Páginas

martes, 15 de julio de 2014

Destinos turísticos del mundo para los amantes de las flores.

Siempre se ha dicho que la mejor época del año es la primavera, y ¿cómo no?, si es precisamente en estos meses cuando las calles se llenan de color y las flores presentan sus más bellas tonalidades.

Como bien lo menciona el portal traveler.es, el paisaje cambia al llegar la primavera. El frío y oscuro invierno se hace a un lado para dejar paso al calor y las flores. Hasta los lugares más recónditos se llenan de matiz y se crean verdaderos espectáculos cromáticos. Son estampas únicas que atraen cada año a cientos turistas.

Túnel de los cerezos de Bonn, Alemania. En primavera, la ciudad alemana cambia del tono gris al rosado de la flor del cerezo. Precisamente la calle Heerstraße es la que se cubre con un bello túnel de flores, ideal para tomar un paseo espectacular para tus sentidos.

Castillo Aizuwakamatsu en Jetsu, Japón. Uno de los lugares más románticos de aquel país, y es que cuenta con aproximadamente 4 mil cerezos que crecen alrededor de dicho castillo. Al caer la noche, miles de focos se encargan de la bella iluminación del camino.

La ruta de la lavanda en la Provenza y la Costa Azul, Francia. Sin duda, uno de los mayores atractivos de esta zona del sudeste francés. Los colores lilas y violetas llenan los suelos en junio y julio creando un paisaje famoso en todo el mundo, además del delicioso olor.

Antelope Valley en California, EU. Aquí se puede ver la variante californiana de las amapolas, las cuales tiñen el suelo de naranja al llegar la primavera. Es un área protegida y no se riega ni se estimula con abono.

Los girasoles de la Toscana, Italia.En el mes de julio, los campos de girasoles se encuentran en su máximo apogeo, especialmente los del valle de Orcia, al sur de Siena en donde se pueden contemplar bellas tonalidades acres y amarillas.

Paseo de las jacarandas en Pretoria y Johanesburgo, Sudáfrica. Alrededor de 10 millones de jacarandas crean este paisaje en Johanesburgo, pero en Pretoria existen más de 700 mil, gracias a los cuales se crea una explosión de color en Sudáfrica.

Nenúfares en Giverny, Francia. La que fuera la casa de Claude Monet cuenta con todas las bellas plantas que el artista plasmó en sus famosos lienzos. El sitio abrió al público en 1980 y conserva la esencia del pintor.

Parque de Keukenhof, Holanda.32 hectáreas y más de 7 millones de flores son las que llenan de color este parque. Puedes encontrar tulipanes, jacintos, narcisos, orquídeas, rosas, claveles, lirios y azucenas. El parque abres sus puertas al público durante 8 semanas.

Granja Tomita en Furano, Japón. Cerca de la estación de tren de lavanda es abierta solo en verano. Hay puestos de venta de fruta, helados y souvenirs. La tercera semana de julio se organiza el festival de lavanda que llena la zona de turistas y la hace casi intransitable.

Commonwealth Park en Canberra, Australia. El Floriade Festival se lleva a cabo entre el 14 de septiembre y el 13 de octubre, y es un espectáculo de colores, tulipanes, lirios, narcisos, pensamientos y margaritas que recuerdan la cercanía del verano.


No hay comentarios.: