miércoles, 22 de enero de 2014

Un tatuaje realmente impresionante, y otras imágenes divertidas.







El hombre que realiza gigantes e impresionantes dibujos efímeros en la nieve.

La relación de Simon Beck con la nieve es una cuestión de formas. Puede llegar a pasarse más de nueve horas seguidas caminando sobre ella en círculos, en triángulos o hasta en geometrías fractales por el simple hecho de dejar un dibujo gigante en su rastro. Una pieza que probablemente desaparezca con los siguientes copos de nieve pero, ¿qué importa el mañana si el arte es el ahora?

Desde su página en Facebook, más de 200.000 personas siguen la curvatura de sus obras efímeras. Porque Simon lo sabe: si no hubiera fotos, ¿qué paleontólogo podría analizar su trayectoria en el futuro? “Una de las cosas que más le preocupa a la gente que me sigue es la temporalidad de mi arte. Bueno, una fotografía es permanente. Sin fotos, no estoy seguro de que me hubiera metido en todo esto…”, dice Beck a través de un mensaje de Facebook.

A este ingeniero inglés afincado en los Alpes franceses, su afición por realizar formas en la nieve le llegó por casualidad. “En el invierno de 2004 después de que cerraran el telesilla de la estación de esquí donde vivía, necesitaba hacer ejercicio y empecé a dibujar una estrella sobre la superficie congelada del lago que había junto a mi casa; después le añadí círculos y al cabo de las horas me di cuenta de que había creado algo grande”.

Pero Simon no empezaría a registrar sus piezas con una cámara hasta dos años más tarde. “Al principio era una afición, pero después de que una lesión me impidiese continuar con mi trabajo habitual, comencé a dedicarme de lleno a hacer figuras en la nieve y a subir fotos a internet. La gente empezó a seguir lo que hacía y yo a implicarme más con la nieve”.


En cierto modo, Simon encontró en esta creatividad efímera una continuación de lo que había sido hasta entonces su ocupación profesional: elaborar mapas de orientación en la montaña. De trazar recorridos permanentes, Simon pasó a las creaciones de texturas fugaces. Temporal o intemporal, para él todo son mapas.

¿Cuál es el origen de la expresión "lágrimas de cocodrilo"?

¿Pueden los cocodrilos llorar? ¿Tienen sentimientos? Pues según las leyendas, así es. Eso sí, de enternecedoras tienen bien poco. Porque según se decía en la Edad Media, además de otras leyendas similares a las de las sirenas, lo hacían cuando el alimento se les había acabado. Hay que entenderles, a más de uno le pasa lo mismo cuando termina ese plato de callos amorosamente preparado por mamá.

Decimos que alguien llora con lágrimas de cocodrilo cuando queremos decir que lo hace fingiendo un dolor que no siente. 

Y la expresión viene de la antigua creencia de que los cocodrilos emitían un sonido similar a un sollozo, a un aullido de esos que dan los perros cuando oyen el sonido –molestísimo para ellos- de un cohete, con el único fin de atraer a sus víctimas a sus cuevas y allí devorarlas sin piedad. Así, por ejemplo, lo recoge Covarrubias en su Tesoro de la lengua castellana (1611), donde además de explicar el cuento, nos dice que “significa la ramera, que con lágrimas fingidas engaña al que atrae a sí para consumirle”. Dejando a las prostitutas aparte, parece la versión reptil de la figura mitológica de la sirena (la clásica, se entiende, no la de los cuentos).

También se contaba que una vez terminado su almuerzo, estos lagartitos acostumbraban a llorar sobre los restos de sus víctimas en señal de duelo por haber terminado tan delicioso banquete. ¡Qué tiernos
! Así lo escribía, entre otros, Joaquín Bastús, escritor, pedagogo y paremiólogo -entre otras ocupaciones- en su obra La sabiduría de las naciones.

Pero, volviendo a la pregunta del principio: ¿de verdad que lloran los cocodrilos? Bueno, sí y no. Lágrimas sí que vierten. Aunque, en realidad, son secreciones acuosas que impiden que sus ojos se resequen cuando están fuera del agua. Las glándulas lacrimales y las salivares están muy próximas, por lo que es normal que se estimulen constantemente y que el animal no deje de llorar cuando come. O sea, no es llanto, es lubricación del ojo. Sea lo que sea lo que sienten cuando comen.


