Páginas

martes, 13 de octubre de 2015

Microsoft permitirá que Windows 10 se pueda activar de manera mas fácil.

Después de dos meses y medio de la llegada del nuevo sistema operativo de Microsoft, Windows 10, aún se pueden ver numerosos mensajes en Internet en donde los usuarios continúan reportando problemas con la activación del sistema, ya sea desde una nueva instalación o después de actualizar desde una versión anterior de Windows.

Lo cierto es que Microsoft ha publicado recientemente una guía para ayudar a los usuarios con los problemas más comunes con los que se han encontrado a la hora de activar Windows 10, pero la compañía únicamente ha mejorado el proceso de activación en la última versión de Windows 10 que se estrenaba ayer mismo y por lo tanto todavía tardará un tiempo hasta que llegue a la mayoría de usuarios finales.
Según ha declarado la propia compañía, la mayoría de Insiders afirman que es más fácil de activar Windows 10 en los equipos que se aprovechan de la oferta de actualización gratuita a Windows 10 por ser usuarios ya de Windows 7, Windows 8 o Windows 8.1. Sin embargo, si se instala esta última versión de Windows 10 Insider Preview en un PC y no se activa automáticamente, es posible introducir la clave de producto de la versión actual del sistema operativo de Microsot para activar Windows 10 en ese mismo dispositivo. Para ello se debe ir a Configuración > Actualización y seguridad > Activación y una vez ahí seleccionar la opción de Cambiar la clave de producto. Además, añade que si se hace una instalación limpia de Windows 10, también se podrá introducir la clave de producto de las versiones anteriores de Windows durante la nueva instalación.

Lo que Microsoft ha realizado básicamente es añadir una opción para la configuración de Windows 10 que hace que podamos indicar las claves de producto de las versiones anteriores para activar la última versión del sistema operativo independientemente de si se actualiza desde una versión anterior de Windows haciendo uso de la promoción gratuita, como si se realiza una instalación desde cero de Windows 10.

Además, parece que con este cambio no sería necesario tener Windows 7, 8 u 8.1 instalado en el PC antes de poder actualizar a Windows 10 y por lo tanto se mejoraría sin duda el proceso de instalación de manera significativa y sería la clave de producto la que se utilizaría para identificar si un sistema puede ser actualizado o no aunque no disponga de una versión anterior de Windows en ese momento.



No hay comentarios.: