Páginas

miércoles, 21 de octubre de 2015

Vegetarianos, veganos, señoras deprimidas, hipsters desnutridos...y otros tontos

En una sociedad plagada de cáncer, síndromes, alergias, inflamación y demás cochinero típico del modernismo, poco a poco empiezan algunas personas a buscar la manera de vivir con mejor salud, sin embargo -como siempre- piensan que pueden encontrar UN culpable para todos sus males, y lo están haciendo mal.

Otra cosa que incumbe en este tema es que gracias al flujo de información y la desgarradora manera en que la industria alimenticia y de explotación animal utiliza a los seres vivos como productos, la gente empieza a notar y rechazar por razón moral, religiosa, o simplemente por cuestión de compasión tales explotaciones y maltratos.

Por esas y algunas otras razones extra (como la moda) la cuestión del “veganismo” y vegetarianismo se ha empezado a practicar más y más, muchas personas están empezando a adoptar este estilo de vida, otros lo rechazan, y algunos inclusive lo discuten y defienden como si fuera religión.

A pesar de que a muchos no nos importa lo que haga cada persona (hasta cierto punto) he llegado a perder la paciencia leyendo y escuchando una sarta de tonterías que la gente “sabe”, y llegó un punto en el que decidí compartir información sobre este tema, como padre de familia algunos ejemplos de cosas que me enchinan el cuello al leer son “a mi hijo de 3 años no le gusta la carne, lo apoyo que sea vegano” ese tipo de irresponsabilidades necesitan una contra-parte de información para las personas con la capacidad cognitiva para entenderlas y se las voy a dar.

Se que puede hacer enojar mucho a algunas personas esta información pero más vale hacer enojar a cien tontos y ayudar a un listo, que quedarme callado.

Vegetarianos, veganos, señoras deprimidas, hipsters desnutridos, ahí les va aunque ustedes no lo lean:

Empecemos por hacer una serie de definiciones que nos metan en el contexto adecuado:
Vegetariano: Una persona que no consume carne, los únicos productos de origen animal que consume son derivados como productos de limpieza, ropa, lácteos y huevos.
Vegano: Una persona que no consume de ninguna manera productos que sean derivados de animales y que tampoco hayan sido producto de experimentos con animales, aquí se incluye la prohibición de lácteos, huevos, zapatos de cuero, maquillajes, desodorantes, algunos compuestos químicos y muchos otros materiales que de alguna u otra forma tienen que ver con la explotación animal, poco a poco un vegano va investigando qué de las cosas que usa tienen que ver con la explotación animal, aunque día a día sin que se de cuenta se le pasan algunas.
Señora deprimida: Es muy típico que haya señoras son sobrepeso y ganas de hacerse las interesantes, que se declaran “veganas” y “defensoras de los animales” porque les resulta más fácil eso que intentar enfrentar su propio dolor y sus problemas personales (que a su vez los proyectan en el dolor de los animales y se intentan rescatar a si mismas rescatando animales), creo que deben de conocer algunas y claro, también hay casos en que son hombres, aunque el hombre en esta situación tiende más a inclinarse por las drogas y el alcohol.

Estamos hablando de personas que siempre te atacarán y juzgarán si comes carne o usas productos animales, pero al mismo tiempo no tienen ningún problema con agredir su propio cuerpo con comida chatarra, mentir, engañar, robar, y hacerle daño a su prójimo cada que esté en sus propios intereses egoístas. (Pero por ayudar a un perrito hacen lo que sea.)

Hipsters desnutridos: Básicamente el 80% de los que se dicen ser veganos caen en esta categoria, (el porcentaje es una hipótesis basada en mi experiencia propia) se caracterizan por ser personas que dicen “estar más evolucionados” cuando en su puta vida han levantado un libro de Darwin ni para matar una cucaracha, (oh perdón claro, son veganos jamás matarían cucarachas) usan su estilo de vida vegano como bandera para presumir ante el mundo, y lo consideran un logro y “paso evolutivo” que compensa la mediocridad que demostraron en todos los demás aspectos de su vida.

La mayoría de estas personas, para colmo pero lógicamente, solamente son veganos cuando los están viendo o quieren platicarlo, en privado “hacen trampitas” y la mayoría “apenas va empezando” pero ya son expertos en explicarle a la gente lo espirituales y compasivos que son comparados con los demás, son seres realmente irritantes que por lo menos algún día -en caso de emergencia- podrán servir como alimento para los omnívoros.

En fin, vamos a suponer hipotéticamente en este ensayo que todos los veganos son realmente veganos de “corazón” y nos centraremos en ese estilo de vida para poder determinar los pros y los contras que representa tanto individualmente como a nivel comunitario.

Las razones por las cuales una persona se hace vegana varían, vamos analizándolas una por una:

Algunos lo hacen convencidos de que dejar de comer carne y productos animales es el estado natural y optimo del humano, es decir por cuestiones de salud.

Este punto es quizá el más debatido y el de mayor interés público, es una discusión llena de mentiras, malinterpretaciones, medias verdades y sofismas, vamos a intentar esclarecerlas de una vez por todas.

Primero que nada vamos a dejar claro que es solo gracias a la era moderna en que vivimos que es concebible vivir sin comer carne, por miles de años la supervivencia del humano estuvo basada en conseguir grasa animal y proteína animal para poder afrontar las adversidades climáticas, especialmente en la era glaciar donde comer carne fue el factor más importante para nuestra supervivencia, si los humanos no pudiéramos o no debiéramos comer carne pues comer carne nos hubiera matado, o por lo menos nos hubiera debilitado, pero nos sacó adelante.

Las diferentes especies humanas comieron siempre carne y particularmente carne cruda (que se digiere más rápido que la cocinada) y esta parte de nuestra dieta fue el FACTOR DETERMINANTE no solo en la supervivencia sino también en el desarrollo de nuestro cerebro, el hecho de que estemos aquí razonando los pros y contras de comer carne, es gracias al consumo de carne.

A menudo escucho una tontería que dijo un vegano israelita famoso entre los tontos: “Si pones a un bebé en una cuna, dejas que le de mucha hambre, y le das una manzana y un conejo, que se va a comer la manzana o el conejo?” Prueba irrefutable -según el- de que el humano es un ser guiado por sus instintos claramente vegetarianos (y no por enseñanza).

Yo les pregunto, si juegas y estimulas a un bebé a las 8 de la noche (su hora de dormir) y le das la opción de dormirse o quedarse despierto jugando que va a escoger? Es eso prueba irrefutable de que los bebés deberían de dormirse a la hora que sea? O eres tu como padre responsable de enseñarle que dormir horas suficientes para desarrollar su cerebro es no-negociable?

El hecho de que el niño no sepa como matar, preparar y cocinar al conejo NO PRUEBA NADA, no sean tontos por favor, y no se dejen llevar por argumentos tan simplistas.

Y para acabar, como padre de familia les puedo decir, que si dejas que un bebe tenga mucha hambre en una cuna y le pones un conejo y una manzana, NO SE VA A COMER NINGUNA DE LAS DOS, va a seguir llorando, va a empujar al conejo y te va a aventar la manzana en la cara PARA QUE LE DES SU BIBERON DE LECHE QUE TANTO LE GUSTA, MAL PADRE QUE TE PONES A EXPERIMENTAR CON UN BEBÉ!

Ahora, metiéndonos a lo científico, una de las cosas más debatidas es si la alimentación vegana puede sustituir las proteínas necesarias para el humano, para acabar pronto SI, si puedes obtener las proteínas que necesitas de una dieta vegana bien estudiada y balanceada, no puedes comer los vegetales que sean y echarle soya y pensar que ya estás lleno de proteína, tienes que aprender cuales son los vegetales y semillas que te den la proteína necesaria, inclusive puedes ser atleta de alto rendimiento obteniendo proteínas de fuentes que no sean animales.

Entonces se acabó el debate?

Si están en los vegetales las proteinas suficientes eso quiere decir que en los vegetales están los nutrientes esenciales que el humano necesita para sobrevivir y desarrollarse de manera sana? No, no lo están, todo este tiempo han estado discutiendo de las proteinas cuando en realidad hay otros nutrientes esenciales para nuestra vida que solamente podemos obtenerlos de manera natural comiendo carne, les dejo los 5 más importantes:

Vitamina B-12. La vitamina B-12 sirve para la formación de la sangre y el funcionamiento del cerebro, en una era donde los suplementos en pastilla no existían si los humanos hubieran sido veganos hubieran sufrido un lento y triste declive hasta su muerte, la falta de vitamina B-12 provoca anemia, problemas mentales, baja capacidad cognitiva, problemas psicomotrices y ultimadamente la reducción en tamaño del cerebro.

La deficiencia en vitamina B-12 también inhibe la absorción del acido fólico, nomás para que se imaginen en el riesgo que ponen las veganas embarazadas a sus hijos (con anemia y sin acido fólico), para acabar pronto, la única razón por la que una persona puede vivir sanamente como vegano es porque gracias a la ciencia se puede hacer vitamina b-12 por medio de bacterias en laboratorio, este y solamente este suplemento puede suplirla, ya que las formas vegetales de la vitamina como la spirulina no sirven, en estudios médicos se ha comprobado que desde 52% hasta 92% de los veganos (porcentajes varian según el estudio) tienen deficiencia SEVERA de vitamina B-12, más información sobre esto en http://www.medicalnewstoday.com/articles/263626.php

Creatina.
La creatina ayuda a reciclar el ATP celular y asiste en tareas como ejercicio, esfuerzo físico, fuerza muscular en general, así como la habilidad para pensar.

Los vegetarianos y veganos tienen deficiencia de creatina, y las habilidades mencionadas poco a poco van disminuyendo, cualquier vegano que empiece a tomar creatina como suplemento mejorará en todos esos aspectos, y una sociedad vegana que no los utilizara caería en un declive progresivo de los mismos.

Hay creatina vegana disponible, también hecha en laboratorio.

Vitamina D-3.
Todos han escuchado hablar de la vitamina D, hay dos tipos de vitamina D y la D3 es la más eficiente, una vez más la única manera de consumir vitamina D3 vegana es creada en laboratorio, porque naturalmente solo la podemos obtener del consumo de animales, particularmente del pescado.

Los veganos que no tomen este suplemento hecho en laboratorio tienen deficiencia de vitamina D3, lo cuál influye en cosas como enfermedades cardiovasculares, depresión, cáncer, enfermedades auto-inmunes y demás desastres, muchas personas que comen carne son también deficientes de vitamina D3 porque se necesita luz solar para crearla, las personas de paises nórdicos, o las personas que se la pasan en oficinas o que usan mucho bloqueador solar, ni siquiera comiendo carne pueden llegar a los niveles óptimos de vitamina D, vamos, vegano o carnívoro, sal al sol un ratito!

Carnosina.
La carnosina es uno de los antioxidantes y nutrientes con propiedades anti-envejecimiento más potentes del planeta. Adivinen de donde viene la carnosina? Así es, de la carne.

La Carnosina protege contra el cáncer y enfermedades cronico-degenerativas así como protege al cerebro de problemas cognitivos, para colmo protege al ADN y regula el azucar en la sangre, no existe una manera vegana de consumir carnosina (que es la combinación de dos amino-ácidos), al hacerte vegano te la juegas sin este nutriente vital para el cuerpo. (O puedes hacer trampita y tomarlo en pastilla, pero viene de origen animal)

DHA (Omega 3).
Hay dos tipos de Omega 3, el EPA y el DHA, el DHA es vital para el funcionamiento y desarrollo del cerebro, (es decir, si hiciste a tu hijo vegano y no le das omega 3 en suplementos abundantemente, estás en mi lista de pendejos)

El DHA está presente en el aceite de pescado (o el pescado) así como en carne de res que haya sido alimentada con pasto (grass-fed), hay un mito de que puedes ser vegano y sustituir el DHA con ALA o flax seed oil presente en varias nueces y demás cosas de origen vegetal, sin embargo se ha comprobado medicamente que cuando el ALA quiere convertirse en DHA compite directamente con los omega-6 del cuerpo los cuales lo imposibilitan para hacerlo o la conversión resulta ser mínima.

Lo repito el DHA es vital para el funcionamiento del cerebro, ya vimos todas las desventajas que tiene la dieta vegana en el cerebro, aparte sumamos esta y queda claro que una dieta vegana sin suplementos es básicamente una invocación a una vida debil y enferma, naturalmente necesitamos carne.

Últimamente se ha descubierto el DHA como más y más importante para contrarrestar los males de la comida procesada, el omega-3 actúa como un potente anti-inflamatorio que ayuda en innumerables procesos y cuestiones de salud demasiado largas para explicar aquí, la única manera de que un vegano pueda obtener un omega-3 es con una dieta sumamente y casi quirurgicamente planeada para monitorear las cantidades de omega-6 y ALA ingeridas durante el día para asegurar que el cuerpo las pueda convertir en omega-3.

A esta lista se le pueden sumar más nutrientes, sin embargo esos son los más esenciales que no están presentes y/o son sumamente difíciles de hacer presentes en una dieta vegana, desde ese punto de vista la única manera de ser vegano de manera sana es viviendo en esta era donde la ciencia tiene laboratorios y científicos capaces de hacer nutrientes de manera artificial, tener una capacidad de disciplina y conocimiento en nutrición muy por encima del promedio, así como el tiempo y el poder adquisitivo suficiente para poder cubrir todas estas necesidades, de otra manera convertirse en vegano resulta peligroso y atenta contra la salud, esto me lleva a escribir sobre la supuesta evidencia que hay de que los veganos tienen menos indice de todo tipo de enfermedades, especialmente en cuestiones cardiovasculares pasando por cáncer y longevidad en general.

La razón por la que los “estudios” y la opinión popular dan este resultado aparente es porque hay de carnes a carnes, no es lo mismo comer carnitas con 10 tortillas y coca-cola tres veces a la semana a comer filete de res bajo en grasa y pescado combinado con una dieta alta en frutas y verduras y encima de eso hacer ejercicio, la mayoria de la gente come carne pero también la mayoria de la gente es descuidada con su dieta, comen carne procesada combinada con comida chatarra, cigarro, drogas, desveladas, azucar, harinas… no es la carne sino su baja o nula atención a la alimentación adecuada la que los mata, la mayoria de los vegetarianos y veganos son más atentos a su cuerpo y a su dieta, por lo que a la larga pueden ser más longevos que un onmnívoro descuidado, pero nunca más longevos que un omnívoro sano que come bien y hace ejercicio, lo más que podrían lograr los veganos en cuestión de salud (tomando suplementos) seria vivir igual de sano e igual de longevos que el omnívoro consciente y cuidadoso de su dieta.

(A menos claro que el omnívoro se muera en un accidente, o asesinado por escribir un articulo como este.)

Las personas que se hacen veganas y/o vegetarianas con el propósito de vivir más tiempo, más sanos y más contentos están definitivamente equivocadas, la carne no tiene nada que ver en aspecto negativo, más bien en positivo, pero también muchas otras cosas influyen, si alguien quiere conseguir las ventajas mencionadas en lo que se debe de cuidar o mejor dicho en lo que se tiene que INFORMAR es en:
  • La mitocondria.
  • Las telomerasas.
  • El sistema inflamatorio.
  • Los radicales libres.
  • La serotonina.
  • La dopamina.
  • Acetil-colina.
  • Gabba.
Una vez que sepas que son esas cosas y como crear una relación con ellas de la manera en que más beneficia a tu cuerpo, podrás vivir más tiempo y más sano previniendo enfermedades cronico degenerativas, no olvides agregarle ejercicio y nunca vuelvas a pensar que una cosa tan simple como “dejar de comer carne” va a resolver tus problemas de salud, el cuerpo es una maquina orgánica muchísimo más compleja de lo que crees, y si eres demasiado perezoso como para investigar todo eso entonces empieza por dejar de consumir azúcar refinada, grasas trans, papitas y frituras de todo tipo, alimentos procesados, sal en exceso, y venenos como el jarabe de maiz de alta fructosa y el aceite parcialmente hidrogenado. Deja de fumar y deja de tomar alcohol, deja de desvelarte cada fin de semana, trabaja menos, reduce tu nivel de stress de todas las maneras que se te ocurran, sonrie, haz ejercicio y encuentra un sentido de vida, ya después de que logres todo eso vienes aquí a discutirme los “si” y los “no” de la carne.

Otros lo hacen porque consideran que esta “mal” vivir a expensas del sufrimiento animal y que los animales no deberían de ser comidos por el humano porque eso nos convierte en seres crueles y despiadados, es decir por razones morales.

La moral no es universal, la moral es básicamente el discernimiento subjetivo de lo que esta “bien” y lo que está “mal”, aunque en realidad esos términos son relativos por no decir ilusorios, son necesarios en una comunidad para poder interactuar entre hombres sin miedo, menciono el miedo porque la moral está básicamente enraizada en el miedo a que “nos hagan” algo, por lo que hacemos un pacto de “no hago y no me hagan”, por esta razón el consumo de carne cae más bien en el estudio de la moral, es decir en la ética.

La moral y la ética son las herramientas que usamos para poder convivir en paz y hacia un fin común, con el paso del tiempo la masa empieza a entender la moral como un dogma, piensa que las cuestiones morales no son inventadas sino objetivamente comprobadas, lo cual es falso.

Pensemos por ejemplo en matar, matar es una de las cuestiones morales más aceptadas a nivel mundial como mala, la razón es que la dicha de vivir es muy valiosa y muy delicada, todos queremos vivir y todos -o la mayoría- tenemos miedo a morir -o peor aún perder a un ser querido-, al mismo tiempo el hombre tiene una naturaleza bélica y violenta, por lo que moralmente llegamos al acuerdo de que no nos vamos a matar a menos de que las dos partes estén de acuerdo a enfrentarse en un duelo a muerte oficialmente avalado (una guerra), sin embargo llega el momento en que la moralidad decadente y miedosa empieza a inventar cosas fuera del derecho natural, como “el derecho humano” y las establece como absolutas, rápidamente el humano lleno de miedo y a su conveniencia las acepta sin cuestionarlas, y termina defendiéndolas, irónicamente, con su vida.

Es decir el humano termina encerrándose y matándose entre sus semejantes para defender el invento que hizo para prevenir los asesinatos y las prisiones, sin pensar que quizá su sistema moral es el que está deficiente y necesita revisión, tal es una de tantas tragicomedias absurdas del modernismo, donde las personas ya no tienen el intelecto filosófico ni la valentía suficiente para afrontar los problemas de raíz.

Entonces en base a esta falacia de que todo lo que tenga que ver con la muerte es malo y te rebaja como persona (lo cual fue en un inicio simplemente un acuerdo a conveniencia, convertido después en dogma moral y en algunos casos religioso -no matarás-) el hombre empieza a sentirse culpable por matar animales, su profundo miedo a dejar este mundo lo lleva a adorar a la vida a tal grado que cada que la ve escaparse de un ser se siente incómodo y triste, y no solo eso sino que todas sus figuras religiosas y sus cuentos mágicos los basa en torno a la vida eterna y la resurrección, tal es el caso por ejemplo del ídolo Jesus donde el epicentro de su fama fue su capacidad de desafiar a la muerte y resucitar.

El humano repudia a la muerte por apego y por miedo, la muerte es mala porque la hacemos mala pero en realidad la muerte es un evento natural, no nos vamos a escapar, y los animales tampoco, en el reino animal y en el mundo natural los animales inferiores a nosotros rara vez se mueren de viejos, se mueren comidos, e igualmente nosotros como ya comprobamos necesitamos comerlos para poder sobrevivir como especie, resultaría absolutamente estúpido agredirnos a nosotros mismos con culpa y remordimiento POR HABER SOBREVIVIDO Y EVOLUCIONADO, no se si vean esta ironía, el hombre ama tanto a la vida, que ahora TERMINA SINTIÉNDOSE CULPABLE POR VIVIR.

Cual es la lógica en eso? Los amantes de la naturaleza y de los animales -como yo- admiramos a figuras como el lobo y el león, por su fuerza, su nobleza y su capacidad de liderazgo, son realmente alfas que tienen mucho en común con el hombre, si yo me encontrara con una jauría de lobos en el bosque, y resulta que tienen hambre, yo se que me intentarán comer, inclusive si ellos pudieran razonar y ser conscientes de si mismos, su decisión seria comerme.

Lo harían para sobrevivir, para alimentar a sus cachorros, para fortalecer su clan, realmente yo no dejaría de verlos con admiración y con amor, inclusive mientras peleara con ellos los seguiría respetando, y que gane el mejor.

De la misma manera el hombre es un animal omnívoro que come carne de manera natural, estamos vivos porque comemos carne y como ya dijimos la única razón por la que podemos hacernos veganos es por los avances científicos, no por orden natural, más allá del derecho humano y del derecho animal, esta el DERECHO NATURAL, y por derecho natural comemos carne.

Sentir culpa y dejar de comer carne por razones morales es simplemente evidencia de que la persona no entiende lo que es moral, no entiende lo que es “bien y mal”, no entiende lo que es derecho natural, y no entiende lo que es morir.

Un hombre tiene la responsabilidad de sacar adelante a su familia, a su clan, a su tribu, o en estas eras modernas, a su nación. El honor no recae en matar o no matar, sino en el PROPÓSITO, es el propósito de tus acciones el que te exalta como hombre hacia una calidad divina, no la acción en si misma.

Nunca matar ni una mosca porque te da culpa no te hace esencialmente “bueno”, te hace esencialmente miedoso, y te destina a desaparecer de entre las especies.

Esto nada tiene que ver con la manera tan CRUEL en que algunos rastros matan a los animales hoy en día por razones y beneficios económicos, eso lo veremos en el punto ambiental, aquí estamos hablando de ti personalmente, clavandole un cuchillo a un animal para comértelo.

Ok? Claro? Próximo punto.

Otros lo hacen porque se consideran seres espirituales que quieren deshacerse del “mal karma” que conlleva el hacer sufrir o depender del sufrimiento ajeno.

Esto es una malinterpretación del concepto Vedico “karma” porque en realidad no existe tal cosa como el “mal karma” en esa filosofía, solamente existe el karma como tal y “librarse del karma” no está basado en que comas sino en que hagas y porque lo haces, según las versiones del Hinduismo que se enfocan en librarse del karma (no todas lo hacen) la única manera de deshacerse del karma es encomendar la vida a la elevación de la consciencia por medio de ciertas prácticas religiosas, se tiene que renunciar a todo -no solamente la carne- y vivir encomendado a “Dios”, de otra manera dejar de comer carne pero seguir apegado al “mundo material” por medio del trabajo, las amistades y las relaciones de pareja -por nombrar algunos- no te librarás del karma de la vida, porque karma significa acción.

En otras palabras el karma que forma cada persona o mejor dicho el karma que hace puede estar orientado hacia el sufrimiento o hacia la felicidad, siendo el karma una acción que trae una reacción las personas de acciones que atraen sufrimiento y tristeza encontrarán sufrimiento y tristeza, y las acciones que atraen felicidad y nobleza traerán felicidad y nobleza, sin embargo en la cuestión del karma la base es el pensamiento y/o la intención.

Si se analizan las leyes de karma puras (no occidentalizadas) y realmente hiciéramos una burda simplificación hipotética a “buen karma” y “mal karma”, una persona que está contenta porque un torero se murió corneado durante una corrida de toros, está generando “mal karma” por basar su felicidad en el sufrimiento ajeno, mientras que un cazador que sale de su cabaña a cazar animales y regresa a alimentar a sus hijos está generando ” buen karma” porque su felicidad está basada en alimentar a sus hijos lo cuál es su deber o su “dharma” natural, capisce?

Espero que haya dejado claro que no se puede reducir el acto de comer carne a un “buen karma” o “mal karma” (para los que según ellos creen en el karma) y por último pasando a la visión budhista del karma les dejo una cita del Dalai Lama para que les quede MÁS claro aún:

“Matar y comer carno son cosas relacionadas, así que ¿debería dejar de comer productos animales? Yo mismo una vez traté de dejarlo, pero tras dos años y varios problemas de salud mi doctor me advirtió que incluyera nuevamente la carne en mi dieta. Si hay gente que deja de comer carne, nos regocijamos por su noble esfuerzo. En cualquier caso, al menos debemos tratar de reducir nuestro consumo de carne y principalmente disminuir su consumo donde se encuentra en escasa oferta para evitar causar una masacre".
His Holiness the Dalai Lama from The Path to Enlightenment´

Algunos otros -todavia más ridículos- adaptan la religión abrahamica como el cristianismo o el judaísmo a una “versión vegetariana”, no le voy a dar mucha atención a estos sofismas descabellados, cualquiera que realmente haya estudiado el carácter del “Dios” bíblico sabe que esa entidad se presenta a través de esos textos como una entidad sanguinaria y cruel, que se regocija una y otra vez en sacrificios de sangre y en ningún momento promueve la convivencia pacífica entre hombre y animales -ni siquiera entre los mismos hombres hasta que llegó su supuesto profeta Jesús que se puso a contradecirlo en un ezquizofrénico twist-. Una de las partes más claras es el cuento de Cain y Abel, cuando “Dios” les pide un sacrificio a cada uno y Cain le lleva cosechas de agricultura mientras que Abel le lleva un animal sacrificado, “Dios” aplaude a Abel y rechaza a Cain, quién a su vez responde al rechazo sacrificando a Abel y ofreciéndoselo a “Dios”, francamente yo habría hecho lo mismo -pá que se le quite-.

A final de cuentas es el pensamiento judeo-cristiano el que tajantemente trazó una linea divisoria entre los humanos y los animales, cuando en realidad hoy gracias a la ciencia sabemos que no somos diferentes a los animales, somos los animales más inteligentes de la tierra, pero animales a fin de cuentas, la relación entre hombre y animal no debe de ser analizada como animal y “ser diferente” sino como animal inferior y animal superior (una de las superioridades vendría siendo la consciencia de si mismo, aunque los elefantes también la tienen, lo cual es más evidencia todavía de que no somos tan diferentes a los animales como creemos).

El judaismo tiene sus rituales “kosher” y son una de las maneras más crueles para sacrificar a un animal, no tiene sentido ser un judeo-cristiano vegano.

Otros más lo hacen como protesta ante la industrialización de los animales y la crueldad que se maneja en la relación entre los humanos y los animales para nuestros propósitos como “especie” (entre comillas porque los humanos somos varias especies diferentes), así como por los impactos ambientales que conlleva la industrialización de la carne que están poniendo en riesgo indirectamente hasta nuestra propia existencia.

No hay mucho que alegar aquí, es un hecho innegable que la manera en que estamos criando y matando a los animales no es natural, viven en espacios que no los dejan desarrollarse como especie y viven llenos de suplementos ajenos a su dieta natural, antibióticos y hasta anfetaminas para darles una vida horripilante que se ajuste a las necesidades económicas de las empresas que los crían y a la demanda de carne en un mundo moderno donde hasta el más débil sobrevive y tenemos que alimentar 7 mil millones de bocas, encima de eso la deforestación, el gasto de agua y de cultivos que se usan para criar tantos animales también es nocivo para ellos y para nosotros, estos métodos antinaturales de crianza han provocado que la carne tenga muchos efectos negativos en el humano que antes no tenia, desde inflamación y problemas cardiovasculares (en el humano que la consume) hasta perdida de nutrientes como omega-3, enfermedades y virus potencialmente fatales (como la gripe porcina).

No solo es en la carne; la mala calidad y artificial manera de obtener la leche de vaca ha convertido a la leche de vaca en una cochinada, cada vez hay más intolerantes a la lactosa, al gluten, al maiz, a los granos en general, los pesticidas hechos para los cultivos transgénicos están acabando con las abejas y la voracidad del capitalismo y el modernismo parece que no tendrá fin hasta que el mundo toque fondo en un colapso inminente que puede inclusive dejar de lado al sufrimiento de los animales y venir por nosotros los humanos para dejarnos en el precipicio de la extinción, este es un problema muy serio y muy profundo que no se puede cubrir más que en un artículo aparte, lo que si puedo decir son los siguientes puntos:

Dejar de comer carne en protesta a esta situación es respetable y de causa noble, aunque poco eficaz, la voracidad y la decadencia moderna no tiene raíz en lo que comemos sino en la manera en que vemos al mundo y a la vida, mientras el mundo siga rindiéndole culto al débil, al enfermo, a la igualdad, al poder de consumo y al derecho “humano” los oligarcas seguirán manipulando a la masa para que sea “igualmente tonta” y les seguirá vendiendo todo el veneno que pueda para seguirse abasteciendo de su poder ilusorio: el dinero.

Dice un dicho “el pueblo tiene el gobierno que se merece”, eso se traduce en “al cliente lo que pida”, mientras el humano siga pidiendo igualdad de derechos y libertad para hacer lo que quiera, los oligarcas seguirán -por derecho- haciendo lo que quieran con los animales y con el planeta, es una tontería protestar sobre los defectos del sistema mientras se defiende al sistema, su moral, sus ideales, sus principios y su filosofía… ahí es donde está el problema, no en los rastros, solo un regreso al tradicionalismo clásico, casi casi pre-cristiano, podremos re-configurar estas fatales fallas en la programación del modus vivendi del hombre.

Si todos nos hiciéramos veganos mañana en protesta a la manera en que se crían a los animales, nos seguirían empacando de alimentos transgenicos y químicos nocivos, encontrarían la manera de seguir acabando con el planeta y de seguro encontrarían la manera para de todos modos acabar con los animales, la decadencia del mundo moderno no tiene piedad hacia ningún arreglo, todo a la larga lo convierte en un problema ambiental. Encima de esto, ya como veganos, estariamos más débiles y mas tontos para afrontar a los oligarcas que de seguro seguirían comiendo carne.

Pareciese que comer carne orgánica “local” y en una cantidad mucho menor a la que comemos podría ser la solución, pero es imposible poner de acuerdo al planeta entero -o a un país- a que haga esto, aparte de que las manchas urbanas son tan grandes que la carne “local” es un concepto relativo, y subiría mucho de precio, en el sistema económico moderno que trabaja para hacer a todos cada vez más pobres (adrede) no podría ser sustentable este plan.

La industria de la carne, el pescado el pollo etc, SI son un problema muy serio -uno más a la lista de los problemas del modernismo- con la capacidad no solo de alterar la naturaleza -eso ya lo hizo- sino también de acabarnos como especie, cada vez es más peligrosa la carne por la manera en que la obtenemos, como siempre la única solución parece ser esperar a que colapse el sistema y hacer uno nuevo, ahora sin pendejos al mando, ahora sin los errores de la falsa moral igualitaria.

De mientras lo mejor que puedes hacer es comprar carne en el estado más natural que puedas -si te alcanza-, hacerte vegano tomando suplementos -aún así con deficiencias en nutrición- o comer carne de la que sea y cruzar los dedos que no te haga daño a nivel celular -y otros niveles en los que te afecta la carne moderna-.

Una última razón, los veganos Aryos.
“Puede ser de pesar el hecho de vivir en una época donde resulta imposible predecir la forma que tomará el mundo del futuro, pero una cosa si le puedo decir con toda certeza a los carnívoros: el mundo del futuro será vegetariano.” -Adolph Hitler.

Para entender esta otra razón de porqué la gente se hace vegana y para entender esa frase, tenemos que hacer dos cosas:

Primero entender a que se refieren con “Aryo”, contrario a lo que te dice hollywood, Aryo es un concepto que fue utilizado en la antigua Persia, en las civilizaciones Indo-Europeas, Hindus, y Bhudistas, no tiene nada que ver con el color de la piel, tiene que ver con la nobleza y la superioridad que tiene el humano como animal sobre todo lo que le rodea -y que persigue de manera natural cuando no está atado a los principios morales del modernismo-.

Es decir, Aryo vendría siendo algo así como un super-noble, un iniciado, un nacido dos veces, un iluminado o COMO QUIERAS decirle, ya sabemos que Hitler tenia la idea de “crear una raza arya”, tu pensabas que eso era una cuestión de color de piel, pero eso no era, lo que pasa es que se cree que estos atributos son hereditarios, de ahí la cuestión de que “los que se creen aryos son racistas”.

La otra cosa que tenemos que hacer es salirnos del contexto del modernismo, la igualdad, los derechos humanos y todas esas cosas.

Solo respirando profundo, abriendo tu mente y quitándote por un momento tus prejuicios modernos puedes entender la filosofía de porque los “Aryos” aspiraban al veganismo.

La filosofía Arya es una filosofía mítica, basa todos sus principios en simbolos arquetipales o arquetípicos, por esta razón aspira a convertir al hombre en un Dios, estudia las fuerzas superiores al hombre -como la naturaleza- y las imita con la finalidad de crecer en esa dirección, es decir aspira a convertirse en algo cada vez más superior, y la única manera de entender la superioridad natural es estudiar al cosmos y a los arquetipos, al hacer esto encuentran que entre más organizada y disciplinada es una fuerza natural, más derecho tiene de poseer poderes inimaginables, es decir “dios no le da alas a los alacranes”, y para poder tener alas empiezan a buscar maneras de ser menos como alacranes, más nobles y más justos.

Dejen de lado por un momento la segunda guerra mundial, esa guerra fue el resultado del choque entre la filosofía modernista y de igualdad que tenemos ahorita, con la filosofía que acabo de burdamente explicar, pero la filosofía Arya es mucho más antigua que Hitler y que Alemania. (El solo la retomó)

Ya que estamos en el contexto correcto, pasaremos a hablar de un personaje olvidado por la historia: Savitri Devi quien me atrevería a decir fue la contrapartida femenina de Hitler y el NS alemán, quien desde la India siguió explicando y escribiendo sobre la filosofía detrás de los nazis hasta los 70′s y empleaba dos conceptos que en ese tiempo prácticamente solamente ella y Hitler entendían, el “veganismo” y el “especismo”. Ella separaba a los hombres en 4 categorías:
  • Masa
  • Hombres del tiempo
  • Hombres sobre el tiempo
  • Hombres contra el tiempo
Como este no es un ensayo sobre los pensamientos de Savitri, me enfocaré en decir que ella catalogaba a los Aryos como hombres “contra el tiempo”, es decir que de manera natural luchaban y se sacrificaban por forzar al hombre a perfeccionarse en vez de decaer, de moldearse y controlarse no por cuestiones morales sino por el ideal natural de “cada vez ser mejores”, para obtener un estatus y un nivel más avanzando en el reino existencial, para parecerse más a la esencia espiritual del universo y menos a simples mortales, dicho sencillamente profesaba el ideal de dar el paso evolutivo de animal hacia ser divino, y para ser un ser divino se necesitaba más poder, el cual solo seria obtenido por derecho natural -merecido-.

Si se analizan los arquetipos y la naturaleza, entre más poder se tiene es porque más control se tiene, no solo sobre sus alrededores sino sobre si mismo, por esta razón los Aryos pensaban que para ser los “maestros” absolutos del reino animal tenían que ser sus protectores, no sus depredadores, el sufrimiento y el maltrato animal – para ellos- era evidencia de debilidad y de rivalidad con los animales, a través de un estilo de vida vegano y de protección a los animales podríamos afirmarnos por derecho natural -NO moral- como los reyes de la tierra, no solo en papel sino en realidad empírica.

Aunque a los nazis no se les exigía ser vegetarianos, Hitler varias veces dijo -parafraseandolo- que terminando la guerra iba a empezar una era de paz jamás vista en la historia moderna de Europa, donde el hombre tendría una relación con la naturaleza tan intima, que comer carne solamente la mancharía. (Lo que si hizo fue prohibir la viviseccion, los rastros kosher, los circos con animales y la cacería deportiva.) Entre los nazis habia muchos veganos, pero se les sugirió “no decirle a nadie” sobre su dieta, a menos de que les preguntaran directamente, ya que llegar a ese punto era “un proceso natural de la filosofia Arya” y no podia ser forzado en los demás.

Ya derrotado Hitler Savitri Devi siguió formando y perfeccionando estas ideas en sus libros, ella hablaba de que una persona en el camino hacia la “Aryandad” pasaria por varias etapas de perfeccionamiento, desde la honestidad, la justicia, la nobleza y la generosidad, hasta llegar también al veganismo y la compasión por los animales.

Donde difiere este pensamiento Aryo-Vegano del Vegano-Moderno es que el Aryo-Vegano se considera no igual sino superior al animal, por lo que le otorga compasión como muestra de poder antes que de amor -se basan en la empatia en vez de en la culpa-, los Aryos creen en la guerra y en la confrontación, ellos se harían veganos solo en la misma medida en que los animales se sometan a su poderío, si hipotéticamente hablando el mundo fuera Aryo-Vegano y los simios los retaran al estilo “planeta de los simios”, los Aryos los matarían sin pensarlo dos veces, -por derecho natural-, mientras que el vegano moderno siente que matar animales “esta mal”, el Aryo-Vegano piensa que desarrollar una profunda compasión por los animales le otorga el derecho natural de reinar sobre ellos y “obtener más poderes de la energia de la naturaleza” o como quién dice de la evolución natural.

Si los hipsters desnutridos te dicen que “son más evolucionados” que tú es porque los defensores del veganismo de vez en cuando se fusilan pensamientos de Savitri Devi (sin decirle a nadie obvio) y después los hipsters desnutridos los leen, los copian y los repiten, sin saber lo confundidos que están mezclando modernismo con nazismo, juzgándote desde un punto de vista neo-nazi, mientras se toman su cafesito starbucks y cantan “a-la-lala-lalong” -peor combinación imposible-.

Si creen que los Aryo-Veganos no existen, que me fumé un churro y los inventé, les dejo una pagina de ellos: http://aryanism.net/culture/veganism/

Creo personalmente -como omnívoro- que comer o no comer carne es una decisión personal, pero para tomarla hay que estar bien informados y más que nada no estar molestando a los demás a que sean como tú, espero que toda esta información les sirva para tomar su propia decisión y tener una perspectiva más amplia sobre el tema, puedo decir en conclusión que la industria de la carne es un problema muy grave para todas las naciones, porque sus impactos ambientales y los problemas de salud que trae consigo apenas están siendo revelados y son catastróficos, al mismo tiempo creo que pensar algo tan simple como que dejar de comer carne va a solucionarlo todo, es un intento más del humano flojo a no enfrentar los problemas de fondo, que como una telaraña involucran todos los aspectos de su vida y de su mente, quizá es hora de dejar de querer parchar la llanta por décima vez, y cambiarla por completo, quizá el problema no está en qué comemos o en como criamos a los animales, sino en nuestra visión moderna y artificial de lo que es el mundo y lo que es la vida.





No hay comentarios.: