Páginas

viernes, 18 de julio de 2014

6 extrañas iniciativas ¡que dieron resultado!

Huelga de “relaciones”
El único camino que unía el pequeño pueblo colombiano de Barbacoas con el resto del mundo era horrible, tanto, que llevaba medio día hacer el viaje de 56 kilómetros a la ciudad más cercana. Las peticiones para que arreglaran el camino jamás se atendieron. La crisis llegó cuando una joven embarazada y su bebé murieron en una ambulancia al quedar varados a mitad del camino a un hospital de la ciudad. Las mujeres salieron a las calles en junio de 2013 en una protesta masiva que se conoció como “huelga de piernas cruzadas”: no habría relaciones sexuales hasta que repararan el camino. Incluso el alcalde del pueblo resultó afectado: su esposa se fue a dormir a otro cuarto.
¡Funcionó! Las mujeres levantaron la huelga en octubre, al comenzar los trabajos de reparación. Está previsto que el nuevo camino acorte seis horas el trayecto a la ciudad más cercana.

En falda al trabajo
Cuando una ola de calor azotó el norte de Estocolmo, Suecia, en el verano pasado, los empleados ferroviarios varones empezaron a ir al trabajo en pantalón corto. La gerencia les recordó que eso infringía el reglamento de vestimenta laboral, así que los trabajadores decidieron ¡ponerse faldas!
¡Funcionó! “Si las mujeres usan faldas y los hombres quieren usarlas también, adelante”, dijo un vocero de la empresa ferroviaria. “Prohibirles que hagan eso sería discriminación”. Por su parte, un conductor de tren señaló: “Los pasajeros nos miran, pero hasta ahora nadie se ha quejado”.

Devuélvase al propietario
Los perros son adorables pero tienen un gran defecto: no recogen sus desechos. Esto es un problema grave en Brunete, España, donde la gente deja las heces de sus canes en la calle. Por eso, la empresa publicitaria McCann propuso un remedio: enviar los desechos a los dueños. La idea es ésta: un voluntario charla con el sujeto desobligado y averigua cómo se llama el perro; cuando esa persona y su mascota se marchan, el voluntario indaga el nombre y la dirección del dueño cotejando el nombre del perro y su raza en una base de datos accesible desde su celular. Luego recoge los desechos, los pone en un paquete etiquetado como “Objetos perdidos”, y lo deja a la puerta de la casa del dueño.
¡Funcionó! Durante la campaña se hicieron 147 envíos, y la cantidad de desechos de perro en las calles se redujo en 70 por ciento.

Cerdos “adictos”
Con la legalización de la mariguana en el estado de Washington, los cultivadores de la hierba se preguntaban cómo aprovechar los restos de la planta: tallos y raíces. Mientras tanto, los criadores de cerdos querían reducir sus gastos en alimento. Alguien propuso una solución: mezclar los muy baratos restos de mariguana con el alimento de los cerdos.
¡Funcionó! La mezcla de restos de mariguana y alimento redujo los gastos de la porcicultora Susannah Gross, y tuvo otro beneficio: los cerdos que consumían la hierba ganaron entre 9 y 13.5 kilos extras, en comparación con los puercos que no la comían.

Ladridos convincentes
Como dos presuntos ladrones de autos se negaban a salir de la casa donde se escondían, en New Haven, Connecticut, la policía anunció que enviaría a la fuerza canina. El problema era que no llevaba perros, así que dos agentes se acercaron a la puerta de la casa y se pusieron a ladrar.
¡Funcionó! Los maleantes, muy asustados, salieron de su escondite y se entregaron.

El problema se fue por el caño
Una larga sequía y la falta de mantenimiento habían dañado el sistema de alcantarillas de Bulawayo, Zimbabue. Debido a la insuficiente presión de agua, las tuberías se habían tapado, lo que provocó la ruptura de algunas de ellas. A falta de una bomba destapacaños gigantesca, ¿qué hizo la ciudad? Fácil: por orden oficial, los habitantes debían vaciar los tanques de sus escusados al mismo tiempo dos veces a la semana, para generar suficiente presión de agua y desobstruir la red de alcantarillas.
¡Funcionó! Un residente declaró a la prensa: “Hasta ahora, el desagüe simultáneo ha sido un éxito”.



No hay comentarios.: