Páginas

martes, 10 de junio de 2014

El curioso caso de los gemelos que nacieron con 24 días de direrencia

Alexandre y Ronaldo tienen muchísimo en común. Son gemelos y fueron protagonistas de un milagro: sobrevivieron al riesgoso embarazo de su mamá, Lindalva Pinheiro da Silva, quien los tuvo con 24 días de diferencia uno de otro.


La historia conmovió a la comunidad médica de Boston, Estados Unidos, que se arriesgó a ser parte del "milagro". Da Silva comenzó con contracciones en la semana 24 de embarazo y rompió fuente. En ese momento -principios de marzo-, los médicos decidieron correr el riesgo y tratar de retrasar lo más posible el parto. El porcentaje de supervivencia de los bebés era escaso: sólo 50 por ciento.

Las maniobras de los profesionales del Centro Médico Tufts de Boston lograron demorar sólo cuatro días el primer parto: Alexandre nació y de inmediato fue puesto en una sala de cuidados intensivos. Su salud era frágil. Muy frágil. El papá de los gemelos, Ronaldo Antunes, reveló poco después que "Alex" era tan pequeño que entraba en la palma de su mano.

Da Silva continuó esperando en la sala de parto a que asomara Ronaldo, el segundo de sus hijos. Sin embargo, las contracciones cedieron y el cuello del útero volvió a cerrarse. El pánico de la mujer se incrementó. Los médicos intentaron tranquilizarla. El segundo de sus pequeños nacería más adelante, aunque sin especificarle cuándo.

Pasaron las horas... y los días y Ronaldo seguía en su vientre. Alexandre, mientras tanto, crecía en una incubadora, a pocos metros de la habitación de su madre. Su hermano hacía lo propio, pero dentro de Lindalva, que pasaba su tiempo con antibióticos y en absoluto reposo. Los médicos estaban preocupados porque la placenta y el cordón umbilical de Alexandre quedaron dentro de la mamá y temían una infección que complique aún más el cuadro clínico. La situación era crítica y la salud de la madre y su segundo hijo corrían serios riesgos.

Fue así como transcurrieron tres semanas y Lindalva comenzó nuevamente a sentir contracciones. ¿Sería finalmente el momento de Ronaldo? ¿Cómo estaría de salud? ¿Debería pasar su pequeño por todos los inconvenientes que pasó su "hermano mayor"? Ronaldo pesó 1,4 kilogramos. Habían pasado 24 días desde el nacimiento de su gemelo Alexandre.

Tres meses después del nacimiento de ambos, los niños pesan ahora alrededor de 2,7 kilos cada uno. Sin embargo, Alexandre es el más comprometido de los dos y quizás sea necesaria una cirugía para mejorar su calidad de vida. Tiene un problema en uno de sus ojos y una pequeña hernia.

"Son mis bebés milagrosos. Ronaldo porque se quedó adentro y Alexandre porque sobrevivió", cuenta Dos Santos, conmovida.



No hay comentarios.: