Páginas

martes, 4 de agosto de 2015

Muertes del cine, que también nos mataron a nosotros...¡pero de risa!

Todo depende del cristal con el que se mire. Qué rotunda frase y qué certeza entraña en sí misma. Y si no, que se lo digan a estas películas.

Algunas de ellas son lo que conocemos como cine de culto, el adalid del humor negro. Otras son entidades en la categoría de ciencia ficción. Y la mayoría son comedias. Pero ninguna de ellas se libra del drama de la muerte. En todas ellas los protagonistas deben enfrentarse a la realidad: el fallecimiento de uno de sus personajes, y a pesar de que suelen ser noticias tristes, las circunstancias de su paso a mejor vida no dan pena, sino risa.

Pésimos efectos especiales que otorgan cierto patetismo a algunas de ellas, la sordidez de la torpeza de sus personajes o un guión muy poco coherente provocan que con estas muertes de cine lloremos... pero de risa.

«Pulp fiction»

Una de las escenas más icónicas de «Pulp Fiction» es sin duda el momento en el que John Travolta (Vincent) dispara a Marvin en la cabeza por accidente. Sin embargo lo más gracioso de todo es la reacción de Vincent, que enseguida se arrepiente: «Oh mierda, he disparado a Marvin en la cabeza».

«El Hombre de Acero»

Uno de los momentos más emotivos de «El Hombre de Acero» es la muerte de su padre adoptivo. Sin embargo, este suceso no deja de ser un tanto descabellado, ya que Superman, el hombre invencible, deja que su padre sea arrastrado por un tornado sin hacer nada para intentar salvarlo.

«Star Wars: El retorno del Jedi»

Muchos fans de «Star Wars» consideran vergonzosa la forma en la que Boba Fett muere, ya que su personaje llegó a ser bastante icónico. Él es un cazador de recompensas peligrosas con armas avanzadas, pero finalmente muere por error debido a un golpe de Han Solo y por el que termina engullido por Sarlacc.

«¿Conoces a Joe Black?»

La película de Brad Pitt fue un éxito en su momento, pero la muerte del joven al que interpreta en un principio es de lo más graciosa. Los efectos especiales son nulos y el actor es atropellado por un coche. Su cuerpo, sustituido por un muñeco choca contra varios coches de una forma extraña y antinatural, algo que hace que como mínimo te den ganas de reír.

«Indiana Jones: en busca del arca perdida»

La escena en la que Indiana Jones lucha contra un hombre con una espada es una de las más graciosas de toda la película.

La secuencia en cuestión fue sugerida por el propio Harrison Ford, que padecía en aquel momento disentería y no podía luchar. En ella, Indiana Jones se enfrenta a un hombre con gran manejo de la espada al que simplemente mata de un tiro.

«Dos tontos muy tontos»

Nadie podría esperar ver alguien muerto en una película como «Dos tontos muy tontos», pero Jim Carrey y su compañero se encargan de sorprendernos. Los dos personajes ponen pimientos picantes en la hamburguesa de Mental a modo de broma y este, que padece una úlcera, termina muriéndose ahogado.

«Austin Powers: misterioso agente internacional»

El Doctor Maligno es una de las personas con más «clase» cuando se trata de acabar con un enemigo. En una de las escenas de Austin Power», decide eliminar a Mustafa, que sobrevive a las llamas del fuego y le disparan. Ante las quejas de Mustafa por haber sido disparado, Doctor Maligno acaba con él con un segundo disparo.

«Deep Blue Sea»

Después de un motivador discurso asegurando que «lo vamos a conseguir», un tiburón gigante se introduce en el barco y atrapa a Samuel L. Jackson de un bocado, algo que hace que su discurso anterior sea una gran ironía.

«Agárralo como puedas»

Frank Debrin en «Agárralo como puedas», evita que le disparen utilizando un pequeño rayo que sale del botón de su camisa y paraliza a su enemigo. Este, torpemente, se cae por el balcón y fallece.

Pero si esta muerte no era lo suficientemente absurda, los directores se recrearon haciendo que un camión, una apisonadora y una banda de música al completo le pasasen por encima.

«Juerga hasta el final»

La película protagonizada por James Franco es de lo más peculiar. En ella las muertes estúpidas son algo constante pero si hay que destacar una de ellas, es sin duda la de Michael Cera.

Mientras el mundo se viene abajo, lo único en lo que puede pensar Cera es en su móvil, que justo después de ser atravesado por un poste, encuentra en su bolsillo.

«Jack Frost»

La película de Troy Miller sobre la reencarnación de Michael Keaton como un muñeco de nieve tiene algunos de los asesinatos más disparatados de la historia del cine. En ella Shannon Elizabeth muere «en los brazos» del muñeco de nieve mientras se daba un relajante baño.



No hay comentarios.: