viernes, 21 de agosto de 2015

10 ingeniosos trucos con una goma elástica que te facilitaran la vida en el hogar

En tiempos de crisis y cuando el ‘Do It Yourself ‘(“hazlo tú mismo en castellano) o DIY triunfa en parte gracias a internet, cualquier truco para solucionar los problemas habituales de la vida moderna se agradece. Y si es barato, miel sobre hojuelas. El ejemplo perfecto viene de la mano de las gomas elásticas. Las venden en las tiendas en cajas de 100 unidades a un costo muy bajo y pueden dar mucho de sí.

Asegurar las copas en un lavavajillas

El tintineo, el choque con otros cristales o el duralex de los platos puede hacer que tus copas, bastante inseguras en el soporte del lavavajillas, se rompan. O, al menos, a ti pueden ponerte de los nervios si estás pensando en lo que puede estar pasando ahí dentro. Para evitarlo, usa una goma elástica que las deje fijas a la bandeja del lavavajillas. No habrá posibilidad de golpes.
Para evitar que la pintura chorree

Ideal cuando estás pintando las paredes de tu dormitorio. Cruza una goma por todo el bote de pintura y escurre en ella la brocha cuando la mojes. El exceso de pintura volverá a caer al recipiente y tu herramienta estará en condiciones óptimas para seguir dale que te dale. Ahorras pintura y evitas que gotee por todas partes.

Una manicura francesa de matrícula de honor

¿Eres de las que te hace la manicura francesa y quieres unos resultados perfectos? Colócate una goma en el punto límite, ese a partir del cual no quieres ni rastro de esmalte y pinta el resto. Podrás presumir de uñas perfectas sin salir de casa.
Un antideslizante en la percha

Camisetas de tirantes, con el cuello ancho, vestidos… Lograr colgar estas prendas en una percha puede convertirse en un verdadero incordio: lo hagas como lo hagas, siempre hay alguna que termina escurriéndose y acaba en el suelo. Para que esto no suceda, mete un par de gomas por los dos extremos y dale varias vueltas hasta que quede ajustada por completo. De este modo y como puedes ver en la imagen, la prenda tendría que eludir varios topes para caer. ¡No volverás a limpiar el suelo con tu camisa blanca!

Evitar que la fruta cortada se oxide

Hora de preparar el almuerzo para el trabajo o para la merienda de tus hijos. Si no quieres que frutas cortadas, como la manzana, comiencen a oxidarse con el mal aspecto que se queda, puedes unir los trozos con una goma. Frescura garantizada durante más tiempo. Aún así, ¡no la dejes en la tartera durante mucho tiempo!

Para tornillos que se resisten a salir

¿Desmontando estanterías en casa y un tornillo con la cabeza deteriorada se resiste a salir? Haya paz: pon entre él y el destornillador una goma elástica y comienza a desenroscar como sueles hacerlo habitualmente: la goma permitirá que haya más agarre y el tornillo tardará poco en salir. Con algo tan simple demostrarás ser tan eficaz con las tareas de casa como el barbudo de ‘Bricomanía’.

Que no se estropee la cinta de tus regalos de cumpleaños

Si eres de esos a los que le gusta envolver los regalos en casa y tiene cintas y tiras de colores para hacerlo, puede que se te estropeen los bordes del rollo con el paso del tiempo, ya que hay una parte de la tira que siempre se queda suelta, jugueteando por ahí y provocando que el resto se desenrolle. Por eso, lo mejor es que coloques una goma a lo largo del cilindro, para que la cinta quede fija y mejor protegida. Para el próximo cumpleaños, cuando las desempolves, estarán en las mejores condiciones.

No habrá bote que se te resista

A todos nos ha costado alguna vez abrir la tapa de un tarro de cristal. A partir de ahora no te volverá a pasar: ata una o dos gomas a su alrededor, de manera que queden bien ajustadas. La goma aporta más tracción entre tus manos y la tapa, de manera que la agarras mejor y te cuesta menos que gire. ¡Enséñale este truco a tu cuñado!

Una tabla de cocina sin peligros

Hay utensilios culinarios que tienen más peligro que una caja de bombas. La tabla de cortar es uno de ellos, porque se puede deslizar y que todos los ingredientes cortados acaben en el suelo o el cuchillo cortando lo que no debe. Para evitarlo, sujeta dos gomas en los laterales de la tabla. Como ves en la imagen, la tabla muestra mayor resistencia a moverse. ¿Sabrá esto Arguiñano?

Abrir puertas sin necesidad de hacer fuerza

Si tienes que estar entrando y saliendo constantemente de una habitación y el simple hecho de tener que estar agarrando cada dos por tres el picaporte de una puerta se convierte en un fastidio, las gomas pueden volver a solucionarte la vida. Para evitar ese incordio, nada mejor que una de estas aliadas de los problemas cotidianos que cruce los picaportes de ambos lados de la puerta y que deje presionado el pestillo. A partir de ahora, abrir la puerta será tan fácil como empujarla o tirar levemente de ella.



No hay comentarios.: