Páginas

viernes, 21 de marzo de 2014

Construyendo mundos de fantasía, sin photoshop.

La artista coreana Jee Young Lee puede hacer que cualquier fantasía parezca real solo con la habilidad de sus manos y la magia de su cámara de fotos.

Legolandia

Una fortaleza de falsas piezas (hechas de cartón) simboliza el trastorno obsesivo.

Enredados

Esta fue una de sus creaciones más complicadas. JeeYoung tuvo que fabricar con cartón y plástico la réplica de una red de tuberías industriales, que simboliza la actual sociedad interconectada en la que vivimos.

¡Malditos roedores!

Dos meses tardó la artista coreana en fabricar a mano las ratas de cartón de esta obra. La última cena se inspira en el lienzo de Leonardo, pero sustituye a Cristo por una mujer tratando de salvar un queso de los voraces invitados.

Ayuda celestial

Titulada Volveré, esta obra recrea la leyenda de un niño que, a punto de ser devorado por un tigre, se salvó gracias a una cuerda que los dioses le enviaron desde el cielo. La artista creó en una piscina una tupida jungla de abanicos, de la cual emerge un brazo que agarra la soga salvadora.

Trampa mortal

El brillante colorido de esta estampa, titulada Dulce apetito, sugiere una falsa alegría que esconde una realidad atroz: una inocente mariposa que está a punto de ser devorada por plantas carnívoras.

‘La pequeña cerillera’

Lee se inspiró en el cuento de Hans Christian Andersen para esta foto. Pintó las paredes como si fueran el cielo y usó algodón para simular las nubes.

Una mujer florece

Shim Cheong es un personaje del folclore coreano que, tras fallecer, resucitó al ser enterrada en un capullo de flor de loto. Para esta pieza, Resurrección, JeeYoung fabricó un bosque de falsas flores de papel y lo roció con hielo carbónico para crear el efecto de niebla.

Náufraga del arte

La estación del monzón rememora la experiencia vivida en 2012, cuando unas lluvias torrenciales inundaron su estudio. La artista se retrató a sí misma remando con una cuchara en un mar de peligrosas anémonas de cartón.

Enganchada...

Una figura femenina atrae como un imán cientos de clips (hechos de papel). LeeYoung juega con la perspectiva, colocando objetos de mayor tamaño en primer término y otros mucho más pequeños al fondo, para crear sensación de profundidad

Presa de la ansiedad

Ese es el tema de esta foto, titulada La habitación del pánico. La artista recurrió a la estética del op art: empapeló una habitación con motivos geométricos que, bien usados, dan la sensación de que el espacio se rompe.



No hay comentarios.: