domingo, 8 de marzo de 2015

9 curiosos datos de los desiertos del mundo

Los desiertos son áreas del planeta donde las precipitaciones son muy escasas. Producto de ello, el clima es seco y árido, en lugar de rica tierra encontramos arena en abundancia y el calor es abrasador. Un 20% del planeta se encuentra cubierto por el desierto y se cree que muchas otras regiones podrían avanzar hacia este tipo de ecosistema ante el cambio climático acelerado y la explotación indiscriminada de la naturaleza. 

Contrastes de temperatura en el desierto Una de las cosas más interesantes sobre los desiertos es el contraste de temperatura que existe entre los horarios diurnos y nocturnos. De día el calor es verdaderamente insoportable; de noche hace mucho frío.
¿Quiénes viven en el desierto?Como es tan difícil escapar de la crudeza del sol, en el desierto viven plantas y animales pequeños. La vegetación está compuesta básicamente de arbustos y cactus, y la fauna de roedores escurridizos, insectos, reptiles y otras criaturas de pocas dimensiones.
Cambio del reloj biológico En el desierto, muchos animales han desarrollado la adaptación de dormir de día y cazar de noche. Este cambio del reloj biológico les ha permitido sobrevivir al agresivo calor diurno.
¿Cómo resuelven los animales el problema del agua? Si en el desierto toda agua se evapora, ¿cómo resuelven los animales este problema? Pues tienen dos vía: almacenan agua en sus propios cuerpos o obtienen el agua de los alimentos que consumen.
¿Alguna vez llueve en el desierto? En el desierto llueve con muy poca frecuencia, de hecho, muchas veces el agua se evapora en el aire, antes de tocar tierra; sin embargo, muy ocasionalmente se producen precipitaciones fuertes. Los organismos vivos de este ecosistema tienen adaptaciones para aprovechar al máximo dicho momento de bonanza.
¿Cómo son los paisajes de los desiertos? Uno supondría que los paisajes de los desiertos fueran todos iguales y, sin embargo, no es así. Hay una gran variedad de desiertos. Algunos, como el del Sahara, se formaron sobre lonjas planas de roca cristalina; otros han surgido de movimientos tectónicos recientes emergiendo de planicies sedimentarias como los de América Central y Norteamérica.
¿Existen desiertos fríos en el planeta? No solo hay desiertos tórridos en el planeta, hay también desiertos fríos. Se trata de lugares áridos cubiertos de hielo o nieve. Y es que para clasificar como desierto un lugar no debe ser caliente, sino que pierda más humedad de la que ingresa. El desierto polar más grande del mundo es la Antártida.
El desierto Atacama: un lugar donde nunca llueve En la Tierra hay un lugar donde nunca llueve llamado Desierto de Atacama, en Chile. Los científicos no tienen registros de que haya llovido alguna vez allí. Además, hay partes de este desierto que han existido desde hace más de 40 millones de años.
La desertificación en la Tierra  Según las Naciones Unidas, cada año 74 000 km de suelo fértil se convierten en desierto debido al cambio climático, la deforestación de los bosques y el pastoreo indiscriminado. La desertificación en la Tierra es una amenaza para toda la humanidad. Esperemos que el ser humano logre proteger el 80% de nuestro planeta no desértico y cuidar de los ecosistemas que ya existen en los desiertos del mundo.





Inventos que mataron a sus creadores

Inventar algo siempre conlleva un riesgo para la vida de su creador. La impresora 'asesina' o el tren volador son solo algunos ejemplos en los cuales las creaciones extinguieron la existencia de quienes las concibieron.

"La actividad de los inventores se parece al trabajo de los zapadores: cada paso puede ser el último", escribe el columnista del diario 'Rossíyskaya Gazeta' Timur Alímov al hacer una selección de inventos que acabaron con la vida de sus creadores.

EL TREN VOLADOR

No es cierto que la idea de inventar un coche (o un tren) volador haya surgido el siglo XXI. Hace casi 100 años un joven chófer de la ciudad rusa de Tambov, Valerian Abakovski, creó el primer 'aerovagón' del país. El ingeniero aficionado conectó un motor y una hélice a una dresina de madera. Pese a consumir muy poco combustible, el invento alcanzó resultados fantásticos para la época: fue capaz de desarrollar una velocidad de hasta 140 kilómetros por hora.

El 23 de julio de 1921, Abakovski llevó en su vagón aéreo a un grupo de delegados del III Congreso mundial de la Internacional Comunista, que se celebraba aquellas fechas en Moscú, a visitar una mina de carbón en los alrededores de la ciudad de Tula. En su camino de vuelta, la dresina descarriló. Siete de las 22 personas que iban a bordo murieron, incluido el joven inventor. Tenía solo 25 años. Según mostró la investigación posterior, la culpa fue del estado del ferrocarril: las vías de entonces no tenían capacidad para llevar trenes que viajaran a alta velocidad.

LA 'IMPRESORA ASESINA'

En 1847, el estadounidense Richard March Hoe patentó una impresora rotativa: las imágenes que iban a imprimirse eran curvadas sobre un cilindro. En 1963, William Bullock se propuso perfeccionar la obra: le añadió eficiencia y velocidad, lo que hizo revolucionar la industria tipográfica.

Al comenzar el mes de abril de 1867 Bullock estaba reparando una de sus nuevas prensas instalada en la redacción del diario 'Philadelphia Public Ledger'. Intentaba ajustar con la pierna la correa de transmisión en una polea cuando su extremidad quedó atrapada en la máquina. Unos días más tarde desarrolló una gangrena en la la zona dañada. El día 12 Bullock moriría en el curso de una operación para amputarle la pierna.

LA MOTO DE VAPOR

Sylvester H. Roper creó entre 1867 y 1869 uno de los primeros prototipos de moto. Colocó bajo el asiento de una bicicleta convencional un motor de vapor que hacía mover la rueda trasera. En el volante situó un regulador especial que debía controlar la velocidad. El 1 de junio de 1896, mientras montaba uno de sus últimos modelos en los alrededores de la ciudad de Cambridge (Estado de Massachusetts, EE.UU.), cayó al suelo sufriendo una lesión grave en la cabeza. Murió de inmediato. La autopsia reveló un ataque cardiaco, pero no quedó claro si fue causa o consecuencia de la caída.

EL AEROPLANO ALIMENTADO

En junio de 1910 el ingeniero rumano Aurel Vlaicu voló en un aeroplano metálico que funcionaba con motor que había diseñado él mismo. Lo bautizó como Vlaicu I. En abril de 1911, se elevó sobe la superficie su segundo modelo, Vlaicu II. El ingeniero murió el 13 de septiembre de 1913, cuando trataba de ser la primera persona en volar a través de las montañas de los Cárpatos en el ya desgastado Vlaicu II. El aeropuerto internacional de Bucarest lleva hoy su nombre.

EL IMPERMEABLE PARACAÍDAS

El sastre parisino Franz Reichelt diseñó un impermeable destinado a convertirse en un paracaídas. El 4 de febrero de 1912 Reichelt decidió mostrar su criatura ante una amplia audiencia. En un primer momento, quiso arrojar un maniquí desde la Torre de Eiffel, pero el último momento decidió saltar él mismo. Desafortunadamente se equivocó en sus cálculos y la capa de su traje resultó demasiado pequeña para su masa y tanta altura. El inventor murió rodeado de una enorme multitud curiosa y de la prensa.

Razones para no emborracharte cuando estás con tus amigos







8 plantas que nos benefician con sus increíbles propiedades.

La planta del tequila

Agave tequilana es el nombre científico del agave azul, una planta suculenta formada por hojas carnosas y rígidas, de color azul-verdoso, casi planas, con espinas marginales y apicales. Crece en zonas áridas y cálidas. Es una planta monocárpica que sólo tienen una floración, tras la cual la planta muere. El nombre del género, Agave, proviene del término griego agavos, y significa 'noble' o 'ilustre'. Del jugo de la piña del Agave tequilana se obtiene el tequila, la bebida alcohólica más popular fabricada en México. En los tiempos prehispánicos, los aztecas fabricaban otra bebida a partir de esta especie, el pulque.
El tejo anticancerígeno

Taxus baccata es el nombre del tejo, uno de los árboles perennes más antiguos (ya abundaba en el Jurásico), sagrado para los celtas, y también uno de los más venenosos del mundo, debido a que contiene un potente alcaloide llamado taxina que actúa sobre el sistema nervioso, pudiendo causar muerte súbita. Julio César cuenta que Catuvalcus, jefe de los eburones, se suicidó con una infusión de tejo. No obstante, esta sustancia también tiene un lado bueno, ya que de ella se obtiene el taxol, que se usa como anticancerígeno. El nombre del género, Taxus, podría proceder del griego taxon, que significa 'arco'. Baccata procede del vocablo latín bacca, 'bayas', y hace alusión a sus frutos, la única parte de la planta no venenosa, que se usan para fabricar jarabes. Su madera es muy apreciada para ebanistería y carpintería, así como en la fabricación de arcos y ballestas.

La bella dama

Atropa belladonna es el nombre científico del arbusto de la belladona o bella dama descrito por Linneo en 1753. Atropa deriva de Átropos, una de las Moiras de la mitología griega, concretamente la que se encargaba de cortar el hilo de la vida de los mortales. Su equivalente en la mitología romana era Morta (Muerte). Con este nombre se hace referencia al potente efecto venenoso que tiene esta planta en dosis altas. El epíteto específico belladonna es el nombre italiano de este arbusto y significa 'mujer bella' o 'mujer hermosa', en alusión al efecto que producía en las chicas usar esta planta para dilatar las pupilas. En medicina se usa en oftalmología, neumología y gastroenterología, aplicándose también para tratar el Párkinson o como analgésico.

La flor de loto, siempre impecable

Nelumbo nucifera es el nombre del loto asiático o flor de loto. Se trata de la planta acuática nacional de la India, que en verano luce grandes flores de color rosa intenso. En la cocina oriental (Japón, China, India) se utilizan con frecuencia tanto las flores y sus pétalos como la raíz de loto, que tiene un sabor ligeramente dulce. También consumen sus semillas crujientes una vez peladas. Al margen de su belleza, esta planta ha llamado la atención de los científicos durante décadas por otro motivo: la superficie hidrofóbica de sus hojas le proporciona un mecanismo natural de limpieza, ya que hace que las gotas de agua se deslicen y arrastren consigo cualquier mota de polvo o suciedad que pueda obstruir el proceso de fotosíntesis. Este fenómeno, conocido como “efecto loto”, ha inspirado a científicos y empresas de todo el mundo, que han desarrollado cubiertas autolimpiables, recubrimientos superhidrofóbicos que impiden que el acero se oxide, pinturas para edificios que repelen la suciedad y los hongos (como Lotusan), tejidos impermeables, etc.

Venden la tapa de una revista de historietas en casi 600 mil dólares

La plancha original de una portada de 1938 de la revista "Le petit Vingtième" que tenía como protagonista a Tintín creado por Hergé fue vendida este fin de semana en París por 588.000 dólares, indicó la casa de subastas Sotheby's.


Esa portada, consagrada al décimo aniversario de la revista en la que apareció Tintín, y en la que junto a él aparecen Milú, Quick, Flupke, Jo, Zette y Jocko, así como un autorretrato del propio Hergé, fue el lote, de los 288 que salieron a la venta, explicó a Efe una portavoz de Sothebys's.

El precio final se quedó en la parte baja de la horquilla de la estimación inicial, que estaba entre 487.000 y 520.000 dólares.

En total, el conjunto de esos lotes de cómics -entre los que había muchos otros autores consagrados, como Enki Bilal, Moebius, Hugo Pratt o Albert Uderzo- se repartieron por un total de 4,1 millones de dólares.


El segundo más caro fue otra obra de Hergé, en concreto una plancha de su periodo de blanco y negro, en 1939, del álbum titulado "Le Sceptre d'Ottokar", adquirida por 354.000 dólares, netamente por encima de la estimación que se había hecho, entre 271.000 y 292.000 dólares.



A continuación, se situó una portada de Corto Maltese, "Les Celtiques", publicada por Hugo Pratt en 1980, y que las pujas llevaron hasta 341.000 dólares, cuando los expertos habían calculado entre 238.000 y 260.000 dólares.


Otra de las estrellas de la sesión fue una página original dibujada por Albert Uderzo para "Asterix, la grande traversée", y publicada en 1975, que se vendió a 263.000 dólares, de forma que se disparó muy por encima de los 157.000-168.000 de la estimación.

Sotheby's destacó que en esta subasta, la segunda de cómic que organizaban en París -la primera fue en julio de 2012-, se batieron una docena de récords mundiales.

El más elevado de esos récords fue una plancha original de Winsor McCay de 1907 de su serie "Little Nemo", adjudicada por 54.000 dólares.



Cómo ahorrar una hora al día (o 7 a la semana) en la limpieza de la casa

¿Alguna vez ha calculado el tiempo que dedica a la semana a las tareas del hogar? Si es así, súmele las horas que está trabajando, desplazándose o haciendo la compra y la comida. ¿Cuánto tiempo le queda libre? Menos del que le gustaría, ¿verdad? Veamos cómo dar la vuelta a esos números y. sobre todo, cómo mejorar su calidad de vida. Objetivo: ahorrar tiempo en el saneamiento del hogar.

"Los hogares españoles invirtieron 52.682 millones de horas en actividades productivas no de mercado, de las cuales el 67,2% (35.389 millones de horas) fueron dedicadas por mujeres". Lamentablemente, prima la desigualdad. Así lo recoge el informe Empleo del tiempo, conciliación trabajo y familia 2009 - 2010 (actualizado el 23 de mayo 2014), elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Para su elaboración, participaron 5.381 parejas.

Si atendemos al reparto de tareas en función del sexo, el mismo estudio concluye que las mujeres dedican al hogar una media diaria de 3 horas más que los hombres. En concreto, ellas emplean 5 horas y 47 minutos cada día, mientras que ellos, 2 horas y 47 minutos. La mayor diferencia la encontramos en el apartado de las tareas culinarias, donde las férminas se afanan durante 1 hora y 17 minutos más que los varones. Respecto al mantenimiento del hogar, comprobamos que, de media, las españolas destinan 59 minutos jornada a las tareas domésticas (40 minutos más que ellos, que solo reservan 19 minutos a esta tareas).

Así las cosas, el objetivo que nos hemos planteado es conseguir aumentar las horas libres (de hombres y mujeres), reduciendo el tiempo que pasamos fregando, barriendo o aspirando (¿a quién le gusta pasar un domingo comiendo polvo?). Solo hay una norma: no perder ni un ápice del nivel de limpieza y estado de salubridad de nuestro hogar.

La cocina, paraíso de las bacterias
Según un estudio realizado por microbiólogos de la Organización de Salud Pública y Seguridad (NSF International), "seis de los lugares más sucios de la casa están en la cocina". Otro estudio, esta vez publicado por la Universidad de Arizona, sobre cómo se transfieren las bacterias en el medio ambiente, concluye que "hay unas 200 veces más bacterias fecales en las tablas de cortar que en el inodoro". Además, el mismo informe asegura que los estropajos y los trapos de la cocina son los objetos más contaminados.

Un truco para ahorrar tiempo: desinfecte lo esencial. El quid de la cuestión está en ser selectivo. Para ello, centre sus esfuerzos en los objetos y zonas de la cocina cuya limpieza es prioritaria desde el punto de vista de la salud: estropajo, fregadero y tabla de cortar. Una manera cómoda, rápida y eficaz de limpiar el estropajo es metiéndolo en el microondas durante un minuto. En cuanto al fregadero, basta con que durante unos minutos lo llene de agua mezclada con medio vaso de lejía. Por último, para limpiar la tabla de cortar, eche un poco de sal por encima y frótela con medio limón. La dejará lista para el siguiente uso y además elimina los malos olores. ¿Ha sumado? Llevamos aproximadamente 30 minutos y ya podemos pasar a la limpieza del baño.

El baño, guerra a la humedad
A pesar de que la mayoría de la gente cree que el inodoro es el lugar más sucio del cuarto de baño, lo cierto es que un estudio elaborado por Hygiene Council Group señala las toallas como los objetos donde encontraremos la mayor concentración de gérmenes. Desde esta institución, especializada en la prevención de infecciones en el hogar, aconsejan desinfectar la bañera de forma regular y, sobre todo, evitar que los paños de secado permanezcan húmedos durante mucho tiempo, así como mantener la estancia ventilada. Y es que la humedad es el mayor riesgo que ofrece el cuarto de baño, ya que reúne las condiciones idóneas para la vida y reproducción de las bacterias.

Un truco para ahorrar tiempo: ventile habitualmente y mantenga bajada la tapa del inodoro. No son necesarias muchas horas para mantener a raya las bacterias del cuarto de baño. Básicamente, lo que no puede dejar de hacer es el cambio semanal de toallas y desinfectar la bañera o la ducha. Para ello, le sugerimos un remedio casero muy efectivo: espolvorear un poco de sal y frotar medio pomelo por la bañera. La sustitución de las toallas y la limpieza de bañera no le llevarán más de 15 minutos.

Por otro lado, de lo que no debe preocuparse con exceso es del inodoro. Solo apuntamos un pequeño consejo del Hygiene Council que reducirá las posibilidades de que las bacterias se instalen en nuestro baño: bajar la tapa antes de tirar de la cadena. Eso sí, si su familia hasta ahora no lo hacía, es posible que le lleve algún tiempo que se habitúen a la nueva costumbre.

Salón y dormitorio, el trabajo está en la alfombra

Las investigaciones publicadas en el libro The secret life of germs, del microbiólogo e inmunólogo de la Universidad de Nueva York (Estados Unidos) Philip Tierno, indican que su alfombra puede contener unas 100.000 bacterias por centímetro cuadrado, lo que la convierte en un emplazamiento 4.000 veces más sucio que el propio retrete. Así que ya sabe cuál es su objetivo de limpieza en el salón.

Un truco para ahorrar tiempo: no limpie la habitación cada día. Si tiene alfombra, una colonia bacteriana de tales dimensiones requiere sin excusas del uso del aspirador una vez a la semana. Y si a la limpieza de la alfombra le sumamos unos veinte minutos para eliminar el polvo de los muebles, en total no habremos invertido más de 40 minutos en el salón. A menos que esté pasando por una enfermedad que le obligue a permanecer en la cama, el dormitorio no es una habitación que exija una limpieza diaria exhaustiva. Eso sí, el Hygiene Council recomienda lavar las sábanas una vez a la semana para eliminar las bacterias, virus y ácaros del polvo.

Sumando el tiempo dedicado a cada estancia, resulta en una rutina de limpieza de una hora y 45 minutos. El resto de los días de la semana, como no pasará la aspiradora, puede dedicar ese lapso a la higienización de las zonas relegadas, al fregado del suelo de la casa o al mero descanso.



Mujeres que tienen Hollywood a sus pies

Jennifer Lawrence

En el Día Internacional de la Mujer, un vistazo al panorama actual de Hollywood: Jennifer Lawrence es, sin lugar a dudas, la mujer más poderosa de la industria del cine. Lo refrenda, además, el último ranking de la revista «Forbes», elaborado en 2014. Con poco más de 20 años ya tiene un Oscar, al que añade otras dos nominaciones. Alterna los productos más comerciales («Los Juegos del Hambre») con trabajos de prestigio (rodará con Steven Spielberg). Se la rifan directores, productores y anunciantes, que sueñan con convertirla en su imagen de marca. J-Law, como se la conoce coloquialmente, es uno de los nombres propios en el Día Internacional de la Mujer.

Angelina Jolie

Del puñado de mujeres directoras que consiguen brillar en Hollywood (por desgracia, muy pocas todavía), Angelina Jolie es, en estos momentos, la que destaca con más fuerza. Tiene la espina clavada de que su último trabajo, «Invencible», pasara desapercibido en los Oscar, pero tiene en cartera dos películas con su marido, Brad Pitt, y se habla de una mareante oferta de Marvel para que dirija la primera película de la Capitana Marvel.

Dakota Johnson

Puede que Dakota Johnson sea, en gran medida, una recién llegada, pero el subidón de popularidad que le otorga la adaptación de «Cincuenta sombras de Grey», que ha recaudado ya más de 500 millones de dólares en todo el mundo, la convierte automáticamente en algo más que una nueva estrella en alza. En algo así como la nueva mujer de moda en Hollywood. La crítica, además, fue unánime: Dakota es, de largo, lo mejor de la película. Por si faltara algo en este cuadro, añádase que es hija de Melanie Griffith y Don Johnson. Glamour garantizado.

Kathryn Bigelow

Sí, Angelina Jolie es ahora mismo la directora más pujante, pero Kathryn Bigelow es, todavía, la única mujer que ha conseguido un Oscar por su trabajo detrás de las cámaras, al que suma otro como productora de ese mismo filme, «En tierra hostil». Un mérito que le hace figurar en los puestos de honor de cualquier lista de mujeres con poder en Hollywood. Sin estrenar desde 2012, la expectación ante su próximo proyecto es máxima.

Scarlett Johansson

Acostumbrada a los focos desde muy jovencita («El hombre que susurraba a los caballos»), Scarlett Johansson lleva años instalada en la cima de Hollywood y no parece dispuesta a ceder su puesto de privilegio. Es capaz de catapultar a una película francesa, como Lucy, y convertirla en un taquillazo, y su presencia en sagas como «Capitán América» y «Los Vengadores», donde encarna a la Viuda Negra, tiene una parte importante de «culpa» en sus respectivos éxitos. Y por si fuera poco, también se la rifan los anunciantes.

El día de la mujer es un chiste







Cómo reducir el consumo de datos en tu teléfono

La conexión a internet desde smartphones es cada vez más rápida. El LTE o 4G es entre cuatro y cinco veces más veloz que su predecesor, el 3G. Esto, junto con las decenas de aplicaciones que un usuario puede descargar y el avance hacia celulares cada vez más potentes, no hace más que tentar a usar cada vez más internet móvil. A pesar de sus beneficios, el perjudicado es siempre el bolsillo. Ver videos, escuchar música y descargar aplicaciones son los peores devoradores de datos.

Para ahorrarse la cuota desorbitante a fin de mes o la rápida reducción de los datos de plan contratado, lo mejor es consumir estos contenidos a través de la conexión wifi, cuando sea posible.

Reducir el ritmo del streamingSi bien una canción no daña a nadie, más de una hora de reproducción suma tantos megabytes que pueden terminar convirtiéndose en una bomba. Si la velocidad de descarga es de 320 kilobytes por segundo, se gasta un total de 2,4 megabytes por minuto y 115 por hora. Con solo escuchar una hora al día durante 10 días se gasta casi un gigabyte.

Lo mejor es descargar las canciones a la memoria interna del teléfono. La app de música Spotify ofrece la posibilidad de escucharlas en “modo offline”.

Videos al mínimo
El streaming de video en HD puede llegar a consumir 50 megabytes por segundo y tres gigabytes en una hora. Una videollamada, por su parte, puede costar 3 megabytes por minuto.

Facebook incorporó recientemente una función que muestra los videos en el feed de noticias sin audio, sin que se elija reproducirlos, lo que eleva el consumo de datos. Para desactivarlos en dispositivos iOS basta con ir a la app correspondiente y elegir la opción “videos y fotos” en el menú de configuración. Luego, se debe seleccionar la opción “nunca reproducir videos automáticamente” y listo. En Android hay que desactivar la opción “reproducción automática de videos” o elegir “solo con wifi”.
Apps de mensajería

Con las aplicaciones como Whatsapp, Telegram, Snapchat o Google Hangouts hay que tener cuidado. Si lo que se envía es solamente texto, no hay problema, pero si se abusa de las imágenes, el contador va a llegar pronto a cero.

Whatsapp tiene una opción que habilita la descarga de los contenidos. Para hacerlo, hay que ir a la configuración y elegir “auto-descarga multimedia”. Hay tres opciones: nunca descargar automáticamente, solo con wifi, o con ambas conexiones.

Aplicaciones de fondo
Muchas veces, las apps siguen descargando información sin que uno lo sepa. Para quitarles ese permiso, hay que seguir ciertos pasos. En iOS hay que ir a “ajustes” y encontrar la opción “datos móviles”. En la parte inferior se puede desactivar su consumo para ponerle freno a las actualizaciones. En Android hay que ir a la opción “uso de datos”, donde se verá lo que consumen las apps por cada mes. Allí se pueden restringir las conexiones de cada una de ellas y bloquear por completo el permiso para que usen datos de fondo, lo que hará desaparecer las notificaciones.
Medidores

Existen varias aplicaciones para medir y controlar el consumo de datos para no avivarse recién cuando se llega al límite. Para iOS y Android está disponible Onavo Extend (gratis) y muestra el destino de los megabytes gastados. Además, permite hacer una especie de presupuesto de gasto mensual. “Faltan cuatro días para terminar el ciclo, andá a mirar algo en YouTube”, dice cuando no se gastó todo. También para iOS y Android está My Data Manager que agrega una función para los viajeros que ayuda a no caer en gastos de roaming.



10 impresionantes "vestimentas tecnológicas"

¿Te gustaría que tu MP3 se cargara mientras caminas? ¿un bolso que te avise cuando te olvides las llaves? ¿un chubasquero que filtrase el agua de lluvia?

En esta ocasión te presentamos una colección de ropa tecnológicamente freak, para innovar el armario de los más atrevidos. O con menor sentido del ridículo.

1. La chaqueta – alcoholímetro


Para quien: Alcohólicos, ejecutivos en reuniones de trabajo, jóvenes de botellón.
Diseño: Chaqueta negra con LEDs zurcidos.
Su función: Viene con un dispositivo que al soplar enciende los LEDS de la manga, en función de cuanto te hayas pasado de rosca. Por si tienes que coger el coche y no estás seguro de pasar el riguroso examen de un control de la Guardia Civil.

2. Collar y zapatos luminosos

Para quien: Mujeres con miedo a la oscuridad; divas de la moda, el teatro, cine, bailarinas de discoteca o cualquier otro deseoso de llamar la atención en la penumbra.
Diseño: Elegante collar y zapatos rellenos de LEDs blancos.
Su función: Ideales para encontrar las llaves cuando se caen al suelo, en acampadas por el bosque, leer en la oscuridad (sólo el collar)…

3. La camiseta – cargador

Para quien: Atletas, gente sin electricidad en casa o a quien le guste andar muy rápido.
Diseño: Camiseta de lycra con exoesqueleto cutre a modo de recubrimiento, tipo Tron o Dead Space.
Su función: Trae un mp3 incorporado que se carga gracias al movimiento de nuestro cuerpo. Una nueva forma de hacer el hortera los domingos por el parque, pero ciertamente ecológica.

4. El chubasquero-depuradora

Para quien: Campistas extremos, montañistas, camellos, Bear Grylls y gente con mucha sed.
Diseño: Bolsa gigante de basura atacada por un enjambre de tubos de plástico.
Su función: Recoge el agua de lluvia, la purifica (no intentarlo con lluvias ácidas) y la almacena para que podamos disponer de ella cuando más lo necesitemos. Las cantimploras son para pringaos.

5. La camiseta musical para pitchers

Para quien: Lanzadores de baseball con problemas de ritmo.
Diseño: Camiseta ceñida de lycra con araña metálica a la espalda y cable incorporado.
Su función: Va marcando musicalmente cada movimiento que el jugador hace para lanzar la pelota, supuestamente para ayudar a mejorar el tiro.

10 raras, originales y divertidas películas de Zombis

I Walked with a Zombie (1943)

Que conste que considero este filme de Jacques Tourneur una auténtica obra maestra. Lejos aún de la imagen actual del muerto viviente devorahombres, esta cinta entronca con la tradición del vudú. Una joven enfermera llega a Haití, contratada por un millonario para cuidar de su esposa que yace en la cama en estado comatoso. Poco a poco, la muchacha intuye que la paciente es víctima de un hechizo que la ha convertido en zombi. Por eso, la rapta y se interna en plena noche en busca del único hombre que puede curarla: un mítico chaman. Pero para encontrarle tendrán que cruzar los siniestros parajes haitianos y burlar la vigilancia de un imponente zombi de raza negra. Un coloso de piel oscura que monta guardia en un campo de maíz. El encuentro de las dos mujeres con este ser aterrador es uno de los momentos cumbres del cine fantástico de todos los tiempos.

La noche de los muertos vivientes (1968)


Aquí nació todo. Con un presupuesto irrisorio, el director George A. Romero realizó una cinta que contra todo pronóstico cambió la historia del cine de terror. Huyendo de la estética gótica de los filmes de la Universal y la Hammer, el cineasta apostó por un estilo hiperrealista, cercano casi a los usos del documental amateur, para rodar esta historia. Todo comienza con una pareja de hermanos visitando la tumba de sus padres. En el cementerio son atacados por una extraña figura de apariencia humana. Él muere, pero la chica huye perseguida cada vez por más seres hostiles, hasta que es rescatada por un hombre de raza negra que la conduce a una casa aparentemente deshabitada. A partir de ahí, con unos elementos mínimos, Romero cosntruye un filme de una tensión creciente, incluyendo además ingenuos efectos gore (los actores que hacen de zombis mastican vísceras crudas de pollo simulando que se están comiendo las entrañas de sus víctimas). Romero convierte además su filme en un alegato antiracista y misántropo, con un final desolador que nos hace preguntarnos: ¿Quienes son peores, los humanos o los zombis?

No profanar el sueño de los muertos (1974)

Les presentamos la mejor película española de zombis, dirigida por Jordi Grau, un cineasta a reivindicar. ¿Quien no recuerda su mítico pase televisivo en el ya lejano 1982, cuando Chicho Ibáñez Serrador asustó a medio país emitiéndola en su programa Mis terrores favoritos? Inolvidable la presentación de Chicho, lavándose las manos en una palangana de sangre. Y muy apropiada, porque esta cinta es gore (en esitlo primitivo, eso si) hasta decir basta. Aquí los muertos resucitan por los efectos de una nueva sustancia química usada para fumigar, con lo que la película se anticipaba en muchos años a la moda del terror con trasfondo seudoecologista. Además, el héroe era un hippy incomprendido. El filme tiene momentos inolvidables. Algunos sangrientos, como ese beso arrancalenguas, que me produjo pesadillas durante meses. Y otros involuntariamente cómicos, porque ver a Joaquín Hinojosa (en la foto) haciendo de zombi tiene su punto. Pese a todo, es una película que ha aguantado bien el paso del tiempo, muy entretenida y que conserva una extraña capacidad para perturbar.

Zombi (1978)

Diez años después, George A. Romero realizó la esperadísima secuela de La noche de los muertos vivientes, producida por Dario Argento y con un presupuesto a la altura de las circunstancia, el resultado, Zombi, fue un filme que rozaba la maestría. Ahora los muertos vivientes asolan el planeta e impera el caos. En una pequeña ciudad americana, un grupo de supervivientes (dos francotiradores de la policía, una reportera de televisión, un pandillero latino...) se refugian en un centro comercial convirtiéndolo en un Álamo contemporáneo. El filme es en realidad una alegoría sangrienta del consumismo, con los antihéroes encerrdos en un lugar donde disponen de los más sofisticados bienes de consumo, y asediados por una horda de zombis hambrientos que pugnan por entrar para devorarles las entrañas. La película destaca por su ritmo pausado, su estética voluntariamente feísta y por sus magníficos y sanguinaros efectos gore, obra del maestro Tom Savini. Igualmente inolvidable es la frase que pronuncia uno de los personajes (el policía negro, hijo de un predicador): "Cuando los muertos no quepan en el infierno, caminarán sobre la tierra". Aterrador.

Nueva York bajo el terror de los zombis (1979)

Y los italianos se sumaron al filón zombi. Por supuesto, haciéndolo a su manera: grasienta y deliciosa como una lasaña. Lucio Fulci nos vendió esta película como una secuela (falsa) del Zombi de Romero (que años después tendría su secuela auténtica). Y toda la chavalería de la época mordimos el anzuelo.... ¡afortunadamente! Porque la cinta es un festival de despropósitos tan delicioso como carente de cualquier lógica narrativa. Pese a su título español, Nueva York solo aparece en la primera y última escena, el resto del filme transcurre en una isla del Caribe, con lo cual se funde la mitología vudú con la moda del zombi comehombres. Hasta esos remotos parajes llega un equipo para investigar por qué resucitan los muertos, y encima por que lo hacen con tanta hambre. Es el pretexto argumental para un festival de imágenes que bordean el delirio. Algunas sexys, como el desnudo de la siempre grata de ver Olga Karlatos; otras sangrientas como el ojo de Miss Karlatos atravesado por una astilla de madera. Y otras deliciosamente absurdas, como el duelo submarino a bocados entre un zombi y un tiburón. Adivinen quien gana.