Los extraños diseños de las alas de las polillas de Bolivia

A mediados de año, una expedición partió hacia el Parque Nacional Madidi, en el norte de Bolivia, para registrar las especies que habitan en sus ecosistemas.

Aunque el foco de los investigadores son los vertebrados, también están atentos a los insectos que están encontrando, como estas especies de polillas.

Según el equipo de científicos, se estima que hay unas 10.000 polillas en el parque.

A simple vista puede parecer una lechuza. Pero en realidad es una polilla cuyos ojos falsos la muestran más imponente de lo que es. Es una Automeris Amanda. 

La expedición –una iniciativa de Wildlife Conservation Society y el gobierno de Bolivia- se inició en junio de este año con la misión de describir especies desconocidas que habitan este parque natural. La polilla que vemos en la foto aún no ha sido identificada. 

Según explica Fernando Guerra Serrudo, entomólogo del equipo, los individuos adultos de muchas de estas especies solo viven para reproducirse. Tienen mandíbulas poco desarrolladas y no pueden alimentarse. En la foto vemos un ejemplar macho de la especie Xylophanes amadis amadis, macho. 

La expedición tendrá una duración de un año y medio. La imagen es la de un Adhemarius dentoni. 

Los adultos de esta especie varían mucho en sus colores y rasgos. El color les da una apariencia tridimensional, pero es sólo una ilusión óptica: sus alas son completamente planas.  

Algunas polillas son maestras del camuflaje. Sin embargo, su habilidad para confundirse con el entorno que las rodea no siempre les permite defenderse de sus depredadores. 

Según investigaciones recientes, muchos animales aprenden sus trucos y no se dejan engañar con facilidad. 

En Bolivia, muchas especies de polillas son temidas porque se cree que cuando se encuentran en una casa, quiere decir que alguien morirá pronto. 




Comentarios