jueves, 28 de agosto de 2014

Increíbles ilustraciones de animales, rodeados por los elementos utilizados para su diseño

La talentosa artista Karla Mialynne no contenta con mostrar sus increíbles ilustraciones de animales, decidió exhibir tambien los elementos utilizados para su diseño, como forma de probar que se trata efectivamente de dibujos y no de fotografías. Con una imagen a medio hacer y luego con la obra ya terminada nos impresiona con su prodigioso talento:







Curiosidades científicas sobre la masturbación

Según las estadísticas, un 95 por ciento de los hombres sucumben a la autoestimulación frente a un 89 por ciento de mujeres, y de entre ellos, prácticamente la mitad lo hace con periodicidad diaria. El 53 por ciento de las mujeres usa vibrador a la hora de masturbarse, y el 17 por ciento de los hombres, también.

Conoce a continuacion otras curiosidades científicas de la masturbación:

Testosterona. Contra todo pronóstico, se masturban con más frecuencia aquellos que mantienen relaciones sexuales con asiduidad que los que llevan un tiempo sin hacerlo. En los hombres, ello es debido al aumento de la testosterona durante el periodo de actividad sexual, que conduce a una mayor apetencia en general, creando un círculo vicioso (nunca mejor dicho).
Orgasmo. Al contrario de lo que solemos pensar, el orgasmo obtenido en solitario es, salvo en contadas excepciones, más intenso que el procurado en una relación sexual en pareja. En el caso de las mujeres, además, este se alcanza en una media 4 minutos, frente a los 15 y 20 minutos que demora en compañía.
Origen del término. El término "masturbarse" proviene del latín manus turbare, cuyo significado se aproximaría a turbarse o violentarse con la mano, lo que pone en evidencia que el onanismo femenino ha sido siempre subsidiario del masculino, y que carece de un término específico que lo designe, siendo más apropiado el verbo "digiturbarse".
Enfermedades. La liberación hormonal que sucede a la eyaculación, unida a la liberación de tensión, mejora el estado de ánimo y favorece la relajación, además de prevenir distintas patologías como la diabetes tipo 2. En concreto, la liberación de cortisol refuerza el sistema inmunológico y la de endorfinas en el torrente sanguíneo reduce la depresión.
Disfunciones sexuales. El autoerotismo ayuda a superar barreras psicológicas que conducen a disfunciones sexuales como la anorgasmia y la pérdida de deseo sexual, al proporcionar un mejor conocimiento de la propia anatomía y contribuir a la inhibición de la ansiedad.
Infecciones. Reduce las infecciones o enfermedades del tracto urinario. En el caso de las mujeres, ayuda a que se abra el cuello uterino y libere mucosidad y fluidos cervicales, que suelen albergar bacterias. En el caso de los hombres, ayuda a fortalecer la musculatura, previniendo así la incontinencia y la disfunción eréctil, lo cual se obtiene también a través de las erecciones matutinas.
Dolor menstrual. Ayuda a mitigar el dolor menstrual: las molestias suelen verse reducidas cuando la mujer se masturba antes y después del periodo de sangrado. El onanismo también presenta ventajas de cara al primer parto, ya que al fortalecer la pelvis, procura contracciones más eficaces.
Cáncer. Disminuye el riesgo de padecer tumores prostáticos. Los hombres que practican la masturbación más de cinco veces a la semana entre los 20 y los 50 años tienen menos posibilidades de desarrollar un cáncer, afirmaba un trabajo del Cancer Epidemiology Centre de Melbourne (Australia). Estudios posteriores, sin embargo, señalan que la masturbación frecuente a edades tempranas es precisamente la causa de la aparición de dicha enfermedad, con lo que existe cierta controversia al respecto.
Espermatozoides. Mejora de forma considerable la movilidad y calidad de los espermatozoides. Un estudio publicado en la revista Fertility and Sterility reveló que si el varón mantiene periodos de abstinencia de eyaculación cortos, provocando eyaculaciones más frecuentes, se reduce la proporción de espermatozoides con ADN fragmentado, favoreciendo con ello su fertilidad.
Animales. Los animales también se masturban. Como ejemplo, los ejemplares macho de las ardillas terrestres de El Cabo se masturban poco después de copular con las hembras para reducir el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual, según un estudio publicado en la revista PLoS ONE. Los delfines también se masturban desde la infancia.



Los conciertos de los Beatles, olían a...¡orina! y otros datos muy curiosos de los 4 de Liverpool

Cierto, los Beatles son posiblemente la banda más famosa que ha dado la música en la historia de la humanidad. Incluso después de su desaparición como cuarteto, sus fans continuaron adorándolos, al grado de recolectar toda la parafernalia, discos y memorias de ellos. Pero aun así quedan misterios y pequeños detalles ocultos de los cuales no todo el público se enteró. Aquí te los presentamos.


  • Los conciertos no olían precisamente a rosas. Se dice que los lugares donde los Beatles se presentaban despedían un fuerte olor a orina, derivado de la emoción de miles de quinceañeras sueltas, listas para gritar y desmayarse.
  • George Harrison y su primera vez. El libro “Tune in”, la mayor antología de investigaciones sobre los Beatles del autor Mark Lewisohn publicó la siguiente nota: “Mi primera vez estaba en Hamburgo, con Paul, John y Pete viendo todo. Estábamos en literas. No podían ver porque estaba debajo de las mantas, pero después de que se había terminado, todos aplaudieron y vitorearon. Al menos guardaron silencio mientras lo estaba haciendo”.
  • Adiós Beatles… en Disney World. John Lennon puso fin a la extraordinaria historia de los Beatles cuando tomó una pluma e imprimió su firma en el documento que atestiguaba la terminación de la banda más grande del mundo. Esto sucedió en el Hotel Polynesian Village en Disney World, cuyos empleados seguramente jamás imaginaron lo que se vivió aquella noche.
  • Los Beatles planeaban iniciar una comunidad utópica en Grecia. En 1967 los Beatles estuvieron a punto de comprar una isla frente a Atenas, en donde pretendían iniciar una comunidad utópica con amigos y familiares. John Lennon fue uno de los principales entusiastas del plan que jamás llegó a concretarse. Años después Paul McCartney comentaría a Barry Miles para un libro que sobre él escribió el autor: “Es un buen trabajo que no lo hayamos hecho, porque cualquiera que probara esas ideas se daría cuenta, eventualmente, de que siempre habrán discusiones, siempre habría alguien que tuviera que lavar y que le tocara el turno de limpiar las letrinas”.
  • Los Beatles consumieron LSD por primera vez “por accidente”. John Riley, un dentista, puso LSD en los cafés de Harrison, su esposa Patti Boyd, John Lennon y su entonces esposa Cynthia Lennon, sin que estos se dieran cuenta. Lo que no se sabe bien es si Harrison y Lennon no tenían idea de esto o si ellos mismos le pidieron a Riley que les pusiera la droga pero sin que ellos supieran cuándo.
  • Vivían en urinarios durante su estancia en Alemania. La banda pasó gran parte de la década de los sesenta viviendo en Hamburgo, detrás de las pantallas de un cine. McCartney le describió así la situación a Barry Miles: “Vivíamos en el backstage del Bambi Kino, al lado de los baños y siempre podías olerlos”. La banda usaba los sanitarios para bañarse y afeitarse y con el tiempo George Harrison fue expulsado del país por ser menor de edad. McCartney y el entonces baterista incendiaron un condón en la habitación, provocando así la furia del dueño, quien los acusó con la policía y más tarde fueron deportados.
  • Primeros en todo. Los Beatles siempre alegaron ser los primeros en hacer muchas cosas, y es cierto. Por ejemplo la impresión de letras en el álbum, la celebración de un concierto en un estadio, la creación de videos de música y haber aparecido en la portada de Yellow Submarine con gesto de “cuernos del diablo”
  • La Beatle-manía en los Estados Unidos fue culpa de un adolescente. Cuenta la historia que una adolescente de 15 años de Maryland, en Estados Unidos, llamada Marsha Albert vio un segmento de noticias sobre la banda y llamó a una estación de radio en Washington DC para preguntar por qué en su país no había música como la del conjunto británico. El locutor programó entonces “I want to hold your hand”, causando sensación entre los radioescuchas y provocando que otras estaciones comenzaran a tocarlos.
  • Lennon estaba ebrio el día que conoció a McCartney. En 1957 Lennon pertenecía a una banda llamada The Quarrymen. Después de dar un concierto al cual asistió McCartney de quince años, decidieron continuar la fiesta y tocar música, mientras Lennon, de dieciséis, estaba perfectamente ebrio.
  • En primer lugar para el Vaticano. En 2010 el Vaticano publicó en su gaceta oficial que “Revolver”, el disco del cuarteto de Liverpool, era el mejor disco de pop de todos los tiempos.

Los 10 libros mas leídos de la historia

Muchas son las obras que pueden formar parte de la historia de cada persona, libros que nos han marcado por su trama, porque nos identificamos con algún personaje o bien, porque leímos estas historias en algún punto de la nuestra existencia; pero lo que leemos no siempre es lo mismo que le gusta a los demás. Nuestro libro favorito puede ir desde un cuento infantil que nos leía la abuela, a una trágica novela romántica.

De acuerdo con información de los sitios de la fundacionunam.org.mx, el portal Love Reading  repasamos los libros mas leídos en la historia y te sorprenderán algunos de los que se colocan entre las primeras posiciones, aunque los temas sobre los que giran no suelen ser entendidos por el grueso de la población, pero también hay los que hablan de temas universales, como el amor.

1: La Odisea. 

Escrita por Homero. La historia se forma por 10 mil versos en 24 cantos. Se piensa que fue compuesta en el siglo VII a.C. Narra la historia de un Odiseo, tras la guerra de Troya. El guerrero trata de recuperar su título de rey en la isla de Ítaca.

2: El Sagrado Corán. 

El libro sagrado del Islam que dicen los musulmanes contiene la palabra de Dios o Allah, reveladas a Mahoma a través del arcángel Gabriel. A la muerte del profeta, sus seguidores comenzaron a reunir estas historias y es lo que hoy se conoce.

3: Romeo y Julieta. 

Escrita por William Shakespeare, cuenta la historia de dos jóvenes que se enamoran, pero deben mantenerse alejados por la rivalidad que hay entre sus familias. Cuenta con 80 traducciones y 901 ediciones, publicadas por primera vez en 1597.

4: La Biblia de King James. 

Es la versión de la Biblia pero formada por diferentes secciones escritas originalmente en Hebreo, Arameo y Griego. Fue publicada por primera vez en 1611. Obras como las de Herman Melville y John Milton muestran una influencia de su léxico.

5: Don Quijote de la Mancha

De Miguel Cervantes fue publicada en 1612 y cuenta con 35 traducciones, 963 ediciones y más de 500 millones de copias. Es una de las obras más destacadas a nivel mundial. Es la primera que se puede contar como parte de la novela moderna.

¿Por qué es mas fácil ver los errores ortográficos de los demás, que los propios?

Qué fácil es ver la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el propio… Y resulta que el popular refrán tiene una versión literaria que no conocíamos: qué fácil es ver la errata en el documento ajeno y no la pifia que acaba de colarse en el tuyo.

Cuando leemos un texto escrito por otra persona es muy común que lo primero en que nos fijemos sea en esa palabra a la que le falta una letra, ese error ortográfico o esa expresión repetida una y otra vez. Y lo mismo sucede cuando el autor eres tú: si se lo muestras a cualquier lector, seguramente encontrará fallos incluso donde no los hay.

Si alguien corrige sus propios párrafos, la cosa cambia: después de revisarlos una y otra vez, fijándose en el más mínimo detalle, se atreverá a decir que todo está perfecto. ¿Seguro?

Esto de encontrar errores con tanta soltura en las palabras de otros no es cuestión de orgullo o estupidez (al menos no siempre), sino que se trata de una cuestión de actitud: le dedicamos toda nuestra atención a lo que estamos haciendo. Y eso, en ciertas ocasiones, trae problemas.

Palabras a mí
Tom Stafford, psicólogo de la Universidad de Sheffield, lo explica: “cuando escribes, tratas de expresar un significado y esto es un trabajo de alto nivel”. Para realizar las tareas más complicadas, el cerebro trabaja por partes. De esta manera, establece prioridades y considera algunas de ellas como muy simples y obvias, así que las pasa por alto.

Esta estrategia es en realidad una forma de ahorrar: le sirve para gastar menos energía. Sí, nuestro cerebro es un vago y por su culpa pasa lo que pasa.

Durante la lectura no le da tiempo a fijarse en todos los detalles, por lo que aplica la simplificación: recopila la información que captan los sentidos y la combina con sus propias expectativas, para darle un significado a cada expresión sin tener que poner demasiado empeño.

Sin embargo, cuando leemos un texto por primera vez, como sucede cuando no nos pertenece, no puede utilizar la intuición porque no dispone de ninguna pista previa. Está obligado a prestar atención. No ocurre lo mismo cuando las líneas son nuestras: sabe qué significa cada frase (o eso cree), así que ¿para qué va a molestarse en confirmar la información?

La causa por la que no apreciamos los errores que cometemos, por más que observemos detenidamente la pantalla del ordenador, es que la realidad está compitiendo constantemente con esa versión que hemos fabricado inconscientemente en nuestra cabeza mientras escribíamos.

7 simples trucos para tomar grandes fotos con el celular

Las cámaras de los smartphones han alcanzado una calidad más que digna pero, si queremos obtener unas fotos realmente buenas hay que hacer algo más que enfocar y disparar. Estos son siete sencillos trucos que pueden mejorar mucho tus fotos tomadas con el smartphone.

En qué momento hay que usar el modo HDR

La función HDR se ha vuelto prácticamente universal en los smartphones más recientes, pero hay muchas personas que no saben para qué sirve o como funciona exactamente.

En esencia, lo que hace el modo HDR es tomar varias imágenes en las que varía la luminosidad, y después combinarlas en una sola foto. A veces sus resultados son excelentes, otras son horribles. Como regla general, el HDR es efectivo cuando estamos tomando una escena en la que hay áreas muy oscuras, y áreas muy claras (como en una terraza a la sombra con el fondo a pleno sol). Sin embargo, conviene no dejarlo siempre activo porque no sirve para nada en fotos en las que la iluminación está equilibrada, y puede arruinar las fotos en las que el objeto se mueve rápidamente.

Mantenerse inmóvil

Puede parecer una obviedad, pero es la causa de esa situación tan habitual y frustrante en la que la foto parece buena pero, cuando hacemos zoom o la vemos luego en el ordenador, esta ligeramente borrosa. A menos que estemos tomando fotos bajo muchísima luz, lo mejor para evitar la trepidación es no moverse cuando tomemos la foto.

Conviene apoyarnos en algún objeto para tomar una foto si la luz no es muy buena. Si no tenemos nada sobre lo que apoyarnos, la mejor manera de proceder es sujetar el smartphone con ambas manos, apoyar los codos contra nuestro propio cuerpo, tomar aire, y exhalarlo lentamente justo antes de tomar la foto. Ante todo es mejor no frustrarse. Hay condiciones de luz en las que es casi imposible tomar una buena foto sin un trípode.

Utiliza el obturador de pantalla

Este truco es una extensión del anterior. Algunos móviles disponen de un botón físico en un lateral para tomar fotos. No lo uses. Es más difícil mantener el smartphone completamente quieto si apretamos un botón desde un lado. Pulsar suavemente el botón de foto de la aplicación de cámara apenas genera trepidación.

Pon tus sujetos de cara al sol

Nunca pierdas de vista desde donde viene la luz al tomar una fotografía. Evita que la persona a la que vas a fotografiar se ponga a contraluz. Eres tú el que debe estar en esa posición. Si sacas la foto en interiores, posiciónate cerca de una ventana o de una fuente de luz.

¿Cómo reconocer un ataque cardíaco? y otras infografías de salud


¡Cuando lo veas...! y otras imágenes que van de lo muy divertido hasta lo muy WTF!







¿Podrías adivinar la edad de esta mujer?

Si no logras adivinarlo, tras el salto te enterarás...






Tesla: El jedi que imaginó el siglo XX

Aquel solemne inmueble de la calle Krunska, en el centro de Belgrado, iba a darme una buena sorpresa. Había nevado con saña la noche anterior y, aunque las calles estaban heladas y cubiertas por medio metro de un manto blanco y compacto, había tomado la firme decisión de visitarlo. Me reconcomía la curiosidad. Necesitaba saber por qué en la capital de Serbia existía un Nikola Tesla Museum, mientras que en el resto del mundo civilizado –que tanto progreso debe a este inventor– su nombre apenas figura en los libros de texto de nuestros escolares. Y es que, aunque los modernos estudiantes de física saben que un campo electromagnético se calcula en “teslas”, lo ignoran casi todo del genio que prestó su apellido a esa unidad de medida.

Croata de origen y, sin embargo, gloria de la Serbia contemporánea, cuando nació en Smiljan en julio de 1856 aquellos territorios aún pertenecían al imperio austro-húngaro. Fue en la ciudad austríaca de Graz donde aprendió los rudimentos de la electricidad, y en Hungría donde consiguió su primer trabajo, para una compañía telegráfica. Pero antes de cumplir los treinta, aquel jovencito de aspecto enjuto y cierto aire a H. P. Lovecraft ya se había dado cuenta de que su futuro en tierras imperiales era más que incierto.

Por eso cerró sus maletas con copias de sus primeros artículos científicos, sus planos para construir un avión, unos pocos dólares y un libro de poemas, y marchó hacia los Estados Unidos en 1884. En Nueva York fue reclutado por Thomas Alva Edison para su compañía, y se convirtió en su fichaje más rentable. Solo durante el primer año patentó veinticuatro modelos de dinamos para él. A menudo decía que sus diseños le venían a la cabeza como “fogonazos de intuición” y que durante esa especie de trances era capaz de visualizar su funcionamiento parte por parte. De algún modo –decía– no estaba inventando nada; todo existía ya en el universo, y su mente se limitaba a “recordarlo”. No fue, pues, de extrañar que sus compañeros de trabajo creyeran que aquel tipo era una especie de espíritu llegado de Venus.

Casi podría decirse que Tesla disfrutaba siendo “raro”. Aquel flacucho de metro ochenta de alzada y solo sesenta y cuatro kilos de peso, manos grandes y pulgares como troncos, parecía uno de esos médiums de feria que entonces se ganaban la vida en séances de espiritismo llenas de trampas. Algunos críticos, como el polémico editor británico Mark Booth, han llegado a decir recientemente de él que “al igual que sucedía en el caso de Newton, sus avances más importantes surgieron de su creencia en una dimensión etérea entre los planos mental y físico”. Fue, pues, esa extraña mezcla de mente racional y visionaria, la que me animó a conocer un poco más a este personaje durante mi última visita a los Balcanes. En Belgrado, a pocos pasos de la Embajada de España y no muy lejos de las oficinas de mis editores serbios, se levanta hoy el palacete-museo que preserva su legado. Sus fondos –160.000 documentos originales, más de mil planos y dibujos, y otras tantas piezas y aparatos técnicos de su invención– fueron donados por Sava Kosanovic, sobrino de Tesla y su único heredero legal, que en 1951 recibió los despojos de su notable tío directamente de la Corte de Justicia de Nueva York. En realidad, lo que allí se expone al público no es mucho. Debería haber más que un puñado de viejas fotos, algunos textos manuscritos, cartas, souvenirs y unos pocos chismes corroídos por el paso del tiempo. Pero a los turistas que lo visitan esa precariedad no parece importarles demasiado. La escasez de fondos se compensa por el orgullo de sus responsables ante la evidencia de que un compatriota suyo –aunque “robado” a la vecina Croacia– fuera el hombre que revolucionó la electricidad, quien inventó la radio al menos dos años antes de la fecha oficial, y quien despreció el premio Nobel en 1912 por considerar que se lo había merecido en 1909 en lugar de Marconi.
Aeropuerto Nikola Tesla, Belgrado
Hoy, en esa fría ciudad que Tesla solo pisó una vez (en 1892), su memoria emerge por todas partes: en avenidas, negocios e incluso en el nombre de su aeropuerto internacional. Y todo por una razón principal: mientras trabajó para Edison, Nikola Tesla consiguió cambiar la corriente eléctrica continua de la época, que precisaba de generadores eléctricos cada pocos kilómetros para llevar luz a las casas, por la corriente alterna. Gracias al apoyo del magnate George Westinghouse, logró que una central eléctrica situada en las cataratas del Niágara pudiera suministrar electricidad a toda la ciudad de Nueva York, a más de 500 kilómetros de distancia, sin necesidad de pequeñas subestaciones. Fue, sin duda, su aportación más popular. La corriente alterna no perdía potencia en la larga distancia y era capaz de generar un tipo de fluido más constante y seguro.

Edison se vio obligado a aceptar el hallazgo de su ex empleado aun a regañadientes, y a asumir que le reemplazara como el científico de moda de la Costa Este. Gracias a sus casi 700 patentes, Tesla se convirtió en un hombre rico… pero también cada vez más extraño. Solitario y taciturno, el temperamental inventor se instaló a cuerpo de rey en las suites de varios hoteles de Manhattan y se concentró en sus siguientes proyectos como si nada en la vida valiera más la pena que sus ideas.

Algunas fueron, cuando menos, exóticas

Valga como muestra una. El 16 de enero de 1901 Tesla leyó en The New York Times este pequeño titular: “Flash luminoso desde Marte”. La frase encabezaba una noticia muy escueta en la que se daba cuenta de cómo un experto del observatorio astronómico de Harvard había filtrado el hallazgo de uno de sus colegas del telescopio Lowell de Arizona. Según este, aquellas Navidades habían detectado un flash de luz intermitente de 70 minutos de duración, ¡procedente del planeta Marte! Eran, claro, tiempos en los que muchos creían que nuestro vecino cósmico podía estar habitado por una civilización inteligente. Las especulaciones sobre canales de irrigación y bosques en el Planeta Rojo estaban a la orden del día, así que Tesla, quien por aquel entonces trabajaba en un proyecto de telegrafía sin hilos, pensó que sería oportuno intentar comunicarse con los marcianos. De sus notas se desprende que creyó haber captado algo. “Poco a poco he entendido que soy el primero que ha oído un mensaje enviado de un planeta a otro”, escribió en tono críptico. Sin embargo, no volvió a preocuparse por esta cuestión hasta treinta y cinco años más tarde.

Lograron filmar las rocas que se "mueven solas"

Después de varios años de investigaciones, un equipo de científicos de Estados Unidos logró resolver el misterio de las rocas que se ""mueven solas" en el Valle de la Muerte, en California. 


El grupo encabezado por Richard D. Norris, del Scripps Institution of Oceanography, consiguió entre diciembre de 2013 y enero de 2014, filmaciones de las rocas deslizándose sobre la superficie de esta zona desértica .

Las imágenes que puedes ver tras el salto, captadas por el equipo de Norris ratificaron la hipótesis sobre los motivos del misterioso movimiento de las rocas de Racetrack Playa presentada en 2011 por el equipo de Ralph D. Lorenz, del laboratorio de física aplicada de la Universidad Johns Hopkins, uno de los expertos que ha participado activamente en la filmación que ahora se presenta.

"La ciencia tiene a veces un elemento de suerte. Pensábamos que tendríamos que esperar entre cinco y diez años sin que nada se moviera, pero sólo habían pasado dos años de proyecto y estuvimos en el momento adecuado para ver qué sucedía en persona", explicó Norris.

La hipótesis de Lorenz afirmaba que en algunas de las ocasiones en que la zona de Racetrack se cubre de una fina capa de agua y cristales de hielo, algunas rocas quedan parcialmente cubiertas de hielo y este fenómeno facilita que se desplacen sobre el fango helado impulsadas por el viento.

El movimiento de las rocas deja unos evidentes rastros en el suelo que pueden ser observados durante años en las zonas que quedan al descubierto en las largas épocas secas.

Durante la investigación se observó que las rocas individuales se mantuvieron en movimiento desde unos pocos segundos hasta 16 minutos. Además, notaron que algunas de ellas viajaron más de 60 metros antes de detenerse.

Las nuevas observaciones modificaron las teorías que sostenían que el movimiento de las rocas podría ser causado por vientos con la fuerza de un huracán. Pero según las nuevas investigaciones, sucede todo lo contrario, las rocas se mueven bajo vientos suaves, de unos 3 a 5 metros por segundo, y fueron impulsados por el hielo de menos de 5,3 milímetros de espesor.


Noticia que te cambiará la vida: ¡Hello Kitty no es un gato!

Seis sencillas palabras enloquecieron a los amantes de Hello Kitty.

“Hello Kitty no es un gato”.

La aparente impactante revelación fue hecha en un artículo de Los Angeles Times publicado el miércoles sobre una retrospectiva que se inaugurará el próximo mes en el Museo Nacional Japonés-Americano.

La historia comenzó inocentemente hasta que Christine R. Yano, un antropólogo de la Universidad de Hawaii, lanzó la bomba y profundizó mucho más en el fenómeno Hello Kitty. “Ésta es una corrección de Sanrio sobre mi guión para el espectáculo”, Yano dijo al LA Times.

“Hello Kitty no es un gato. Ella es un personaje de dibujos animados. Ella es una niña. Ella es una amiga. Pero no es un gato. Ella nunca se ha representado en cuatro patas. Ella camina y se sienta como una criatura de dos piernas. Sin embargo, ella tiene un gato como mascota, y se llama Charmmy Kitty”.

¡Ah!

La noticia llegó a todas partes, incluyendo el tras bastidores después del concierto de Linkin Park en la Feria del Estado de Minnesota. “Acabo de bajar del escenario para descubrir que Hello Kitty no es un gato. Esto es peor que descubrir que Plutón no es un planeta”, tuiteó el claramente sorprendido Mike Shinoda.

Para aquellos que no lo saben, Hello Kitty es una superestrella internacional presentada al mundo en 1974 por la compañía japonesa Sanrio. En los últimos 40 años, su nariz de botón ha aparecido en una deslumbrante variedad de mercancía, generando miles de millones de dólares para la empresa.

Hasta ahora, sus orejas puntiagudas y bigotes dieron a su legión de fans la clara impresión de que era felina.

Falso.

Resumiendo la incredulidad, @jkltoraay tuiteó: “No se puede decir que Hello Kitty no es un gato después de 40 años cuando ningún ser humano tiene bigotes y orejas puntiagudas y una pequeña nariz amarilla”.

Para algunos, la noticia plantea más preguntas que respuestas.

“He estado dando vueltas durante las últimas horas tratando de averiguar cómo Hello Kitty no es un gato. ¿Cómo es posible? ¿Qué significa?”, preguntó @NotKennyRogers en Twitter.

Los restaurantes mas raros de África

¿Mesa? Listo. ¿Comida? Listo. ¿Vino? Listo. ¿Tiburón? Eh, ¡listo!

Desde cenar al lado de enormes depredadores hasta beber sobre una roca en la mitad del océano, ningún lugar es demasiado extraño para nuestro resumen de los restaurantes más inusuales de África.

A lo largo del continente, los empresarios han ido muy lejos para ofrecer escenarios únicos para quienes buscan otra opción aparte de los tradicionales ambientes de los restaurantes.






Humor sin celular