Páginas

miércoles, 14 de octubre de 2015

Polémicos castigos por cosas absurdas en Arabia Saudita.

Karl Andrée, un británico de 74 años, fue detenido por la policía religiosa saudita y hace ya más de un año que está en la cárcel, donde supo que también se enfrenta a una pena de 360 latigazos, un castigo que a su edad puede ser fatal. Su crimen fue transportar vino casero en su coche. Sin embargo, el de Andrée no es el único caso controvertido de castigo en este país.

El portal de noticias Sky News recuerda otras cinco penas polémicas dictadas por la justicia de este país árabe, que aplica una versión estricta de la 'sharia', la ley islámica.
  • 1. El bloguero Raif Badawi  Este bloguero saudita fue condenado a 10 años de prisión y 1.000 latigazos por "insultar el islam" al criticar a los poderosos clérigos del reino en sus blogs.
  • 2. Ali Mohammed al Nimr Se prevé que este adolescente saudita sea decapitado tras haber sido condenado a
    muerte por su participación en protestas contra el Gobierno, en las que habría quebrantado la lealtad al rey y tomado parte en disturbios. Tenía 17 años cuando presuntamente cometió esos crímenes.
  • 3. Siti Zainab Esta empleada doméstica indonesia fue condenada por asesinato y posteriormente decapitada a pesar de las dudas sobre su salud mental. Zainab fue condenada a muerte en 1999 tras confesar haber apuñalado a su empleador, que supuestamente la maltrataba. Otra trabajadora doméstica indonesia, Karni Binti Medi Tarsim, fue ejecutada unos días más tarde después de ser encontrada culpable del asesinato del hijo de cuatro años de su empleador.
  • 4. Shema Jastaina Jastaina se enfrentó a un castigo de 10 latigazos por ponerse al volante de un coche, pero según los informes se salvó gracias a una intervención personal del rey. Arabia Saudita es el único país del mundo que prohíbe conducir a las mujeres.
  • 5. Peter Mutty Este australiano fue encarcelado y azotado después de que las autoridades sauditas lo sorprendieran con alcohol de fabricación casera. Fue condenado a pasar seis meses en la cárcel tras su detención en agosto de 2014.
Arabia Saudita tiene unos altos índices de ejecuciones, según varios grupos de activistas de derechos humanos.


No hay comentarios.: