Se puso a vaciar un lago porque se le había caído el celular al agua

Un adolescente de 16 años, residente en la ciudad alemana de Colonia, perdió su celular durante un paseo en bote en las aguas de un pequeño lago.

Dispuesto a enfrentarse a la naturaleza en aras de recuperar el aparato, decidió poner manos a la obra con una tarea peliaguda: secar el lago en cuestión, hasta que el teléfono fuera visible.

Para hacerlo, aguardó la cómplice oscuridad de la noche y regresó al lugar con dos bombas de achique y una manguera, con uno de sus extremos colocado en el lago y el otro en el inodoro de un baño público cercano. De este modo pretendía vaciar el lago a través del sistema de desagüe local.

Sin embargo, el retrete no estaba conectado al sistema de alcantarillado, por lo que al poco tiempo de iniciar la operación de drenaje toda el agua se desvió hacia un estacionamiento cercano, inundándolo. El propietario de esta instalación fue quien alertó a la policía, que multó al autor de la desastrosa operación de rescate, quien ahora además deberá hacerse cargo de los destrozos causados, informa ABC.

El joven declaró que aunque era consciente de que probablemente su móvil ya no podría funcionar, tenía la intención de recuperarlo para no perder los contactos almacenados en su tarjeta de memoria, así como las fotografías y los videos.



Comentarios