Páginas

viernes, 12 de junio de 2015

Fantásticas tortas que dan ganas de guardar y no de comerlas.

Lo mejor de hacer tortas es que no son solo un arte culinario, sino también algo visual. Con los ingredientes correctos, talento y conocimientos, cualquier pastelero puede convertir su torta en una deliciosa escultura que será un festín no solo para la boca, sino también para los ojos.

El fondant es la cobertura más popular para las tortas artísticas y creativas como estas, pero los artistas pasteleros tienen también muchos otros trucos bajo la manga. 

















No hay comentarios.: