Imágenes históricas verdaderas y que no son photoshop

A principios del siglo XX las fotografías estaban destinadas a ser registros únicos y excepcionales, no como ahora que disponemos de la posibilidad de tomar literalmente infinitas de ellas en cualquier momento dado.

Es por eso, tal vez, que buceando entre fotos antiguas podemos encontrar todo tipo de curiosidades y cosas insólitas que, por estar ambientados en una época radicalmente diferente, tienen además un valor adicional, están rodeadas por un halo de misterio.

Así lo atestigua el sitio Retronaut, y también estas imágenes que te traemos a continuación, que parecen salidas directamente del Photoshop de un ocurrente diseñador:

Princess May encallado – 1910

La Biblia de Waynai – 1930
Un hombre de Los Angeles llamado Louis Waynai llevó a cabo una copia enorme de la Biblia del rey Jacobo. El proyecto le tomó dos años en ser completado, más de 8.700 horas de trabajo y, para él, Waynai imprimió el texto utilizando un sello de goma casero.

Cuando estaba abierta, la Biblia de Waynai medía 1.10 metros de alto y 2.5 metros de ancho. Cuando estaba cerrada, el lomo de la biblia tenía 86 centímetros de grosor. El libro tenía 8.048 páginas y pesaba 496 kilos.

Dúo musical – 1940

Con el mamut a cuestas
El escultor Howard Ball lleva su escultura de un mamut de 4 metros de alto y 8 de largo en su Volkswagen Gol.

Salto a caballo – 1915
Ester Stace alcanzó el récord mundial de salto en equitación en 1915, superando un obstáculo de 1,98 metros.
La pista de bicicletas – 1901

Jugando a las cartas – 1920
Herman Peschel (derecha) perdió su brazo izquierdo y su antebrazo derecho en la Primera Guerra Mundial. Su brazo prostético derecho es controlado por su hombro izquierdo.
Primer tráiler transportador de autos de carrera – 1924

Bomberos de Moscú – 1913

Calaveras jinete – 1920

Policía acróbata – 1920





Comentarios