13 impresionantes formaciones rocosas de los EEUU

Nuestro planeta está repleto de características bellas y extrañas.

Dale a la naturaleza millones de años para hacer de las suyas y surgirán algunas formaciones de roca sólida bastante extrañas.

Desde violentas erupciones volcánicas hasta el lento movimiento del viento y el agua, las fuerzas de la naturaleza han hecho de Estados Unidos, particularmente de la región occidental del país, una exhibición de esculturas de increíble apariencia.

Estos son algunos de los lugares más impresionantes en el país para presenciar estas extrañas formaciones rocosas:

Reserva Natural Estatal Mono Lake Tufa, California 

Visitar el lago Mono es contemplar un paisaje de otro mundo. Ubicado a solo 13 millas (20 kilómetros) al este del Parque Nacional Yosemite, este lago antiguo recibe sal y minerales de los arroyos de la Sierra, lo que crea agujas de carbonato de calcio llamadas torres de toba que surgen majestuosamente del agua. Mientras el agua dulce se evapora del lago, deja atrás la sal, lo que hace que el lago sea dos veces más salado que el océano y le ofrece a los visitantes la oportunidad de nadar ahí durante los cálidos meses de verano. En el invierno, la nieve brilla de manera espectacular sobre las tobas.

Parque Estatal Goblin Valley, Utah 

El sur de Utah es uno de los espectáculos geológicos más impresionantes de la Tierra. Con tantas peculiares formaciones rocosas aquí, las visitas a los Parques Nacionales del cañón Bryce, Arches o Canyonlands, por mencionar algunos, no decepcionarán. Pero hay dos parques que verdaderamente se destacan en la categoría de rocas con carácter.

Uno es el Parque Estatal Goblin Valley cerca del pueblo de Green River. Debajo de rojas colinas y acantilados se encuentra un valle poblado de miles de chimeneas de hadas que asombrosamente tienen forma de seta, columnas de piedra formadas por la erosión del agua y el polvo que circula por el valle, que se parecen a duendes. Cada hora y cada condición meteorológica crea una atmósfera diferente en este paisaje surreal. En invierno, el parque ofrece actividades de recorridos en zapatos para la nieve y esquí en medio de una imponente escena de nieve sobre las rocas rojas.

Monumento Nacional Grand Staircase-Escalante, Utah 

El Monumento Nacional Grand Staircase Escalante es el otro espectáculo estrella de Utah. Esta enorme propiedad de 1,7 millones de acres ofrece caminatas hacia espectaculares formaciones rocosas como el Arco de Metate en el Jardín del Diablo y los Wahweap Hoodoos, rocas finas y fantasmagóricas que se elevan varios pisos de altura. Para una corta y sencilla caminata, prueba el sendero Toadstools para ver chimeneas de hadas especiales en tonos blancos, beige y rojos, formados por varias rocas situadas sobre roca más suave y erosionada. Le dan un nuevo significado al término "setas mágicas".

Shiprock, Nación Navajo, Nuevo México 

Si conduces al norte de Gallup, Nuevo México, por la ruta estatal 491 hacia el Monumento de las Cuatro Esquinas, pasarás por las inmensas y áridas tierras al este de la Nación Navajo. Al norte están las Montañas Rocosas. Al oeste, las montañas Chuska en la frontera entre Arizona y Nuevo México. Y al este, el polvoriento paisaje de escasa vegetación de la cuenca de San Juan parece no tener fin, como un ancho mar seco. Pero finalmente, una figura oscura e irregular se avecina en el horizonte como un barco que navega por el desierto; o, como los navajos dicen, "roca con alas".

Shiprock son los restos de un volcán que hizo erupción hace más de 30 millones de años. En casi 1.600 pies (487 metros), se trata de la figura individual más prominente en este paisaje desértico.

Parque Estatal Valle de Fuego, Nevada 

A solo una hora en auto desde el Strip de Las Vegas, el Parque Estatal Valle de Fuego ofrece varias formaciones rocosas impresionantes que fueron creadas por cambiantes dunas de arena durante la era mesozoica hace más o menos 150 millones de años. De las docenas de hermosas y extrañas formaciones que encontrarás ahí, quizá ninguna es más extraña que el Elephant Rock, donde la erosión ha esculpido un arco inclinado que se asemeja a la trompa y el cuerpo de un elefante.

Sitio Nacional Histórico Chimney Rock, Nebraska 

Chimney Rock fue un grato monumento histórico para los pioneros que hacían arduos viajes hacia el oeste a través de los senderos de Oregon, Mormon y California a principios del siglo XIX. La estrecha aguja sobresale de una base de ceniza y arcilla volcánica, los remanentes de una erupción que llegaron a formar una delgada torre debido a millones de años de erosión.

Alrededor de la roca, una zona de parachoques propiedad del estado ha impedido el desarrollo cerca del sitio, lo que le permite a los visitantes ver cómo se levanta de la verde pradera en gran parte de la misma forma en la que los viajeros viajan por tierra en carros cubiertos. La Nebraska State Historical Society opera un centro de visitantes con información sobre la historia natural y humana asociada con Chimney Rock.

Parque estatal de Makoshika, Montana 

Las extrañas y hermosas formaciones rocosas de este parque se formaron por el río Yellowstone y varios arroyos que se abrieron camino a través de la roca alo largo de millones de años, tallando chimeneas de hadas, agujas y rocas resistentes. El nombre Makoshika viene de una palabra de los lakota para tierras yermas.

Turnip Rock, Michigan 

La formación que sin glamour fue nombrada Turnip Rock es una vista impresionante, particularmente en un cálido día de verano cuando brillan las aguas claras entre azul y verdosas del lago Huron. La erosión de las olas ha hecho que isla rocosa plana y cubierta de árboles se afile hasta formar una estrecha base, alrededor de la cual las personas nadan en los meses de verano.

Turnip Rock está ubicada en una sección al este de Michigan apodada "the Thumb", donde 140 millas (225 kilómetros) de pueblos en la costa y frente al agua ofrecen una variedad de actividades al aire libre, entre ellas montar bicicleta, hacer caminatas o dar paseos en kayak.

Se encuentra costa afuera de una propiedad privada que no brinda acceso al público general, así que una buena manera de acercarse a la roca es en kayak.

Monumento Nacional Devils Tower, Wyoming 

Es más imponente que cualquier rascacielos cuando lo divisas, ya que se eleva más de 867 pies (264 metros) en una ladera cubierta de árboles y césped al noreste de Wyoming. Devils Tower no solo es el remanente de un volcán que hizo erupción, sino un lugar donde el magma brotó dentro de la roca que lo rodeaba y luego se enfrió. Cuando la roca se erosionó, esta torre cilíndrica con una textura que se asemeja a marcas de las garras de un oso permanece. Muchas tribus nativas americanas lo consideran sagrado.

Jardín de los Dioses, Colorado Springs, Colorado 

No es lo que viene a la mente de la mayoría de personas cuando imaginan un parque urbano, pero la ciudad de Colorado Springs posee y mantiene este magnífico conjunto en casi 1.300 acres de acantilados de roca roja, agujas y peñascos.

La formación más famosa del parque es Balanced Rock, una enorme roca que desde ciertos ángulos parece desafiar las leyes de la física, ya que se sitúa peligrosamente en la orilla de una cornisa. Esto lo hace la opción favorita donde tomarse fotografías, por supuesto.

Monument Rocks, Kansas 

Es un poco sorprendente conducir a través de las tierras de labranza cerca de Lewis, Kansas, y de repente divisar una serie de altas torres de caliza en el horizonte. La colección de rocas es un punto de referencia que parece algo así como Stonehenge en la pradera. Sin embargo, los monolitos en Monument Rocks no fueron tallados por manos humanas, sino por el viento y el agua después de que el mar que cubría la región se retirara. Eso significa que las rocas también contienen muchos fósiles.


Natural Bridge, Virginia 

Ubicado en el extremo sur del valle Shenandoah, Natural Bridge no solo es una impresionante maravilla natural sino un monumento histórico; está impregnado en la historia temprana de Estados Unidos e inmortalizado en los trabajos de los pintores de paisajes de mediados del siglo XIX, graduados de Hudson River School, Frederic Edwin Church y David Johnson.

El arroyo Cedar, el cual alimenta el río James, talló un enorme portal en esta torre de piedra caliza de más de 200 pies (60 metros) , la cual una vez fue parte de una caverna subterránea que colapsó por medio del proceso de la erosión del agua. (Los visitantes aún pueden hacer un recorrido por las cavernas cercanas, las más profundas en la Costa Este). Junto con las Cataratas del Niágara, Natural Bridge fue considerado uno de las primeras maravillas naturales de Estados Unidos.

Venerado por la tribu Monacan como un lugar sagrado, Natural Bridge fue adquirido más adelante adquirido por Thomas Jefferson, quien la mantuvo en su propiedad durante el resto de su vida. Permaneció como una propiedad privada hasta anteriormente este año, cuando el estado de Virginia anunció que el puente y los 1.500 acres que lo rodeaban se convertirían en un parque estatal para finales de 2015.

Parque nacional de los Volcanes de Hawái 

La isla de Hawái es uno de los pocos lugares donde es posible ser testigo directamente de cómo los volcanes crean formaciones extrañas. El Parque Nacional de los Volcanes de Hawái se eleva del nivel del mar a 13.677 pies (4.168 metros) en el cráter del Mauna Loa e incluye características geológicas diversas como conos de cilindro, cráteres de subsidencia y lava.

Los dos volcanes activos aquí son el Mauna Loa y el Kilauea. Dale un vistazo al Banana Lava Flow al final de Chain of Craters Road, donde podrías ver lava que entra directamente al océano, y recorrer el sendero que pasa por el Thurston Lava Tube, un túnel formado por lava caliente que fluye debajo de una superficie dura. Otra caminata intrigante es el 1974 Lava Tree y Keanakoki Crater Hike, el cual recorre un bosque destruido por un flujo de lava que cubrió los árboles, algunos de los cuales permanecen de pie, aunque su forma ha sido alterada.



Comentarios