Páginas

jueves, 19 de noviembre de 2015

29 simples trucos para evitar fraudes.

Si una persona anónima te ofrece una generosa cantidad de dinero por correo electrónico desde la otra punta del mundo o te preguntan los detalles y la contraseña de tu cuenta bancaria, probablemente es alguien que quiere robarte. Con motivo de la Semana de Prevención del Fraude, que empezó el 15 de noviembre, echamos un vistazo a 30 simples formas de protegerte contra los fraudes electrónicos. 

Compras por Internet
Usa siempre un vendedor comprobado para tus compras por Internet y asegúrate de que están encriptadas, de forma que la información de tu cuenta esté protegida. Para cerciorarte de que la transacción es segura, comprueba que la dirección de la web empiece con https://. 

Usa la opción de bloqueo
Si crees que alguien sospechoso está intentando contactar contigo, no dudes en bloquearlo o añadirlo a tu lista de spam.

No compartas detalles bancarios
Nunca, jamás compartas tus detalles bancarios con nadie. Tu banco nunca te preguntará tu número de cuenta, PIN o contraseña por correo electrónico.

Invierte en un buen antivirus
Usa un buen antivirus para proteger tu computadora, teléfono y tablet. Asegúrate de comprobar de forma regular las actualizaciones.

No uses computadoras públicas para entrar en tu cuenta bancaria
Evita acceder a tus cuentas bancarias desde computadoras públicas o de la oficina. Si no puedes evitarlo, asegúrate de que lo haces en privado y de que después cierras la cuenta.

Aprende de los errores
Si alguna vez te engañaron por Internet, comparte tus experiencias con los miembros de tu familia, especialmente con la gente joven y los ancianos, que tienen más probabilidades de caer en este tipo de fraudes.

Comprueba los informes de crédito
Es una buena idea revistar tus informes de crédito al menos una vez al año, para asegurarte de que nadie está cometiendo fraude de identidad bajo tu nombre, como por ejemplo pedir un crédito, etc. Estas actividades no se reflejan en tu extracto mensual.

Chequera
No lleves tu chequera a todas partes. Llévala contigo solo cuando la necesites.

Usa diferentes contraseñas
No uses la misma contraseña para varias cuentas online. Es una buena idea tener diferentes contraseñas para tus correos electrónicos, cuentas bancarias y redes sociales. Quizá sea molesto, pero puede suponer una gran diferencia en la seguridad de tus perfiles.

PIN
Memoriza tu PIN y nunca lo escribas en ningún sitio, especialmente en tu tarjeta.
Ten cuidado cuando almacenes en Internet
Aunque almacenar información en Internet puede liberar la preciada memoria interna, nunca uses estos métodos para almacenar tus detalles financieros (como tu cuenta bancaria), tus contraseñas ni tus fotografías personales. No querrás que caigan en malas manos. 

Gestiona tus tarjetas de crétido
Si tienes tarjetas de crédito que ya no usas, llama a tu banco y cancélalas. También, cuando recibas una tarjeta de reemplazo, destruye la antigua inmediatamente.

Elige tus contraseñas cuidadosamente
Nunca uses tu fecha de nacimiento, aniversario o número de teléfono para contraseñas importantes o pins. Esto es lo primero que probará alguien que quiera entrar en tus cuentas.

Los puntos de wifi públicos pueden no ser lo que parecen
Sé cauteloso cuando uses una red wifi púlica: observa cuidadosamente el nombre de las conexiones wi-fi, ya que que los timadores pueden imitar nombres reales para que te conectes sin pensarlo.

Baja aplicaciones de fuentes fiables
Descarga siempre las aplicaciones de una fuente fiable, ya que esto requiere que proporciones un montón de información confidencial.

Borra después de leer
Acostúmbrate a borrar todos los mensajes después de leerlos, si contienen información confidencial sobre tus finanzas.

Número de la seguridad social
No proporciones tu número de la seguridad social si no es absolutamente necesario.

Protege tu teléfono con una contraseña
Pon un código de acceso a tu teléfono o tablet, para que otras personas no puedan acceder sin tu permiso. Y nunca guardes tus detalles bancarios en el teléfono.

No confíes en nadie
No compartas tus detalles bancarios o información de tu tarjeta de crédito con ningún vendedor telefónico.

Di no a enlaces desconocidos
Desconfía de cualquier enlace sospechoso que te prometa riqueza instantánea, revele información clasificada o que contenga pornografía. Y nunca abras documentos que no te generen confianza. Pueden contener virus.

Examina tus extractos mensuales con cuidado
Estas cartas mensuales casi siempre acaban en la basura, pero es recomendable comprobarlas con cuidado por si hay alguna transacción que tu no hayas hecho. Informa a tu banco inmediatamente si detectas algo sospechoso.

No reveles detalles personales en redes sociales
Evita poner información innecesaria en tus cuentas en redes sociales, tales como el segundo apellido de tu madre, números de teléfono o nombres de mascotas. Esto puede ser usado por piratas informáticos para entrar en tus otras cuentas.

Los códigos QR también pueden ser fraudulentos
Trata los códigos QR como los enlaces sospechosos: todos ellos son una forma gráfica de llevarte a una web.

Trata los recibos con respeto
Tus recibos de transacciones pueden revelar mucho más de lo que crees. Guárdalos en un lugar seguro.

Controla las fechas de tus facturas

Debes conocer las fechas en las que pagas tus facturas. Esto te permitirá detectar cualquier transferencia sospechosa de forma mucho más rápida.
Guarda copias de todas tus tarjetas y documentos
Guarda siempre fotocopias de tus documentos financieros y tarjetas en un lugar segur, por si pierdes o te roban los originales. Podrás usarlas hasta que recibas los de reemplazo.

Las facturas electrónicas tienen sentido
Suscríbete a facturas electrónicas. Esto te evitará tener que acumular una gran cantidad de copias que podrían caer en malas manos.

No guardes los detalles de la tarjeta en la web de una tienda
Puede resultar incómodo tener que escribir los detalles de tu tarjeta cada vez que quieres comprar por Internet, pero en realidad es un precio muy pequeño si tenemos en cuenta que esto puede proteger tus datos bancarios.



No hay comentarios.: