lunes, 24 de febrero de 2014

...es que los autores de esos libros, negaban la ley de la gravedad de Newton..., y otras imágenes divertidas.






Cuando el abuelo se enteró de su tatuaje

Un necrófilo es atrapado tras quedarse dormido sobre un ataúd.

Necrófilo camboyanom es atrapado por la policía luego de quedarse dormido sobre un ataúd en cementerio.
Un hombre que trató de tener sexo con un cadáver luego de profanar un sepulcro, fue arrestado tras quedarse dormido sobre el ataúd, según informó este lunes la policía camboyana. El hecho ocurrió en la comunidad campesina de Prey Poun, a unos 150 kilómetros de la capital, Phnom Penh.

El detenido tiene 47 años de edad y fue identificado como Chin Chean. El arresto se produjo luego de que algunos aldeanos vieran a un hombre dormido sobre la tumba de una joven de 17 años que había sido sepultada el día anterior, y avisaran a la familia de la fallecida

Chean confesó a la policía que él comenzó a excavar en la tumba a eso de las 22.00 horas del día posterior de los funerales de la adolescente, ceremonia a la que asisitió.

Según informa el periódico Cambodia Daily, el detenido explicó que después de remover la tierra llegó el ataúd y se las arregló para abrirlo.

Luego -admitió a la policía - intentó tener relaciones sexuales con el cuerpo, pero debido a que el ataúd era demasiado pequeño no logró hacerlo. Finalmente, se quedó dormido sobre el féretro.

"Los aldeanos vieron el pie del señor Chean asomando de la tumba sobre las 06.00 y se comunicaron con la familia de la fallecida ", explicó Keo Vutha, jefe de la policía local, quien agregó que "hasta el momento no hemos podido saber si él había conocido a su víctima en vida".

Sin embargo, destacó que Chen era conocido en la localidad por consumir drogas y comportarse de forma extraña. "En una ocasión, corrió desnudo alrededor de la pagoda local",contó el policía.

El profanador de tumbas fue enviado a la sede policial del distrito, donde fue interrogado nuevamente, antes de comparecer ante la corte.





"Superman es un invento Judío"

El movimiento libanés Hezbolá asegura en un nuevo documental emitido por Al-Manar TV (su canal oficial en Líbano) que los judíos americanos inventaron a Superman para "dominar el mundo".

Según el sitio web ADF, entre las películas citadas por el documental figuran 'Superman' y 'La lista de Schindler', en la que un empresario alemán salva la vida de muchos judíos polacos durante el Holocausto.

El programa explica que los judíos "se sentían rechazados por la sociedad americana real", así que "trataron de cambiar la opinión de la sociedad sobre ellos, inventando personajes cinematográficos que servirían como modelos a seguir". Algunos de los personajes eran explícitamente judíos, otros se escondían bajo el disfraz de superhéroes y otros eran protagonistas clásicos de la industria cinematográfica americana, afirma el movimiento libanés.

Según el documental, Superman fue inventado por un judío, Joe Schuster, para "hacer frente a todo aquel que desafió la visión del mundo judío". El programa afirma que "todo el mundo quería ser como Superman, el héroe del espacio exterior que no podía encajar en la sociedad", con lo cual crearon un personaje que era más apropiado para la sociedad estadounidense: "un débil con gafas como Clark Kent".

El informe concluye que "Hollywood es un invento judío que cambió la forma en la que los estadounidenses veían a su país y creó sueños en lugar de realidad: Se las arreglaron para hacer que los estadounidenses vivieran ese sueño, alejados de la realidad".






Samsung presentó su renovado Galaxy S5.

Samsung confirmó las expectativas puestas durante su presencia en el Congreso Mundial de Móviles de Barcelona y presentó la última versión de su teléfono móvil emblema, el Galaxy S5.

Entre sus funciones más destacadas se encuentra el sensor biométrico de huellas dactilares, ubicado en el botón físico ubicado en la parte inferior del equipo, con un diseño que sigue la línea de sus antecesores.

Pocas horas antes de su presentación oficial en Barcelona, se filtraron en Internet diversas imágenes del el Samsung Galaxy S5, junto a las especificaciones del equipo.

El Samsung Galaxy S5 cuenta con una pantalla Super AMOLED de 5,1 pulgadas con una resolución Full HD de 1920 por 1080 pixeles. Dispone además de una cámara de 16 megapixeles junto a una frontal de 2 MP, que le permite registrar videos en 4K.

Además de las prestaciones habituales presentes en este tipo de equipos, tales como conectividad 3G, Wi-Fi y Bluetooth, además del GPS y los sensores de movimientos, este equipo se caracteriza por disponer de un lector de huellas dactilares, una prestación que Apple había incorporado de forma previa en su iPhone 5S.

En su interior, el teléfono emblema de Samsung cuenta con un procesador de cuatro núcleos a 2,5 GHz, 2 GB de memoria RAM y una batería con un rendimiento un 20% mayor respecto al anterior modelo.

El Galaxy S5 utiliza como sistema operativo la versión 4.4.2 de Android, conocida como KitKat, y cuenta con un puerto USB 3.0. Además, este modelo es resistente al agua y polvo, y puede estar sumergido hasta 30 minutos.

El Samsung Galaxy S5 estará disponible en cuatro colores: blanco, negro, azul y dorado, y su lanzamiento global está previsto para abril, pero la compañía no especificó el precio del equipo.



Falleció Harold Ramis, uno de los míticos "Caza Fantasmas"

Si hay una película de los años 80 a la que todos tenemos un cariño especial esa es Ghostbusters. Su canción, los efectos especiales, los diálogos y los protagonistas de la cinta lograron hacer una película mítica de la que siempre hemos esperado una tercera parta que nunca se ha llegado a materializar. El director Ivan Reitman congregó a un reparto fuera de serie con Bill Murray, Dan Aykroyd, Sigourney Weaver, Harold Ramis y Rick Moranis; un reparto que ahora nos queda algo más cojo porque Harold Ramis, el mítico Dr. Egon Spengler, ha muerto hoy a la edad de 69 años.

Harold Allen Ramis, nacido el 21 de noviembre de 1944, nos ha dejado a las 12:53 hora de Chicago por complicaciones derivadas de la vasculitis que padecía. Ramis se convirtió en un habitual del cine de comedia de los años 80, además de participar en los "Cazafantasmas" ("Ghostbusters") también lo recordamos de otros grandes éxitos de la época como "El Pelotón Chiflado" 

Tras una breve carrera como actor, participó en 16 películas (una de sus últimas intervenciones fue en "As good as it gets" con Jack Nicholson) y prestó su voz a videojuegos basados en Ghostbusters, Ramis tuvo una prolífica carrera como guionista y director; como guionista firmó los guiones de varios de los videojuegos basados en Ghostbusters y también grandes comedias como "Atrapado en el tiempo" (Groundhog Day) o "Una terapia peligrosa" (Analyze This), película en la que también ejerció de director de un Robert de Niro que encarna a un mafioso depresivo que acude a terapia psiquiátrica. También firmó como director 4 capítulos de "The Office" y comedias como "Multiplicity" y "Bedazzled".

Con la muerte de Harold Ramis se nos va uno de los actores, guionistas y directores más representativos de las comedias de los años 80, un cine destinado 100% al entretenimiento y que, la verdad, nunca pasará de moda. Con la pérdida de Ramis también se pierde a uno de los integrantes originales de Ghostbusters que, con el paso de los años, más vinculado estaba al proyecto y a su posible reactivación con una tercera parte de la mítica saga.



50 imágenes, que te dirán mas que las palabras.







Humor (y no tanto) para un lunes (¡...y tanto!)







Crédito: conlacamara.com


"Solos", la carta de la prima venezolana del cantante uruguayo Jorge Drexler.

El músico uruguayo Jorge Drexler publicó en su cuenta de Tumblr una carta de su prima, que vive en Venezuela, en la que relata la situación que atraviesa el país. "Carta de mi prima venezolana (hija de exiliados políticos de la dictadura uruguaya) en la cual nos explica a la familia la grave situación en Venezuela en estos días". Recomiendo su lectura.

'Solos.

Por estos días vi la foto de los presidentes latinoamericanos posando con Raúl Castro en Cuba. Una foto por decir lo menos curiosa, de varios hombres y mujeres que en su mayoría pasaron media vida tratando de convencer a sus conciudadanos de que eran la mejor opción de gobierno en sus países, luchando por sus ideas justas o injustas, ganando con enorme esfuerzo unas elecciones, que sonreían junto al designado heredero de la monarquía cubana.

Como siempre que veo una cosa así, me acordé de Yoani Sánchez, me la imaginé en el piso de un carro recibiendo patadas en la cara, aquella vez que se la llevaron por andar escribeindo un blog, y me pregunté si la lluvia de golpes sería tal vez distinta si ella supiera que quien iba a salir mañana a defenderla y a acusar a los esbirros del régimen no era, digamos, la bestia de George Bush. Yo cuando pienso en los cubanos siempre termino diciéndome lo mismo: solos, los dejamos solos.

Eso de la foto fue antes de que empezaran las protestas en Venezuela. Claro que yo no iba a a protestar, no porque no sobren razones, sino porque me parecía que se estaba llamando a tumbar el gobierno. Entonces fue cuando otra vez, otra muchacha de la universidad en el Táchira fue atacada por unos malandros en pleno día, estuvo a punto de convertirse en otra de las decenas de miles de personas asesinadas por año en Venezuela (las cifras son oficiales), y los muchachos dijeron basta. Y salieron, protestaron, se portaron mal, quemaron cauchos, trancaron calles. Agarraron a unos cuantos, y los mandaron, sin proceso alguno, directamente a la cárcel de Coro a mil kilómetros de distancia. En una de esas demostraciones del surrealismo venezolano a las que nos hemos acostumbrado últimamente, los presos hicieron una protesta violenta y dijeron que esos muchachos no podían entrar en la cárcel, aquí solo hay criminales, dijeron, los estudiantes no deben estar aquí. 

Así empezó todo, y aquí en Mérida esa misma tarde estaban protestando los estudiantes. Y salió Leopoldo López a llamar a una marcha. Tampoco iba a ir, no me gusta nada Leopoldo López, aunque tengamos enemigos comunes, y pienso que Henrique Capriles tenía mucha razón y mucho valor en llamar a que no se saliera a descargar la frustación sin ton ni son, arriesgando la vida de los estudiantes. Pero resultó que la noche anterior a la marcha salieron con mas fuerza que nunca los llamados “colectivos”. En Mérida se llaman Tupamaros. Todos los conocemos. Tienen motos, andan de a dos. El de atrás lleva el arma. Se cubren la cara. La mayoría viven en unos edificios que antes eran residencias de estudiantes, y donde ahora la policía no entra. Tienen también un “brazo civil”, digamos, que participa en las elecciones. Esa tarde salieron, rompieron las puertas de un edificio donde viven varios amigos míos, entraron con las motos. Disparando. Así en varios edificios donde viven estudiantes que salen a protestar siempre. Se pasearon por la ciudad, y las “ballenas” anti disturbios de la policía venían detrás de ellos apoyando. El patrón se ha repetido en todos estos días de manifestaciones en todo el país: sueltan a los colectivos adelante, con las motos, armados, y la guardia nacional viene atrás. Lo que pasa es que yo vivo aquí en Mérida y eso no lo vi en una foto de twitter: lo vi.

Por eso yo fui a la marcha, vestida de blanco como todos. No porque hay una conspiración del imperio para tumbar a Maduro en la que yo participo, ni porque me convencieron con un folletito de la CIA de dejar de ser la hija de un exiliado político de la dictadura uruguaya para convertirme en una fascista de la ultraderecha, para usar el término con que me llama nuestro presidente. Salí, con miedo eso sí porque las balas no me gustan, a decirles a los criminales de las motos que la ciudad no es de ellos, es nuestra, que podemos caminar por sus calles cuando queremos, que no pueden decirnos con sus motos y sus pistolas adónde no ir. Salí porque si mi padre estuviera vivo, habría salido conmigo del brazo con los estudiantes. Y fue hermoso, y cantamos, y se nos unió toda la ciudad en la manifestación más grande que se había visto hasta entonces. Y entonces vino la noche, y de nuevo salieron las motos. Me llamó una amiga, atrincherada en su apartamento: vienen los “tupas”, y la policía los proteje, y quién nos defiende a nosotros. 

Los tupas. No escogieron el nombre por casualidad. Lo escogieron sabiendo que hay muchos, demasiados, tristes intelectuales de la así llamada izquierda latinoamericana, para quienes el discurso y el nombre lo es todo. Usted dice tupamaro, y ellos piensan en los torturados de la dictadura uruguaya, no en los muchachos que salieron ayer mostrando las heridas que la Guardia Nacional Bolivariana les hizo cuando los detuvo. Son el tipo de gente que si usted le dice guerrillero, ellos piensan en un joven buenmozo de barbita con una boina negra y su estrellita blanca, no en un anciano narcotraficante colombiano sin escrúpulos que es capaz de secuestrar niños para llevarlos a pelear a la selva. Son el tipo de gente que piensa que Chávez nacionalizó el petróleo venezolano y nunca se fijaron en la fecha. Son gente a la que usted les dice que los políticos venezolanos de oposición no salen en ninguna televisión venezolana desde hace meses porque está prohibido, y dicen: ah, pero. Y uno sabe que si mañana en su país prohibieran aparecer a los políticos de oposición, se indignarían. Que no estarían contentos si supieran que la tercera parte de los ministros de su país son militares, que oficialmente no hay separación de poderes, que el jefe del ejército juró que la oposición jamás ganaría una elección en este país, que la presidenta del Consejo Nacional Electoral celebra todos los años el aniversario del golpe de estado que quiso dar Chávez, y me paro porque la lista es larga.

En este momento en las calles de Venezuela está ocurriendo una tragedia. No es que hay disturbios y la policía antimotines dispara bombas lacrimógenas y muere alguno, no es eso, que lamentablemente pasa en todo el mundo a cada rato. Es que hay grupos armados financiados por el estado, disparando y matando. Y hay una censura informativa total.

Debería bastar que se supiera eso, debería bastar saber que en Táchira cortaron internet y sobrevuelan las ciudades aviones de guerra, que cerraron las emisoras de cable que daban noticias, debería bastar saber que están atacando a los periodistas, que hay estudiantes muertos, para que el intelectual de izquierda levante por fin los ojos de su enésima edición de “Las venas abiertas de América Latina” y mire alrededor, descubra que el siglo es el 21, que el muro de Berlín cayó, que los muchachos de la Sierra Maestra envejecieron y ahora no dejan a sus nietos gobernar, ni escribir un periódico nuevo, ni salir de su país, ni fundar un partido político, ni gritar abajo el gobierno. Que si en Venezuela no hay ni pan ni medicinas ni leche no es porque Obama está conspirando día y noche contra nosotros. Que somos perfectamente capaces de hundir económicamente un país sin ayuda de ninguna transnacional imperialista. La gente aqui piensa que los gobiernos latinoamericanos no dicen nada ante las atrocidades de este momento en Venezuela porque tienen intereses económicos. Yo pienso que no, yo pienso que es por la misma razón por la que se sacaron la foto aquella: porque viven en el siglo pasado.

Sí, Maduro dice que yo soy una fascista violenta de la ultraderecha que esta en una conspiración internacional para tumbar su gobierno. Que lo diga. Yo mañana vuelvo a salir con los muchachos, a exigir al gobierno que desarme a los colectivos, a decir que las calles son nuestras, a recordar a la estudiante que murió con una bala en la nuca, a darle fuerza a la otra que perdió un ojo. Y saldré con el mismísimo exacto orgullo, inocencia y alegría con que salen todos los estudiantes de América Latina a gritar viva la U, viva la Universidad, muera la bo, muera la bota militar. Y no, no les voy a explicar a los izquierdistas nostálgicos lo que pasa, ni les voy a mostrar los videos y a jurarles que es verdad, ni me voy a sentar a discutir con ellos cosas tan elementales como el derecho a la libertad de expresión, porque estoy, estamos, hartos. Está a la vista, mírenlo, mírennos. Estoy segura de que habrá (que hay) muchos que entiendan, y que esos no nos dejarán solos'".



Ingeniosos y creativos trucos caseros, para hacer mas fácil la vida con hijos.

La vida, de entrada, no es fácil; y, para colmo, todo se complica exponencialmente cuando llega al mundo un pequeño ser que encabezará la lista de preocupaciones de los nuevas papás. Sin embargo, los más ingeniosos tienen ideas brillantes que hacen que la crianza de un hijo sea más fácil. Por eso queremos compartir estos trucos e inventos caseros que hemos recopilado del torrente de ingenio de los internautas de todo el mundo.

Un guante para dos

Sí, llevar guantes es incómodo para casi todo, salvo para mantener nuestras manos calientes. Con estos originales guantes tú y tu pequeñín podrán ir de la mano compartiendo el mismo guante y sabrás que no se soltará salvo que quiera que se le hielen las manos.

Espray anti monstruos
Los niños son un nido de miedos, más aún cuando tienen que dormir en la soledad de una oscura habitación, en la que puede haber escondidos todo tipo de monstruos que lo atacarán en su imaginación. Reutiliza un bote de espray lleno de agua para convertirlo en la solución definitiva contra los monstruos nocturnos. Echa un poco del líquido mágico en la habitación cuando tus hijos se vayan a dormir y diles que así los monstruos no se acercarán.

¡Reciclaje al poder!
A veces, la solución más sencilla está delante de nuestras narices y no la podemos ver. Utiliza los envases de cremas, jabón, etc. como canal de agua para que tus hijos lleguen a lavarse las manos o cepillarse los dientes cómodamente.

Tatuajes para niños
Un miedo de todo padre o madre es perder a sus hijos en grandes aglomeraciones. Una buena solución es hacer una calcomanía casera o escribirles con bolígrafo en alguna parte visible del cuerpo el número de teléfono para que quien los encuentre os pueda localizar.
Viajar con niños
Un portazapatos también puede convertirse en un taller de actividades improvisado para que los pequeños se entretengan durante los viajes largos en el coche.
La solución definitiva para los helados
Tanto adultos como niños sabemos que si nos demoramos demasiado comiendo un helado cuando el día es muy caluroso, podemos acabar con las manos pringadas y pegajosas. La solución: un molde para magdalenas o, en su defecto, un trozo de papel o cartón que mantenga el helado derretido alejado de sus dedos.

Baño sin agua en los ojos
Di adiós a las molestias de tu bebé cuando le entra agua en los ojos mientras lo bañas utilizando un molde de repostería de silicona. Tal vez no sea muy práctico en algunos aspectos, pero cumple su función principal.

Maravillosas casas en árboles.

Hotel Costa Verde en Costa Rica: Un boeing 727 de 1965 en la jungla costarricense da lugar a un hotel de lujo. 

Teahouse Tetsu en Japón: pareciera salida de un cuentos de hadas. Fue diseñada por Terunobu Fujimori, representante de Japón en la bienal de Venecia. 

El Naha Harbor Diner en Okinawa, Japan: este restaurante se encuentra a 6 metros sobre el suelo, encima de un árbol gajumaru.

Esta casa del árbol tiene tres pisos y se encuentra en un bosque de Columbia Británica, Canadá. 

Mt. Crested Butte Residence en Mt. Crested Butte, Colorado: se terminó de construir en 1987

The Free Spirit Spheres o Esferas de espíritu libre: Son tres casas y se llaman Eve, Eryn y Melody. Están la isla de Vancouver y si tienes más de 16 años puedes hospedarte ahí.

The Mirrorcube: un cubo de espejos que mide 4x4x4, diseñada por Tham & Videgard Architekter y (también) pertenece al Treehotel en el norte de Suecia.

Impresionantes trabajos en Photoshop, aplicados a la publicidad.