulación de imágenes que Photoshop pone a su alcance, el fotógrafo ha puesto la cara de los canes a los cuerpos humanos de sus dueños. Y con gran éxito.

Los objetivos de esta serie, con gran acogida en UK y EEUU, tienen más filosofía de la que aparenta a primera vista. Según asegura el autor, el objetivo de las fotografías era "crear un momento de simbiosis -entre el hombre y la bestia- como si fueran solo uno." Y añade: "los perros son considerados leales, generosos, nos dan confianza, diversión y son compañeros orgullosos en un mundo en el que estos valores están desapareciendo gradualmente".










Humor para aliviar el hecho de que mañana es lunes...de nuevo...