martes, 19 de agosto de 2014

Impresionante maquillaje tridimensional

La estilista londinense Laura Jenkinson ha presentado su arte de maquillaje, usando como lienzo su propia boca, de manera que crea un efecto ilusorio.

Gracias al efecto tridimensional las imágenes parecen vivas y solo queda imaginar la sensación que se crea si la artista empieza a mover la boca.







Los pensamientos negativos te dañan mas que tus enemigos

Es como tener pesadillas pero despiertos, te hacen maquinar sólo dificultades, interfieren con la habilidad de atraer el bien en nuestras vidas, nos impiden alcanzar nuestro potencial, te estresan y te roban energía, te debilitan, más de lo que piensas.

Y es que ¡ni tus peores enemigos o tus opositores pueden hacerte tanto daño como los pensamientos negativos!, que producen barreras, bloqueos, límites, para poder recibir lo que la vida tiene para ti.

Recordemos que los pensamientos generan sentimientos, emociones, y desde éstas tomamos decisiones. Si pensamos positivo, nos vamos a sentir muy bien y con todo lo necesario para realizar acciones con buenos resultados en nuestra vida. Si pensamos negativo, ya sabrás por dónde viene el oscuro resultado.

En lo que nos enfocamos, en lo que pasamos pensando, es a lo que le damos importancia, lo hacemos grande. Si estamos pensando en los problemas, en lo negativo, en cuando alguien nos dijo que no podemos, en lo que los demás hacen en contra de nosotros, en lo que los compañeros de trabajo, el jefe, la esposa o alguien cercano nos mencionó o nos hizo, en un reporte médico nada alentador, eso va distorsionar nuestra realidad, porque nos estamos enfocando en lo que nos limita, en lo que nos detiene, en creer que todo está mal o acabará mal, sin ver el otro lado más importante y que todo siempre tiene una salida. (Menos la muerte, claro está.)

Hay personas tan negativas que se enfocan en autocriticarse y pasarse diciendo lo que nos les gusta de ellos mismos, se viven criticando su pelo, estatura, condiciones. Si te enfocas en lo que no te gusta de ti eso bloquea todas las bendiciones. Concéntrate en lo bueno, no lo malo en tu vida.

Según Pedro Jara, psicólogo y autor de "Adicción al pensamiento", en declaraciones al diario El País, de España: "El cerebro está conectado con todo el organismo y las respuestas emocionales a pensamientos negativos tienen preferencia por algunos órganos: cuando hablamos de tener 'nervios en el estómago', 'acumular tensión en la espalda', o sufrir 'quebraderos de cabeza' estamos haciendo metáforas sobre la inmediata respuesta corporal de las emociones que generamos con nuestros pensamiento".

"Así como hay productos que dañan la capa de ozono, espiritualmente los pensamientos negativos dañan nuestra aura, nuestro escudo metafísico", comenta la directora del Kabbalah, Kareng Berg.

En Internet, encontré algunos de los pensamientos que nos pueden generar problemas, citados por Isabel Serrano:

-- Deberías: "debo ser una buena persona", "debo hacer bien mi trabajo", "debo tener la casa arreglada", "debo ayudarlo a solucionar su problema", "debo ser más abierto".

Lo pensamientos dentro de esta categoría son vividos como normas de obligado cumplimiento, siendo más adecuado cambiar el deber por el querer, "quiero ser una buena persona", "quiero hacer bien mi trabajo".

-- Etiquetación:
"soy tonto", "soy aburrido", "soy nervioso".
Lo que creo de mí mismo me va a acompañar el resto de mi vida, lo que me digo a mí mismo me condena a comportarme de la forma que pienso que soy.

La etiquetación no se ha de limitar a aspectos que considero negativos; es recomendable ampliar las etiquetas positivas de uno mismo, todos las tenemos.

-- Lectura de pensamiento: "seguro que hablan mal de mí", "a ellos les caigo mal", "no me ha llamado, eso es que no quiere estar conmigo".

Adivinar lo que otra persona piensa es mucho más que arriesgado ya que no disponemos de poderes sobrenaturales ni de una bola de cristal que nos lo permita.

-- Visión catastrófica: "me va a pasar algo horrible", me duele la cabeza, tendré algo grave".

Pensar en la peor opción posible lo único que me permitirá es dejar de hacer cosas que quiero hacer por miedo y normalmente, las cosas finalmente no son tan horribles como creemos.

En tan solo 8 meses la humanidad ya consumió todos los recursos alimenticios de la tierra para el 2014

La humanidad agotó ya su presupuesto anual ecológico en menos de ocho meses, según datos de la Global Footprint Network, organización mundial y social de WWF que analiza la evolución de la huella ecológica.

Se necesitarían al menos tres planetas para que la humanidad se siga abasteciendo en 2050.
El organismo conmemora hoy el Día de la Sobrecapacidad de la Tierra que marca el punto en que nuestra "Huella Ecológica" supera la capacidad del planeta para regenerar lo que hemos consumido.

Esta fecha, que actúa como indicador de la velocidad a la que nos estamos "comiendo el planeta", cada vez se produce menos que antes. En el año 2000 se llegó al límite el 1 de octubre, y esta año apenas estamos a 19 de agosto.

La capacidad de carga del planeta es un término que se institucionalizó a finales de los años 60 para definir el límite de un ecosistema natural para absorber impactos o soportar un determinado uso. De ella se deriva un indicador de carácter global, llamado "huella ecológica", esto es, el territorio necesario para producir los recursos que el hombre necesita y para asimilar los residuos que genera.

Con la información de la Huella Ecológica que mide la cantidad de recursos naturales del planeta que consumimos por país, el Día de la Sobrecapacidad de la Tierra es una oportunidad para tomar conciencia y adoptar medidas para luchar contra el consumo desmedido de los recursos naturales.

Gráfica que muestra cuántos planetas Tierra necesitamos para abastecernos.

A finales de septiembre, la organización de conservación de la naturaleza WWF lanzará el Informe Planeta Vivo 2014, la décima edición de la publicación bianual insigne de WWF. El informe analiza la salud del planeta y el impacto de la actividad humana sobre los recursos naturales, según información de El Mundo.es.

Si bien la tendencia actual demuestra que la humanidad está abusando de la capacidad del planeta para abastecernos, todavía estamos a tiempo de tomar medidas contundentes y construir un futuro basado en un consumo sostenible de los recursos naturales" asegura Lambertini.

En 1961, cuando se fundó WWF, la humanidad consumía tan solo 2 tercios de los recursos naturales disponibles en el planeta.

En ese mismo año, la mayoría de los países todavía tenían saldo ecológico positivo, es decir, que su huella ecológica era mucho más pequeña y sostenible.

Los actuales niveles de consumo se han disparado y actualmente la Tierra está totalmente fuera de los límites sostenibles y en la actualidad se necesita un planeta y medio para abastecer las necesidades de consumo de la humanidad.

Si mantenemos esta tendencia, se llegarán a necesitar al menos 3 planetas para satisfacer la demanda en 2050.

Puedes entrar al sitio de Foot Print Networking y conocer la huella de tu país.






"Hombre azul corriendo con una muñeca inflable bajo el brazo..." y otras imágenes divertidas.