Muere una joven por tragarse 14 chicles al día.

Apenas 19 años tenía Samantha Jenkins cuando perdió la vida de manera misteriosa. Y a pesar de que falleció en 2011, recién hoy se confirmó que su afición por la goma de mascar fue lo que la mató.

Como detalla el medio británico Metro, la joven era capaz de masticar más de 14 “chicles” al día y no siempre terminaban en la basura, ya que encontraron varios “grumos” de esta sustancia en su estómago.

La presencia de este compuesto en su sistema digestivo impidió que ella pudiese absorber correctamente los nutrientes, lo que provocó que los niveles de ciertos minerales bajaran a niveles fatales, como confirmó el médico Paul Griffiths.

Su madre Maria (45) encontró cientos de empaques de goma de mascar libre de azúcar en la pieza de su hija y creía que el aspartamo presente en ellos la había afectado. Su hija murió en sus brazos en el hospital hace casi 4 años atrás.

El juez de instrucción Colin Phillips estableció que su causa de muerte fue la mala absorción y se le comunicó esto al servicio de monitoreo de drogas de Inglaterra, para que tome medidas para evitar nuevas víctimas. -



Comentarios