10 impresionantes "vestimentas tecnológicas"

¿Te gustaría que tu MP3 se cargara mientras caminas? ¿un bolso que te avise cuando te olvides las llaves? ¿un chubasquero que filtrase el agua de lluvia?

En esta ocasión te presentamos una colección de ropa tecnológicamente freak, para innovar el armario de los más atrevidos. O con menor sentido del ridículo.

1. La chaqueta – alcoholímetro


Para quien: Alcohólicos, ejecutivos en reuniones de trabajo, jóvenes de botellón.
Diseño: Chaqueta negra con LEDs zurcidos.
Su función: Viene con un dispositivo que al soplar enciende los LEDS de la manga, en función de cuanto te hayas pasado de rosca. Por si tienes que coger el coche y no estás seguro de pasar el riguroso examen de un control de la Guardia Civil.

2. Collar y zapatos luminosos

Para quien: Mujeres con miedo a la oscuridad; divas de la moda, el teatro, cine, bailarinas de discoteca o cualquier otro deseoso de llamar la atención en la penumbra.
Diseño: Elegante collar y zapatos rellenos de LEDs blancos.
Su función: Ideales para encontrar las llaves cuando se caen al suelo, en acampadas por el bosque, leer en la oscuridad (sólo el collar)…

3. La camiseta – cargador

Para quien: Atletas, gente sin electricidad en casa o a quien le guste andar muy rápido.
Diseño: Camiseta de lycra con exoesqueleto cutre a modo de recubrimiento, tipo Tron o Dead Space.
Su función: Trae un mp3 incorporado que se carga gracias al movimiento de nuestro cuerpo. Una nueva forma de hacer el hortera los domingos por el parque, pero ciertamente ecológica.

4. El chubasquero-depuradora

Para quien: Campistas extremos, montañistas, camellos, Bear Grylls y gente con mucha sed.
Diseño: Bolsa gigante de basura atacada por un enjambre de tubos de plástico.
Su función: Recoge el agua de lluvia, la purifica (no intentarlo con lluvias ácidas) y la almacena para que podamos disponer de ella cuando más lo necesitemos. Las cantimploras son para pringaos.

5. La camiseta musical para pitchers

Para quien: Lanzadores de baseball con problemas de ritmo.
Diseño: Camiseta ceñida de lycra con araña metálica a la espalda y cable incorporado.
Su función: Va marcando musicalmente cada movimiento que el jugador hace para lanzar la pelota, supuestamente para ayudar a mejorar el tiro.


6. Lazos magnéticos

Para quien: Fanáticos de la arquitectura, amantes de lo abstracto, expertos en manualidades.
Diseño: Lazos de lana o algodón, de diferentes colores e innumerables aspectos según el gusto.
Su función: Impresionar (para bien o para mal) a propios y extraños con las más variopintas formas. Lo regalan desde hace años en los chinos de todo el país, pero más pequeños y de plástico.

7. Bolso a prueba de despistadas

Para quien: Para toda aquella mujer dada a dejarse algo indispensable al salir de casa y acordarse cuando más lo necesita (incluyendo las llaves para volver a entrar en casa).
Diseño: Una mezcla curiosa entre el cojín del sofá de tu abuela relleno de los chips de un ordenador.
Su función: Puedes elegir una serie de objetos indispensables sin los que jamás saldrías de casa. Los LEDs del interior son capaces de detectarlos e iluminarse si no van dentro. En teoría es fácil de utilizar.

8. El corsé inflable

Para quien: Señoras con propensión a excitarse, a sufrir agobios o a pasarse con la comida picante.
Diseño: Colchoneta inflable recortada y terminada en un intento de elegante cuello de cisne.
Su función: Detecta el ritmo cardiaco y se infla si detecta un estado de estrés o nervios, para aliviar la tensión de su portador. Puede dar lugar a situaciones incómodas, especialmente en ascensores de oficinas de multinacionales.

9. Vestido desintegrable

Para quien: Fashion victims, ecologistas a ultranza, exhibicionistas modositos.
Diseño: Bolsa de la compra marrón desmontable por capas con frases de autores famosos, para transmitir un acertado toque cultureta.
Su función: A medida que lo usas se va cayendo a trozos, para que nunca luzca exactamente igual. Interesante sobre todo en sus últimos días de vida.

10. Exoesqueleto para alcohólicos

Para quien: Fanáticos de la ciencia ficción mayores de edad, jóvenes de botellón demasiado bebidos para importarles su atuendo, relaciones públicas de bebidas alcohólicas, camareras en un bar de copas y demás fauna nocturna.
Diseño: A medio camino entre un vestido sexy y un dispensador de bebidas portátil, vasos incluidos.
Su función: El depósito colocado a la espalda permite servir vasos de nuestro mejunje favorito bajo las órdenes de una muñequera con pantalla LED. Ideal para amenizar fiestas.



Comentarios