¿Por qué la comida orgánica es mejor?

En el mundo que vives, lleno de continuas transformaciones, optar por la comida orgánica es una elección inteligente, preventiva y racional. El mundo entero debería sumarse al consumo de alimentos obtenidos de una forma tradicional, que permitan seguir disfrutando de la naturaleza tal y como la conoces. Alimentarte de una manera sostenible es algo que tienes a mano y que está entre tus posibilidades. Tu organismo, los agricultores y el ecosistema agradecerán enormemente que elijas comida orgánica por encima de la alimentación lograda a partir de procesos industriales y alejados de la tradición. 

Sin aditivos químicos
A todos les encanta alimentarse de forma sana y saludable, y ambos requisitos son reunidos por los alimentos orgánicos. Estos se obtienen de procedimientos tradicionales, lejos de los aditivos químicos y las sustancias de origen sintético, lo que reporta una mayor calidad en el producto final. En la obtención de los alimentos orgánicos tan solo pueden interferir elementos naturales, y eso lo notarás gratamente en la calidad y el sabor de la comida que llega a tu plato. Consumir orgánico es una apuesta segura por la salud, que se ve recompensada por el buen gusto del producto.

Mejorar el sistema inmunológico

Alimentarnos con comida orgánica mejora sustancialmente tu sistema inmunológico. Este tipo de comida te fortalece y dificulta la aparición de posibles enfermedades provocadas por una mala alimentación. Tu cuerpo agradecerá con salud una dieta en la que este tipo de comida esté presente, dejando a un lado a los alimentos transgénicos que encuentras diariamente en los supermercados de todo el mundo, y que sólo aportan un descenso de la calidad del producto que compras. Si comienzas a optar por lo orgánico, notarás un cambio para mejor.

Cuidar el medio ambiente
Optar por los alimentos orgánicos promueve la conservación del medio ambiente, ya que para obtenerlos no hay que recurrir a productos químicos que pueden deteriorar la calidad del suelo en el que se producen las frutas y verduras. La producción de esta comida es mucho más sostenible y facilita la pervivencia de un tipo de agricultura más tradicional, alejada del poco natural y masificado proceso de algunas empresas agrícolas. Comer orgánico significa cuidar el entorno natural en el que vivimos, y eso juega a favor de todos. Además, los animales también se verán beneficiados de un lugar menos artificial, donde poder vivir y alimentarse dignamente.

Alimentos con estética "realista"
La estética de este tipo de alimentos es real. Están llenos de colores, texturas y sabores que la comida transgénica no puede aportarte. Son alimentos óptimos en su apariencia, sin que haya tenido que aparecer ningún proceso externo a la naturaleza para su obtención. El intenso color rojo de un tomate, la firme textura de una fruta, el sabor ineludible de una hortaliza o el tamaño natural de una verdura son cosas que sólo te puede dar la propia tierra que se cultiva como tus antepasados lo hacían. Ningún proceso químico puede igualar esa sensación para el paladar y la vista.

Impulsar la agricultura tradicional
No sólo obtendrás beneficios saludables y sabrosos, sino que ayudarás a pequeños agricultores y sus familias a seguir viviendo de la agricultura tradicional. Normalmente, este tipo de productos son cultivados por grupos reducidos de personas, quiénes tratan con especial dedicación pequeñas tierras de las que saldrán estos productos de calidad. Consumirlos seguirá permitiendo a estos trabajadores seguir subsistiendo con un negocio que se ha ido perdiendo progresivamente por la irrupción de las grandes empresas alimenticias, las cuales han acabado con la existencia de muchos agricultores.

Algo mas que simples imágenes.







8 increíbles escenas de películas, basadas en la vida real.

El viejo dicho “la realidad supera a la ficción”, se aplica perfectamente a la presente lista, pues algunas escenas de películas que nos parecen ficticias, fueron de hecho, basadas en acontecimientos reales.

Algunas de estas escenas fueron tachadas de “increíbles”, “poco realistas” o en algunos casos como “fantasmadas”. Nada de eso: algunas de las partes más memorables de fims como ‘Independence Day’ o ‘Pulp Fiction’ tienen su base en anécdotas reales. Y sin que sus protagonistas cobraran derechos de autor, claro está.

Un chute de adrenalina resucita a la víctima de una sobredosis (‘Pulp Fiction’)

¿Qué pasaba en la película?
El personaje de Uma Thurman se mete una sobredosis de heroína que le produce un paro cardíaco. Vincent Vega decide improvisar y le administra una inyección de adrenalina directamente al corazón.

¿Qué pasaba en realidad? Steve Prince, un amigo de Martin Scorsese, fue testigo de todo el proceso. Una chica tuvo una sobredosis delante de él y unos amigos suyos traficantes. Para evitar ir al hospital, consultaron un libro de medicina que tenían a mano, señalaron su corazón con un rotulador y le administraron la adrenalina directamente pinchando.

Eso sí: la mayoría de médicos y expertos afirman que, ni es la adrenalina la sustancia más apropiada, ni hubiera actuado tan deprisa.

Lucha de cazas en un cañón (‘Independence Day’)

¿Qué pasaba en la película?
Una nave alienígena y un avión de las fuerzas armadas estadounidenses tienen una peligrosa batalla en un cañón, maniobrando entre sus paredes.

¿Qué pasaba en realidad? Obviamente, en la vida real no había nave alienígena. Pero en 1966 tuvo lugar una batalla entre pilotos israelíes y jordanos que se asemeja mucho. Ran Ronen, de Israel, persiguió el avión de Muwaffaq Salti a través de los cañones cerca de Al-Samu en Jordania.

A Wayne le regalaban un mueble para sus armas de fuego (‘Wayne’s World ¡Que desaparrame!’)

¿Qué pasaba en la película?
Para intentar hacer las paces, la novia de Wayne le regalaba un mueble para guardar sus pistolas, ante la atónita mirada de sus amigos y la sorpresa del propio Wayne.

¿Qué pasaba en realidad? Una novia del actor Mike Myers le hizo el mismo regalo en la vida real. Por lo visto, cuando la chica vio la película, se sintió muy dolida ante el cachondeo de los protagonistas y el comentario de “está como una regadera” que hacían del personaje basado en ella. Myers terminó por llamarla para disculparse por haber incluido esa historia en el film.

El bailecito del traficante de cocaína (‘Boogie Nights’)

¿Qué pasaba en la película?
Un grupo de actores porno va a casa de un traficante. Este les recibe en ropa interior y se dedica a bailotear sus canciones favoritas.

¿Qué pasaba en realidad? El personaje está basado en el traficante Eddie Nash, que acostumbraba a hacer justo eso mientras servía a sus clientes. Nash, efectivamente, era muy fan de la música “moderna”y propietario de varios clubs, entre ellos el Starwoods, donde tocaban infinidad de grupos de punk y rock.

Historias fotográficas falsas que nos "vende" Internet.

En la Red circulan diariamente una enorme cantidad de imágenes. Con el avance de las  tecnologías gráficas a menudo resulta complicado distinguir si son reales o se trata de un montaje. Les presentamos 11 imágenes que son populares, impactantes y falsas. 

¿Es posible que la estrella de The Beatles tocara un dúo con el renombrado revolucionario argentino Che Guevara?

Claro que no. Frente a John se encontraba Wayne 'Tex' Gabriel, pero alguien le colocó la cabeza del Che.

Se dice que John Kennedy tuvo una relación amorosa con Marilyn Monroe. La foto de la izquierda podría probar este rumor si no fuera una imagen de dobles fotografiados por Alison Jackson, una artista británica conocida por sus instantáneas de dobles de celebridades.

Esta foto real recorre la Red con una historia distorsionada. Dicen que en 1954, a la célebre cantante Ella Fitzgerald le prohibieron actuar en el club Mocambo, en Hollywood, por ser negra y que Marilyn Monroe presionó al propietario para que la admitiera. En realidad en aquel entonces ya habían actuado en el local muchos artistas negros, pero para el gerente del club, Ella no tenía el suficientemente ‘glamour’. Lo cierto es que Marilyn sí intercedió por la artista.

Es un hecho bien conocido que la polución atmosférica es un problema grave en Pekín. Pero no hasta el punto de que el Gobierno ponga pantallas en las plazas para que los ciudadanos puedan disfrutar las salidas del sol.

'Proteger el atmósfera es la responsabilidad de cada uno', puede leerse en la pantalla en la plaza de Tiananmen envuelta por una niebla de humo.

Estatuas de Budas desnudos, provocan protestas en China.

Dos grandes esculturas de Budas desnudos instaladas en un restaurante en China han provocado la indignación pública en el país asiático.

Las estatuas, una de las cuales representa a Buda sentado en el tejado y la otra lo reproduce trepando por un muro, fueron instaladas domingo pasado en un restaurante de una concurrida calle comercial de la ciudad de Jinan, en la provincia nororiental de Shandong, informa 'The Mirror'.

La desnudez de Buda ha provocado una ola de indignación en la red china Weibo. Miaoming, un practicante del budismo zen, dijo que no entendía cómo una nación con una historia milenaria tenía tan poco respeto por su propia cultura.

Mientras tanto, otros internautas se lo tomaron con más sentido del humor. Asociaban la estatua de Buda que se encarama por el muro con una lujosa sopa que contiene ingredientes caros como el pepino de mar y las vieiras secas. El plato se llama 'Buda trepa la pared', una alusión a la noción de que es tan sabroso que tienta a los monjes y los hace salir corriendo de sus templos hacia los restaurantes para disfrutar de una alegría no vegetariana.

Finalmente las estatuas desaparecieron. Se cree que las autoridades locales ordenaron desmantelarlas. Sin embargo, los funcionarios lo niegan y aseguran que los dueños del local retiraron las estatuas por decisión propia.





Así nacieron Los Simpson. Bocetos de la serie.

The Simpsons es una familia que ya es una parte indivisible de la vida de muchas personas. Sus personajes se han convertido en iconos de esta sociedad, siendo difícil recordar cuál fue la primera vez que vimos un episodio de esta mítica serie. Ahora, gracias a uno de sus principales animadores (especialista en animación), conocemos algunos de sus primeros bocetos.

David Silverman es un animador y director estadounidense que ha trabajado en The Simpsons desde sus inicios, llegando a dirigir la película homónima publicada en 2007.

En su perfil de Twitter ha estado publicando una serie de bocetos de la creación de personajes de la talla de Milhouse o Mrs Krabappel. También se pueden ver escenas famosísimas, como las que protagoniza Homer en Land of Chocolate, un capítulo en el que se vuelve completamente loco paseando por un país en el que todo es de chocolate.







Para que rías un rato, porque hay que ser feliz...










Aparecen fotos ineditas de la tragedia del Challenger.


Michael Hindes estaba mirando algunas de las viejas cajas de fotografías en casa de sus abuelos cuando se topó con imágenes de lo que parecía ser un lanzamiento de un trasbordador normal. Mientras las hojeaba, él y su familia tuvieron lo que llamó un "momento abrumador" de comprensión.

Eran fotos del desastre del Challenger de 1986, tal como sucedió.

El abuelo de Hindes, Bill Rendle, trabajó como contratista para la NASA hace años y Hindes dice que Rendle llegó a ver "casi cada uno de los lanzamientos". Las imágenes fueron dadas a Rendle por un amigo que también trabajó para la NASA. Rendle mostró las imágenes a otros, pero conforme pasó el tiempo, fueron mezcladas con otras fotografías y fueron olvidadas.

Cuando la abuela de Hindes falleció recientemente en Quincy, Massachusetts, la familia decidió organizar las fotos en su memoria y fue entonces cuando se encontraron con las fotos del Challenger. Hindes dijo que su abuelo se sintió abrumado. "Su rostro decayó cuando vio las fotos".

En 1986, el trasbordador espacial Challenger explotó tras el lanzamiento, matando a los siete miembros de la tripulación a bordo. Christa McAuliffe, una de los miembros de la tripulación, iba a ser la primera maestra en el espacio. El conjunto de 26 imágenes de la colección de Rendle y Hindes comienza con el lanzamiento, el trasbordador, el despegue y termina con las inolvidables columnas de humo blanco contra un cielo azul de enero.