7 escritores "locos" que nos dejaron cosas geniales.

La frontera entre la genialidad y la locura es muy fina. Las personas de esta galería vivieron en esta frontera, cruzándola con frecuencia, pero al final logrando aportar a la humanidad conceptos y perspectivas que forman parte de la vida.

Friedrich Nietzsche, el filósofo alemán, padecía esquizofrenia que se manifestaba como manía de grandeza, fuertes dolores de cabeza y comportamiento inadecuado. Nietzsche nos regaló el concepto de superhumano, capaz de generar su propio sistema de valores, a partir del cual Hitler formó su ideología.

Jean-Jacques Rousseau, el célebre filósofo y escritor, sufría paranoia y solía imaginar que era perseguido. Rousseau revolucionó las tradiciones en la forma de criar a los niños y todos los sistemas de creación contemporáneos se basan en sus ideas. En vez de castigar a los niños, Rousseau propuso apreciarlos; en vez de corregir, desarrollar las capacidades innatas; en vez de repetir, explicar con ejemplos.

Edgar Allan Poe, escritor y poeta estadounidense, sufrió un trastorno mental de carácter no determinado que le provocaba miedo a la oscuridad, pérdidas de memoria, manía persecutoria y alucinaciones. Poe es considerado el 'padre' de los detectives como género literario. Su personaje August Dupin fue el 'antecedente' de Sherlock Holmes. Es también famoso por crear novelas de terror realmente escalofriantes.

Ernest Hemingway, escritor estadounidense, sufría ataques de nervios, manía persecutoria y propensión al suicidio, del que intentó curarse pero sin éxito al final, ya que se quitó la vida con su pistola favorita. Se asocia a Hemingway la noción de 'generación perdida', que se hizo famosa tras la salida de su novela 'París era una fiesta' ('Moveable Feast'). También le pertenece la 'teoría del iceberg': su estilo de escritura en el que transmite en pocas palabras un sentido inmenso sin indicarlo explícitamente. Un ejemplo de su estilo es este texto, que escribió como una apuesta de que podía crear una novela conmovedora solo con seis palabras: "For Sale: baby shoes, never worn." ("Se vende: Zapatos de bebé sin usar").

Jonathan Swift. El escritor inglés sufría de un trastorno mental no determinado que se mostraba como desorientación, pérdidas de memora, e incapacidad de reconocer a las personas y entender el hablar. Este trastorno progresó hacia el fin de su vida y lo llevó a una discapacidad total. Swift creó una nueva forma de sátira política, llevando el género del panfleto a un nuevo nivel.

Guy de Maupassant sufría parálisis cerebral progresivo que le causó hipocondría, propensión a suicidios y ataques de rabia. Su arte se caracteriza con el fisiologismo y el naturalismo (incluso erótico) en literatura, algo que han usado con gran placer otros novelistas, siendo uno de los escritores más imitados. Era admirado por Chéjov, Tolstói y Horacio Quiroga, entre muchos otros.

Franz Kafka, escritor de origen hebreo que nació en Bohemia y escribió en alemán, sufría neurosis y depresiones, por lo que era una persona muy excitable con períodos de apatía, y tenía problemas con el sueño y temores exagerados. Dejó al mundo sus novelas que describen lo absurdo de lo cotidiano, llenas de desesperación y miedo.



Comentarios