miércoles, 19 de marzo de 2014

Famosos personajes, que han sido interpretados en el cine por diversos actores.







Pixar anuncia secuelas de "Los increíbles" y "Cars"

El estudio de animación Pixar no quiere correr riesgos. El año pasado su única película fue Monsters University y en los próximos años habrá secuelas al por mayor: ya estaba confirmada Buscando a Dolly (continuación de Buscando a Nemo) y ahora se suman Cars 3 y Los Increíbles 2.


Cars y Cars 2, de 2006 y 2011, tuvieron las voces de Owen Wilson, Paul Newman, Bonnie Hunt y Michael Keaton, entre otros.

Los Increíbles, estrenada en 2004, ganó dos premios Oscar, uno de ellos a mejor film animado, y contó con las voces de Holly Hunter, Samuel L. Jackson, Brad Bird, Elizabeth Peña, Spencer Fox, Sarah Vowell y Jason Lee.

Pocos detalles han trascendido por el momento sobre ambos títulos, ya que lo único concreto que se sabe es que Brad Bird está trabajando activamente en la premisa argumental de ‘Los increíbles 2’. Todo esto ha sido anunciado por Bob Iger, el jefe de Disney, compañía cuya próxima gran preocupación será descubrir si consiguen recuperar su cuantiosa inversión para sacar adelante ‘Maléfica‘ (‘Maleficent’, Robert Stromberg, 2014).

Afortunadamente no todas son secuelas para Pixar. Proximamente habrá dos historias originales. Inside Out, dirigida por Pete Docter y The Good Dinosaur, con Bob Peterson como escritor y director. Ambas se estrenarán en 2015.





De hackers a (multi)millonarios.

De jóvenes, numerosos de los actuales integrantes de las listas de 'Forbes' se dedicaron de una u otra forma a la piratería informática. Años más tarde, desarrollaron servicios y dispositivos que les convirtieron en multimillonarios.

A continuación les invitamos a conocer a algunos de ellos. 

Entre los que en su momento se dedicaron a la piratería informática está Bill Gates, cofundador de Microsoft y el hombre más rico del planeta, con una fortuna personal de 76.000 millones de dólares. De niño logró obtener la contraseña del administrador de Computer Center Corporation, la empresa que cobraba por utilizar los ordenadores en su escuela, y acceder al archivo codificado que contenía información sobre las cuentas de los usuarios. Él y tres de sus compañeros, entre ellos otro futuro cofundador de Microsoft, Paul Allen, intentaron aprovechar estas brechas de seguridad para obtener tiempo gratis en los ordenadores, pero fueron descubiertos y les prohibieron usar los computadores durante tres meses.

Andrew W. 'Drew' Houston, fundador y director ejecutivo de Dropbox, un servicio de almacenamiento de archivos multiplataforma en la nube, posee una fortuna personal de 1.200 millones de dólares. Empezó su carrera como 'beta tester' (un usuario de programas cuyos ejecutables están pendientes de terminar su fase de desarrollo o de alcanzar un alto nivel de funcionamiento), buscando fallos de seguridad en juegos en línea. Finalmente lo contrató una de las empresas fabricantes, la primera en una serie de 'starts-ups' con las que participó antes de crear Dropbox.

Sean Parker es uno de los cofundadores del servicio de distribución de archivos de música Napster, del servicio de distribución de videos Airtime, de la red social Plaxo y de la mayor plataforma del mundo de campañas en línea, Causes. También formó parte del equipo de Facebook, así como de w00w00. Actualmente su fortuna asciende a 6.300 millones de dólares. A los 16 años lo arrestaron por 'hackear' una red: su padre le confiscó el teclado cuando Parker estaba dentro de la Red de una compañía y no le dio tiempo a salir y borrar las pistas.

Paul Allen, cofundador de Microsoft, hoy en día posee una fortuna personal de 15.900 millones de dólares. La aventura de Computer Center Corporation no fue la única experiencia como 'hacker' de Allen y de su compañero de toda la vida, Bill Gates. Confiesa que una vez los dos hurgaron en un basurero y descubrieron unos papeles con el código de programación TOPS-10, un sistema operativo de finales de los años 1960. Estos documentos les dieron una primera idea sobre cómo funcionan los sistemas operativos.

Lo que piensas sobre las canas, no es cierto.

Hay dos formas de envejecer. Por una parte, está la gente que valora sus canas como una muestra de envejecimiento digno y, por otra, la gente que vive con miedo a los espejos, con miedo a despertarse un día y parecerse a Cruella de Vil.

Todos hemos oído infinidad de mitos sobre las canas, y todos nos hemos plantado alguna vez frente al espejo, preguntándonos si debíamos o no arrancar ese signo de juventud perdida. 

No te preocupes. Si te arrancas una cana, no te nacerán dos, ni tres, ni siete más.
¿A quién no le han contado alguna vez este cuento? Resulta que no hay nada de cierto en él, confesó Randy Scheuller, científico especialista en cosmética, al Today Show. En principio, arrancarse una cana puede parecer una buena idea, pero no se eliminará el folículo del cabello, por lo que al final el pelo volverá a crecer. Scheuller afirma que lo que hagas con un pelo no afectará al resto del cabello, esto es, que no te saldrán más canas. No obstante, Scheuller advierte de que arrancarse cabellos puede dañar el folículo de forma irreversible. En ese caso, no es que no te vuelvan a salir canas, es que el pelo dejará de nacer. Visto así, las canas no son tan malas, ¿no?

Tú no eres responsable de tus canasAl final de cada legislatura, la gente compara el color de pelo del presidente con el que tenía cuando juró el cargo por primera vez o cuando empezó la campaña. Es cierto que muchos presidentes se han quedado canosos a medida que su mandato ha ido avanzando, por lo que puede parecer un argumento convincente. Sin embargo, no existen pruebas científicas que respalden esta idea.

El estrés no produce canas, pero sí puede provocar un aumento de la caída del cabello, conocido como efluvio telógeno, según explicó el dermatólogo Howard Brooks a la CNN. El efluvio telógeno hace que el pelo se caiga; el problema es que cuando esos cabellos vuelven a crecer, tienen menos pigmentación que el resto, por lo que pueden adquirir un tono grisáceo. Por tanto, el estrés puede contribuir a la aparición de canas, pero no es una causa directa.

Puedes echarle la culpa a tu madre
Replantéate lo de culpar a tus hijos por los disgustos que te dan. En realidad, es a tus padres a quienes tienes que agradecer este don de la madre naturaleza. Las canas tienen una base genética, aunque hay ciertos estilos de vida que pueden acelerar su aparición, explicó la tricóloga Elizabeth Cunnane Phillips a The Huffington Post. Por ello, si quieres saber cuándo se cubrirá de canas tu cabellera, mira a tus padres: ellos son un buen indicador.

Hablando de genes, la etnia también tiene un papel importante en las canas
Según los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), los caucásicos tienden a quedarse canosos antes que los asiáticos y los negros.

La regla del 50-50-50 no es del todo cierta
Según este principio, el 50% de la población caucásica que ronda los 50 años tiene la mitad de su cabellera gris. En realidad, esta afirmación es relativa. Cuando envejecemos, todo nuestro cuerpo empieza a cambiar, y los folículos producen menos melanina, el pigmento que da color al pelo. Algunos dermatólogos sí creen en la regla del 50-50-50, pero, según un estudio de 2012, solo entre un 6 y un 23% de la población de 50 años tiene la mitad de su pelo gris. Uf...

¿Crees que abusar de los tintes puede acelerar la aparición de canas?
Quizás lo has usado como excusa para asustar a tu hija, que quiere teñirse de azul, lila o cualquier otro color llamativo del arcoiris. En realidad, lo creas o no, solo se trata de un mito más. Pero no hace falta que se lo digas a tus hijos.

El sol tiene algo que ver, pero no se encuentra en la raíz del problema (nunca mejor dicho)
Actualmente, estamos concienciados con el efecto pernicioso del sol sobre el envejecimiento de la piel y las arrugas, pero no podemos aplicar la misma teoría a nuestro pelo. En 2009, varios investigadores europeos descubrieron el mecanismo responsable de las canas. Nuestras células capilares generan de forma natural peróxido de hidrógeno (agua oxigenada). El problema es que cuando se produce demasiada cantidad, nuestros cabellos no se vuelven rubios, sino grises.

Frutas y verduras, pintadas como otras frutas y verduras.

Hikaru Cho nos invita a jugar a las adivinanzas, así que empecemos. ¿Qué dirías que es esto? Aparentemente es un pepino, ¿verdad? ¿Pondrías la mano en el fuego?

¿Y esto otro? ¿Qué dices que es?
Una mandarina. Parece.

Y aquí tenemos…Una berenjena, ¿verdad?

Y ahora te preguntarás, ¿quién es la tal Hiraku? Pues se trata de una artista japonesa a la que le encanta jugar con las extravagancias. En esta ocasión se ha dedicado a pintar frutas, verduras, y otros alimentos con colores acrílicos para hacerlos pasar por otras cosas. Ahora que lo sabes, vuelve arriba y piensa: ¿qué es lo que ves?

Pues el pepino verde y con bultitos no es tal cosa: se trata de un plátano. Tal vez puedes haberlo adivinado por su forma semicurva, aunque te habrá costado.

Lo que pensabas que era una mandarina, tampoco es tal cosa. Se trata de un tomate.

Humor sin debilidades.







La escalera es anticuada, ahora usamos ramas..., y otras imágenes divertidas.







Un diario de EEUU ya tiene su propio "robot redactor"

Después que el pasado lunes Los Angeles Times fuera el primer medio en publicar información precisa relacionada con la magnitud de un sismo, muchos se preguntaron cómo pudo alguien realizar la nota del movimiento telúrico en tan solo tres minutos. La respuesta del medio fue inesperada: con un robot articulista.

La persona detrás de esta innovadora función periodística es el programador Ken Schwencke, que también escribe artículos científicos en el mismo diario, quien aprovechó un convenio que tiene el diario con el Centro Geográfico de los Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés), organismo gubernamental encargado de monitorear y reportar los movimientos sísmicos, para crear un algoritmo que genera automáticamente un breve artículo cuando se produce un terremoto utilizando la información del sitio de la USGS.

La pequeña nota escrita por esta forma de “robo-periodismo” fue la siguiente:

“Este lunes por la mañana ocurrió un temblor de magnitud 4.7 a ocho kilómetros de Westwood, California, de acuerdo con el Centro Geográfico de los Estados Unidos. El sismo ocurrió a las 6:25 am, hora estándar del pacífico, a una profundidad de ocho kilómetros. Según el USGS, el epicentro se encontró a 9.65 kilómetros de Beverly Hills, California; a 11.26 kilómetros de Universal City; a 11.26 kilómetros de Santa Monica, California; y a 560 kilómetros de Sacramento, California. En los últimos diez días no han habido terremotos de magnitud 3.0 o superior en la zona.”

Ken Schwencke declaró que el periódico ya cuenta con un algoritmo similar conectado con el departamento de policía de los Angeles para poder generar notas relacionadas con los crímenes que ocurren en la ciudad. Sin embargo, este robot no escribe automáticamente en el sitio, sino que manda la nota a la redacción del diario y un grupo de periodistas determinan qué notas son relevantes y cuáles no.

De acuerdo con el programador, su innovación periodística no fue creada con el fin de reemplazar a los redactores humanos, sino ayudarlos en recolectar rápidamente la información.

Por lo pronto los medios internacionales, como la BBC, ya señalan al invento de Schwencke como al primer robot redactor de un medio noticioso. 



El perro que costó 2 millones de dólares en China.

Un mastín tibetano fue vendido en China por cerca de US$ 2 millones, lo que podría convertirlo en uno de los perros más caros del mundo, indicó este miércoles la prensa china.

El comprador, un rico promotor inmobiliario, pagó 12 millones de yuanes para adquirir este animal de un año de edad y 90 kilos en una feria de mascotas “de lujo” en Hangzhou, en la provincia de Zhejiang, indicó el periódico vespertino de Qianjiang.


Los mastines tibetanos, también conocidos como dogos del Tíbet, se comparan con frecuencia a los leones por su impresionante melena de colores rojizos y son la última moda entre los millonarios chinos, convertidos en símbolo de estatus social. El precio de estos animales se ha disparado en los últimos años, en muchos casos superando el millón de dólares.

“Tienen sangre de león y son la flor y nata de los machos reproductores en la familia de los mastines”, explicó el criador del perro, Zhang Gengyun, al periódico de Qianjiang.

Esta raza, que en algunos casos puede ser agresiva, se adapta a las condiciones climáticas extremas y a la altitud y tradicionalmente ha sido muy apreciada por los pastores nómadas de Asia Central. Por su parte los propietarios los consideran como buenos perros guardianes y muy fieles.



Paisajes reales, que parecen sacados de libros de cuentos.

El fotógrafo Kilian Schönberger ubica y explora las regiones menos visitadas de Europa en busca de lugares que ponen a prueba los límites de la fantasía y la realidad.

"Los libros de Tolkien, como El Señor de los Anillos y El Hobbit, fueron inspirados por los viejos mitos europeos, las leyendas y los cuentos de hadas", dice Schönberger.

"Las películas presentaban los paisajes salvajes de Nueva Zelanda, pero yo quería saber si aún quedan paisajes salvajes similares en la región poblada de Europa Central. Por lo tanto, visité lugares en Alemania, la República Checa, Luxemburgo y Austria".

El resultado de su trabajo son inquietantes fotografías que parecen haber sido sacadas de un sueño.

La serie que surgió como resultado se llama "Patria de los hermanos Grimm", para lo cual Schönberger hábilmente utiliza el encuadre, la niebla y la iluminación para sugerir sutilmente los cuentos de hadas de los hermanos Grimm.







4 cosas asquerosas que son inofensivas.

El asco es una función biológica que nos ayuda a mantenernos a salvo de las enfermedades. Sin embargo, hay cosas que en la actualidad consideramos asquerosas o antihigiénicas que son más inofensivas de lo que pensamos.

A continuación te mostramos 4 cosas que provocan repugnancia en la mayoría de las personas, pero que no significan un riesgo importante para nuestra salud, recopiladas por Huffington Post.

1. Sumergir comida ya masticada en las salsas

De acuerdo a una investigación realizada por el equipo del popular programa de Discovery Channel, “Cazadores de mitos”, sumergir dos veces un bocadillo en una salsa (antes de masticar y después de masticar el mismo snack) no es tan terrible como parece.

Tras medir el crecimiento bacteriano en un entorno controlado donde la salsa y los bocadillos estaban esterilizados, Adam Savage y Jamie Hyneman comprobaron que cuando untas por segunda vez la comida ya masticada, se añade un número insignificante de microbios al aderezo.

2. Pelo en la comida

Aunque es realmente asqueroso encontrar un pelo de procedencia desconocida en una comida, es casi imposible que nos transmita alguna enfermedad. Según Popular Science, el cabello está hecho de una proteína llamada queratina, la cual no suele albergar patógenos.

Por otro lado, Maria Colavincenzo, dermatóloga de la Universidad Northwestern en EEUU, señala que aunque un pelo estuviese contaminado es poco probable que genere malestar.

Ella asegura que la pequeña cantidad de estafilococos que podrían esconderse en una hebra o dos es insuficiente para provocar problemas gastrointestinales.

3. Sentarte en un baño público

Los baños públicos están llenos de gérmenes que causan enfermedades, tales como E. coli y S. aureus. Sin embargo, los asientos de los inodoros normalmente sólo entran en contacto con la piel, que es impermeable a la mayoría de las bacterias y virus que están en los baños, según Philip Tierno, director de microbiología clínica e inmunología de diagnóstico en la Universidad de Nueva York al portal Every Day Health. En general, estos microorganismos requieren estar en contacto con una membrana mucosa para causar una infección.

Además, los expertos desacreditan el mito de que puedes contagiarte una infección de transmisión sexual (como herpes genitales) desde el asiento de un excusado. La explicación es que la mayoría de estos virus requieren de un huésped humano y no duran mucho tiempo en las superficies externas.

Tierno dice que aunque no recomienda sentarse en un baño sucio, es poco probable contagiarse una infección ahí. Además, indica que hay zonas que tienen más gérmenes que el asiento, como la tapa, el estanque o las manijas, porque casi nunca se limpian.

El curioso caso de la maestra que "olvidó como leer"

La mayor fuente de satisfacción de MP, una maestra de educación infantil de 40 años, era transmitir a los más pequeños el amor por la lectura. Su especialidad, precisamente, era enseñar a los niños a leer y narrarles historias.

Pero todo esto cambió un jueves por la mañana cuando se encontraba de pie frente a una docena de niños y, al echar la vista sobre el libro, no pudo articular palabra. Las frases que antes le eran tan familiares ahora se habían convertido en un jeroglífico imposible de descifrar. Era la misma historia que llevaba años leyendo, pero aun así comprobó que se trataba de su cuaderno de siempre, y el pánico terminó por apoderarse de ella cuando descubrió que también era incapaz de leer las letras que había preparado para adornar su clase por Halloween, ya a la vuelta de la esquina.

“No podía”, apunta con tristeza en la publicación científica de su caso, “¿cómo iba a seguir con mi trabajo?” Así que cogió la baja hasta descubrir qué pasaba.

Los días siguientes surgieron más dificultades. Descubrió que era incapaz de saber la hora que era en un reloj, y tardó casi toda una mañana en hacer la maleta para trasladarse a casa de su madre. En estas condiciones, no podía seguir viviendo sola. Además, cada día que pasaba notaba que necesitaba hacer mayores esfuerzos para encontrar las palabras, y su pensamiento se había ralentizado mucho. Convencida por su madre, MP fue al hospital más cercano, donde, después de muchas pruebas, los médicos le informaron de que el origen de todo era un accidente cerebrovascular.
El pionero. El primero en describir el síndrome de alexia sin agrafía fue Joseph Jules Déjerine, que escribió sobre dos pacientes con lesiones también en el giro angular derecho, es decir, la “zona del lenguaje
Y como consecuencia, padecía alexia sin agrafía, comúnmente conocida como ceguera de palabras. Se trata de un síndrome neurológico raro, cuyos enfermos se vuelven incapaces de leer, pero sí pueden escribir y comprender el habla. Sin embargo, quienes lo padecen también pueden sufrir hemianopsia derecha (pérdida de visión lateral derecha); anomia del color (impide reconocer los colores por su nombre) y diversas apraxias (desórdenes del habla). Aunque este síndrome puede tener su origen en daños en varias partes del cerebro, el de MP está muy localizado en la zona del lenguaje. Su primera reacción fue autoenseñarse, como lo había hecho con los niños, pero no tuvo éxito. Ahora se ha resignado a vivir sin leer y está pensando en contar su historia en un libro.





10 trabajos que los robots ya hacen mejor que los humanos.

A pesar del desolador panorama que plantea la incorporación de robots para ocupar diversos puestos laborales dadas las circunstancias actuales, es posible que esta tecnología emergente vaya a crear nuevos y mejores trabajos, como ha ocurrido en el pasado. Si no está ocurriendo ya, se debe en gran medida a las dificultades de los trabajadores a adaptarse a una evolución tan rápida de la tecnología.

"El progreso tecnológico puede hacer el pastel más grande y, aún así, provocar que algunos trabajadores en búsqueda de empleo vayan a peor" afirmó Erik Brynjolfsson, responsable del Centro para Negocios Digitales del MIT para el Boston Globe. "Es la gran paradoja de nuestra era".

Agricultor

Una gran parte del trabajo de la agricultura implica una serie de tareas rutinarias que los robots pueden hacer de una forma más eficiente, como la topografía del terreno, manejo de tractores para poda y cosecha de los cultivos e incluso robots vendimiadores que podan las vides y arrancan las malas hierbas de la base de la planta.

Aunque hay muchas clases de robots para la agricultura, este que véis en la imagen se defiende bien entre los viñedos franceses. Se llama Wall-Ye, y además de podar es capaz de vendimiar 600 cepas en un día.

El robot vendimiador es un invento del francés Cristophe Millot, y aunque aún es solo un esbozo, resulta bastante prometedor.

Farmacéutico

En la farmacia de la Universidad de California no es un ser humano el que dispensa las recetas, sino un robot. Allí, los ordenadores registran la petición y la entregan.
Durante su primera fase de pruebas en la Universidad, no hubo ni un solo fallo entre 350.000 recetas. Es más, realizan un trabajo más eficiente que el humano al advertir, en su base de datos, si un medicamento puede interactuar con otros que el paciente esté tomando.

Cajero de supermercado

El 'hágalo usted mismo' pareció durante un tiempo la tendencia en los súper españoles. En muchos, aún se puede encontrar esa zona tumultuosa en la que los consumidores nos quedamos atrapados con el fin de adelantar en la cola (lo que no suele funcionar en la mayoría de los casos).

Claro, que si bien esta clase de cajeros automáticos se ha extendido por todo el mundo, la picaresca española requiere a un guardia jurado o dos o tres miembros del personal vigilando, lo que acaba por no resultar tan económico para las empresas.

Soldado

Según declaraciones realizadas por el Ejército de los Estados Unidos, los robots podrían sustituir a una cuarta parte de los soldados de combate estadounidenses en el año 2030. Según el general Robert Cone, "se trata de un esfuerzo por parte del Ejército para convertirse en una fuerza más pequeña, letal, desplegable y útil".

Hay que tener en cuenta que los robots pueden hacer de todo, desde desmantelar minas terrestres hasta participar en el combate en primera línea.

El perro del soldado

Ni el perro del soldado se libra de ser sustuido por un robot. Este que veis en la imagen se llama BigDog y es un robot de cuatro patas destinado a despejarles el terreno a los soldados de carne y hueso en el campo de batalla.

También puede arrojar bloques de cemento, correr y transportar objetos pesados. Eso sí, cada 20 km debe parar a repostar.