Páginas

miércoles, 28 de mayo de 2014

¿Cómo olían las carabelas de Colón?

“No tan mal”, asegura Adam Webster, antrópologo y geólogo por el Amherst College de Massachusetts, Estados Unidos, quien ha realizado estudios relacionados con basureros en Massachusets y el efecto de las bacterias y los olores. La razón, explica, es la presencia excesiva de bacterias (muchas ya no existen actualmente) y el agua salada, las cuales fungían como neutralizantes naturales de algunos olores, a pesar de las reducidas condiciones de higiene, las constantes plagas de ratones, piojos y pulgas, así como la falta de baño a bordo de cada embarcación. El proceso, indica, era parecido a lo que ocurría con algunas heridas que no lograban infectarse debido a que algunas bacterias evitan que otras colonicen la herida. “El olor funciona de manera similar. Si puedes controlar la población de bacterias, entonces puedes controlar el hedor”.

¿Cómo eran los dormitorios? No había para la tripulación. Las tres embarcaciones tenían una “toldilla”, un camarote en la popa que solo usaban los altos mandos.







No hay comentarios.: