Páginas

domingo, 6 de abril de 2014

10 hechos sobre la cafeína, explicados por la ciencia.

Para muchos de nosotros el café es uno de nuestros mejores aliados. Pero, ¿sabemos cómo afecta esta bebida a nuestro cerebro?

1. Así es como se ve la estructura química de cafeína. La forma de la cafeína es similar a la importante molécula 'adenosina' que regula la función cerebral. La cafeína se hace pasar por la adenosina y se une a los receptores de adenosina que se encuentran en las células del cerebro.

2. Vista a través de un microscopio electrónico, la cafeína tiene este aspecto. Esta foto fue destacada en el concurso de fotografía científica Welcome Image Awards 2012 por mostrar de manera creativa una "cosa cotidiana desde una perspectiva diferente y no reconocible".

3. Hay periodos en los que el café no es necesario Esto se debe a que todos vivimos según un ciclo biológico de 24 horas, conocido como el ciclo circadiano. Cada vez que uno se despierta, su cerebro ya está inundado de cortisol, una sustancia química natural que ayuda a mantener el vigor. Así que aunque mucha gente se tome un café al despertarse, de hecho no lo necesita. Lo mejor es esperar hasta que los niveles de cortisol bajen.

4. La cafeína empieza a tener efecto 10 minutos después de su consumo La concentración de cafeína en la sangre alcanza la mitad de su máximo en el plazo de 10 minutos, lo que es suficiente para empezar a tener efecto. La cafeína alcanza el máximo en la sangre en 45 minutos y el efecto puede continuar por un periodo de entre tres y cinco horas, dependiendo de las peculiaridades individuales de cada metabolismo.

5. La cafeína bloquea el efecto de la adenosina Durante el día, el cerebro aumenta los niveles de adenosina, que al alcanzar el umbral de concentración, se enlazan con receptores enviando señales soporíferas al cuerpo. Pero la cafeína, que tiene una estructura semejante, puede unirse a los receptores para bloquear la adenosina, lo que les permite a los estimulantes del cerebro funcionar sin obstáculos.

6. Además de la cafeína hay muchas otras sustancias en el café que pueden ser beneficiosas para la salud. El café contiene cientos de compuestos diferentes. Estos incluyen muchos antioxidantes que protegen nuestro cuerpo contra productos químicos dañinos llamados 'radicales libres'. Estas moléculas causan el envejecimiento y se asocian con enfermedades cardiacas y con el cáncer. Estudios muestran también que los bebedores de café tienen un riesgo reducido de padecer Alzheimer, Parkinson, diabetes tipo 2 y muchas otras enfermedades.

7. Sin embargo, el café no se recomienda a quienes fuman mucho, toman demasiado alcohol y comen mucha carne roja, ya que en combinación con estos hábitos el café es perjudicial para la salud.

8. La adicción a la cafeína tiene efectos dañinos para el cerebro. Respondiendo al bloqueo de los receptores por la cafeína, el cerebro produce otros nuevos, de manera que la adenosina consiga su objetivo. Esto conduce a que con el tiempo la química del cerebro cambie de tal manera que uno necesite más y más café para conseguir el mismo efecto.

9. La cafeína estimula el sistema nervioso central e igual que sucede con otras drogas, su uso regular puede provocar una leve adicción física. El síndrome de abstinencia de la cafeína ha sido reconocido como trastorno mental.

10. La dosis letal de café para los adultos es de 100 tazas tomadas en un espacio de tiempo de cuatro horas.



No hay comentarios.: