Los increíbles (y adorables) caballos en miniatura

Estos caballos en miniatura pueden ser las mascotas perfectas para aquellos que viven en el campo. Son lo bastante pequeños para ser transportados fácilmente y requieren menos comida que un caballo normal, así que son un buen animal para que los niños pequeños empiecen a familiarizarse con las artes ecuestres. Su naturaleza dócil y su larga esperanza de vida también los hace útiles como animales de asistencia para personas con discapacidades.

Los caballos en miniatura miden entre 86 y 97 cms y aparecieron por primera vez en Europa en 1600. Eran populares como mascotas entre la nobleza, pero su tamaño hizo que fueran muy usados en las minas de carbón.


















Comentarios