Páginas

viernes, 17 de octubre de 2014

Hombres Lobo: datos curiosos de la leyenda

En muchas ciudades alrededor del mundo se cuentan historias de hombres que se transforman en lobo durante las noches de luna llena. Existen libros, películas y leyendas que nunca mueren, porque siempre serán llamativos. A pocos días de Halloween, aquí te dejo algunos datos interesantes sobre los hombres lobo para crear una atmósfera aterradora.

Se los puede llamar licántropos
La palabra licántropo viene de las palabras griegas lukos, que significa lobo, y anthropos, que significa hombre. Fueron nombrados por primera vez en el siglo V a. E. C., por el historiador Herodoto, quien dijo que en la ciudad de Escitia los pobladores se transformaban en lobo una vez al año por varios días y luego volvían a su aspecto normal.

Fue también una enfermedad mental
En el siglo II el médico Galeno describió una enfermedad mental por la cual una persona creía poder transformarse en animal y la llamó licantropía clínica.


Existen realmente, aunque no como te imaginas
La hipertricosis es una enfermedad que hace que crezca una gran cantidad de vello en el cuerpo de una persona. Suele llamarse el síndrome del hombre lobo.


Había juicios a los hombres lobo
Así como había juicios a las mujeres acusadas de brujas, también lo había a personas acusadas de ser hombres lobo. No eran demasiado comunes, pero se extendieron hasta el siglo XVIII. Claro que era mejor culpar a mujeres y no hombres, aunque fueran hombres lobos.


Otros animales también existían
Además del hombre lobo, en el norte de Europa surgieron muchas leyendas de personas transformándose en otros animales, como por ejemplo osos. En países donde no se encuentran lobos fácilmente se crearon otras criaturas, como hombres puma en América del Sur, hombres tigre en Asia y hombres hiena en África.


No todos son malos
En Letonia y Lituania los hombres lobo suelen ser buenos y traen tesoros a las personas. ¿No te hace acordar a la saga Twilight? Además, mientras en la mayoría de los países se considera que los vampiros y hombres lobo compiten, en otros se dice que un hombre lobo que muere renace como vampiro.


Una mordida mortal
De acuerdo a los mitos, los hombres lobo suelen transmitir su condición mediante una mordida a otra persona, y esta idea proviene de la enfermedad de la rabia, que se transmite igual. Sin embargo existen otras creencias sobre cómo convertirse en uno: heredarlo de los padres, ser maldecido por un gitano, ponerse un cinturón hecho de piel de lobo, tomar agua de la huella de un lobo o dormir afuera con la luna llena brillando en la cara.


Francia sufrió un ataque que los popularizóEn 1760 apareció la Bestia de Gevaudan, que devoró a más de cien personas. La mayoría pensaba que eran hombres lobo, e incluso se pidió al ejército y a un grupo de cazadores que se encargaran de ellos. Es probable que fuera solamente un perro muy grande o alguna cruza entre perros y lobos.


El mito dice que el primer hombre lobo fue el rey griego Licaón, un auténtico tirano. Se dice que mató a un niño, tal vez hijo suyo, y se lo sirvió a Zeus disfrazado (pensaba matarlo, hasta que supo quién era) y que el dios, molesto por tan espantoso crimen, lo condenó a él y a  su parentela a volverse lobos.

Tradicionalmente se distinguen tres tipos principales de hombres-lobo. El hombre-lobo hereditario (su enfermedad involuntaria era transmitida de generación en generación, como consecuencia de alguna terrible maldición familiar), el hombre-lobo voluntario(su depravación mental le lleva voluntariamente a los rituales de magia negra, y a utilizar todo tipo de terribles encantamientos, pociones, ungüentos, cinturones, pieles de animal y conjuras satánicas para conseguir la metamorfosis deseada) y el hombre-lobo «bueno» (una contradicción interna. No siente otra cosa que vergüenza por su aspecto brutal, y no desea que a ningún hombre o animal le ocurra daño).

Se dice que una persona podía volverse lobo al consumir ciertas plantas o untarse con ellas (salvia o belladona por ejemplo), beber en el mismo sitio que lo hizo un lobo o donde pasó uno, cubrirse con piel de lobo o alguna prenda hecha con ella, ser mordido por un hombre lobo o tener relaciones sexuales con uno, dormir desnudo bajo la luna llena, desnudarse y vestirse con un cinturón de piel de lobo, por magia y hechizos, nacer varón luego de mellizos,6 niños o niñas, o gemelos, etc.

La creencia del 7 hijo estuvo tan extendida en Uruguay, Argentina y Paraguay que los séptimos hijos eran abandonados, dados en adopción o asesinados. En 1907 el presidente de Argentina hizo el primer padrinazgo oficial, y en 1973 emitió un decreto para legalizar esta costumbre. El Estado ahora les otorga una medalla de oro en su bautismo y una beca escolar hasta la edad de 21 años. Esto logró finalizar con los abandonos de niños, y aún es tradicional que el presidente sea el padrino de los séptimos hijos.
En su forma humana tiene excelente salud y fuerza, es normal aunque un poco velludo y con los sentidos mucho más desarrollados que lo normal, sobre todo su olfato.

Ciertas teorías dicen que a los licántropos, cuando no están convertidos en lobos, el pelo de lobo les crece hacia adentro, y cuando es lobo, le crece la piel hacia afuera; así que cuando se transformase, le daría vuelta a su propia piel.
La luz de la luna es la que dirige sus transformaciones, por eso se dice que se transforman en la luna llena.

Las distintas tradiciones y leyendas varían su forma: desde un lobo común y corriente hasta un humanoide peludo y con colmillos.

Cómo dañar/curar a un hombre lobo
Un hombre lobo sólo puede librarse de su maldición con la muerte por medio de cualquier objeto de plata o al decapitarlo y arrancarle el corazón.
A pesar de ello, se menciona que se puede curar la licantropía al arrodillarse en un lugar 100 años, ser reprochado por un hombre lobo, ser saludado con el signo de la cruz, ser golpeado 3 veces en la nuca con un cuchillo, derramar 3 gotas de sangre, etc.
Al lanzarle un objeto de hierro, se puede descubrir su forma humana.

Entre 1589 y 1610 se reportaron 30,000 avistamientos de hombres lobo.





No hay comentarios.: