Páginas

viernes, 5 de septiembre de 2014

Tres trucos para comer sano en el bar de la esquina

Vuelta al trabajo, y también al bar de la esquina. Esto es lo que tienes que hacer para comer sano en ese lugar.

La comida de bar tiene una larga tradición en muchos países, y en muchos casos puedes encontrar comida de calidad y saludable que no destrozará tu dieta. Pero por desgracia esto se mezcla con otros platos, tapas y aperitivos basados en el almidón y que abusan de las grasas.

El primer consejo es que cocines tu comida. Además de ahorrar dinero, comerás más sano. Sin embargo, evitar los bares significa muchas veces evitar la compañía de amigos o colegas. Si ya estás dentro, cuídate.

Además de cuidar lo que bebes, y reducir el alcohol todo lo posible, puedes también cuidar la comida que te sirvan para empapar tu bebida. Esto es lo que tienes que hacer:

No a los aperitivos salados
Muchos bares abusan de los aperitivos salados con el buen instinto comercial de provocarte sed para que así bebas más. Evita los cacahuetes y cualquier aperitivo frito que provenga de una bolsa. Son bombas de almidón y grasa, repletas de calorías y con pocos nutrientes. Además, es comida trampa y es adictiva.

Sí a todo lo que venga del mar, el secadero y las latas
Lánzate sobre los calamares, mejillones, gambas, almejas, pulpo, atún, sardinas, anchoas. Frescos o en conserva, son proteínas deliciosas. Lo mismo con los embutidos y jamones, pero en ambos casos, solo si te ahorras el pan. Las aceitunas, siempre en pequeñas cantidades.
Animales fritos sí, almidón frito no
Hay una diferencia abismal entre unos calamares fritos y unas croquetas fritas. En el primer caso tienes proteínas y grasa (bien) y en el segundo almidón y grasa (mal).



No hay comentarios.: