Páginas

domingo, 9 de febrero de 2014

Lo que parecía el acto irresponsble de un chico, era en realidad, puro heroismo.

Durante la temporada de lluvias en Noakhali, Bangladesh, los ríos suben y las corrientes se hace más fuerte.

Sería una locura ir a nadar ... por eso la gente se sorprendió cuando vieron a un adolescente inmerso en las peligrosas aguas.

El joven, Belal, había visto a un bebé ciervos entran en el río y saltó adentro sin dudarlo un instante.

Sostuvo el cervatillo encima del agua con un solo brazo, mientras que él mismo se quedó sumergido. Las personas miraban, esperando ansiosamente por él...

Poco a poco, su cabeza emergió de debajo del agua ...

Nadó lentamente hacia la orilla, mientras la gente lo animaba y alentaba.

Los dos estaban helados, mojados, y agotados ... pero vivos.

El cervatillo se desplomó en el suelo, un poco sacudido de su experiencia cercana a la muerte.

Poco a poco, se puso de pie e hizo su camino de regreso a su familia.

Aunque los animales no pueden hablar, apuesto que estos preocupados padres estuvieron muy agradecidos con el muchacho que arriesgó su vida para salvar a su precioso bebé.




1 comentario:

Anónimo dijo...

:')