miércoles, 22 de abril de 2015

¡Tranquilo viejo solo bromeaba!, y otras imágenes divertidas







31 espectaculares castillos de Europa

Trakai (Lituania)

Esta fortaleza se encuentra rodeada de lagos, a unos 30 km de Vilna. Encargado por el monarca Kestutis en el siglo XIV, el castillo sufrió daños durante las guerras contra Mascovia y sus ruinas fueron abandonadas. Es idóneo para una perfecta foto, ya que su puente levadizo y el escenario de lagos con barquitas consiguen completar su belleza.

Condes de Oropesa, Cáceres (España)

En el centro del vergel de La Vera y el Tiétar, rodeado de gargantas de agua, piscinas naturales, bosques de castaños y robledales, este castillo destaca por haber servido como residencia del Emperador Carlos I de España y V de Alemania, que llegó a Jarandilla en noviembre de 1556. Después de un tiempo acabó trasladándose al Monasterio de Yuste, en el que pasó sus últimos días. Actualmente, el castillo de los Condes de Oropesa es el Parador Nacional de Turismo Carlos V.

Cashel (Irlanda)

Está ubicado en el condado de Tipperary y fue habitado por los reyes de Munster desde el siglo V, que posteriormente cedieron la fortaleza a la iglesia hasta que las tropas de Cromwell lo destruyeron parcialmente en 1647. Cashel es afamado por ser el lugar en el que San Patricio, patrón de Irlanda, convirtió al rey de Munster en el siglo V.

Hohenzollern (Alemania)

Como puede observarse, este castillo de ensueño se encuentra a 855 metros sobre el nivel del mar en un monte llamado Hohenzollern. La primera parte de la obra se construyó en el siglo XI y perteneció a la Dinastía Hohenzollern, que se hizo con Prusia y Brandeburgo hasta la llegada de la Primera Guerra Mundial.

Chenonceau (Francia)

También conocido como El castillo de las mujeres y erigido bajo un estilo residencial en el siglo XVI, se trata del monumento histórico en manos privadas más visitado de nuestro país vecino. Destaca por sus dos extensos y floridos jardines y por su plantación vitivinícola. Pertenece a un grupo de edificaciones llamadas castillos del Loira.

Guadamur, Toledo (España)

Fue el conde de Fuensalida y señor de Cedillo, Pedro López de Ayala, quien levantó el castillo de planta cuadrada y un foso con puente levadizo, que en el siglo XVIII fue abandonado. Utilizado por las tropas francesas durante la guerra de la Independencia e incendiado, tras ser rehabilitado, volvió a ser pasto de las llamas en las guerras carlistas. Alberga una interesante colección de armaduras, tapices, cuadros y muebles de la época.

La ciudad vertical del Sahara


La firma de arquitectura francesa, OXO Architectes, se ha propuesto construir una ciudad vertical en el desierto del Sahara, con una forma similar a una pierda.


El proyecto, nombrado City Sand Tower, ha sido descrito como una torre de usos mixtos, pero debido a su extensión y funcionalidad sería más correcto utilizar el término arcología, término que fusiona la arquitectura y ecología, y se refiere a un híbrido entre una ciudad y un rascacielos. (La 'Torre de Luz' será el edificio más alto de África)

Con una altura superior a los 420 metros, la torre tendrá un total de superficie útil de 77 hectáreas e incluirá oficinas, viviendas residenciales, hoteles, tiendas, restaurantes, un museo, instalaciones deportivas y amenidades recreativas. (Proyecto para ciudad subacuática)

El diseño exterior de la torre incorporará fachadas angulares con materiales para dar sombra y sensores calibrados para aprovechar el sol del desierto, colectando energía solar al mismo tiempo que enfrían el interior.

Dentro del perímetro de la estructura los arquitectos planean crear una torre interna que cumpla la función de granja vertical, protegiendo a la vegetación del clima desértico. En la cima de la estructura, habrá una estación de investigación meteorológica y un observatorio astronómico. (Conoce más acerca de las granjas verticales)

Para brindar energía a la estructura gigante, los desarrolladores proponen un sistema autosostenible utilizando paneles solares y energía geotérmica. El agua de lluvia será recolectada y reciclada, para convertirla en vapor para los generadores y utilizarla en la irrigación de la granja vertical.

Como puedes observar en la imagen de arriba, el diseño también pretende que la estructura se similar a su entorno desértico.


Por ahora, la propuesta es únicamente conceptual, saber si se llevará a cabo será cuestión de tiempo.






Caperucita Gris, y otros cuentos que nunca te contaron

Mamá viajó a la luna

Antes de acostarse, Molly preguntó a su padre que adónde había ido su mamá. Entonces él le dijo que se había marchado a pasar una temporada en la luna. ¿Pero qué hay en la luna?, cuestionó Molly. En la luna hay una casa en la que todas las mamás enfermas se curan, contestó el padre.

La niña, de apenas cinco años, empezó entonces atar cabos, aunque en realidad todo en su cabeza eran más preguntas.

¿Quizá por eso mamá había estado tan pálida en las últimas semanas, porque en la luna solo admiten habitantes de tez casi transparente?

O bien, ¿cómo habría llegado hasta la luna su madre, si en casa no tenían cohete alguno?

Molly salió de la cama y, a oscuras, comenzó a construir un enorme barco de papel arrancando páginas de libros o usando las cartulinas de colores del colegio.

Con cuidado, para que su padre no se preocupara, abrió la ventana y colocó su precioso y colorido barco sobre le alféizar. Arriba la luna brillaba como una tortita dulce de domingo.

Molly se puso un parche de pirata, se agarró a la gavia de su barco y se lanzó a la noche, decidida a darle el último beso a su mamá.

¿Quién teme Caperucita Gris?

Un día de verano cualquiera, los padres de Lobo decidieron que ya era hora de dejar a su hijo caminar solo por la calle. El preaadolescente lo llevaba pidiendo mucho tiempo. Era el único que hasta la fecha seguía yendo con sus padres a todas partes: al colegio, a las clases de aullido, a las fiestas de cumpleaños de sus amigos…

El día de su libertad, Lobo salió ilusionado de su casa, y empezó a caminar por aquellas calles luminosas, saludando a los vecinos y mirando su reflejo en los escaparates. Caminó y caminó, se compró unos caramelos, siguió caminando y caminando, hasta que se dio cuenta de que ya era casi la hora de regresar a casa. Lobo, que siempre había sido bueno, se quedó rezagado y pensó que no pasaría nada si seguía disfrutando de su libertad.

Entonces empezó a oscurecer, y Lobo, a pesar de su confianza, comenzó a sentirse un poco asustado. Fue en ese momento cuando llegó el miedo. Cuando descubrió que estaba perdido. Cuando las calles se convirtieron en callejones, como si su ciudad se hubiera convertido en otra.

Lobo caminaba sigiloso, porque sabía de los terrores que la noche albergaba. Sus padres le habían contado a propósito de las caperuzas grises, una especie de tribu de niñas sonámbulas que atacaban a los lobos jóvenes movidas por algún tipo de venganza. Se cuenta que hace miles de años una de esas niñas vestía de rojo, y que por error un gran lobo intentó comérsela. Desde entonces, no hay piedad para los de su especie, y eso Lobo lo sabía.

El preadolescente corrió y corrió. Pero cuando estaba a punto de llegar a su hogar, casi orgulloso de haber superado el miedo, entendió que se había equivocado: alguien le acarició el lomo con una minúscula, huesuda e infantil mano.

El niño unicornio tiene un sueño

Cuando Sebastián llegó al colegio, todos se reían de él: tenía un agujero en mitad de la cabeza, rodeado de una especie de círculo azul y brillante. Se burlaban comentando que era un robot, y que por la noche sus padres le recargaban por ahí la gasolina. Le decían que si acaso alguien le había disparado, o que si utilizaba ese hueco para airear las ideas. Sebastián lloraba en secreto, y se tocaba el hueco con las manos, deseando ser normal.

Una noche se escapó de casa y miró hacia las estrellas pidiendo un deseo “quiero ser un niño normal”, “quiero ser un niño normal”. Sebastián no entendía cómo podía ser que en los cuentos de hadas hasta los personajes de madera lograran transformarse en niños saludables y sin señales raras que incitaran a la burla. Mientras miraba hacia el cielo arrodillado, un polvo de purpurina comenzó a caer sobre él y entonces notó cómo una especie de cuerno durísimo le aparecía de la frente.

“Con este poder podrás convertirte en unicornio todas las veces que quieras y trotar libremente”, le dijo una vocecilla, “pero sólo si te aceptas a ti mismo tal y como eres”.

Sebastián era muy joven, pero también lo suficientemente listo como para entender que lo que nos hace realmente atractivos y poderosos son nuestras diferencias. Tocó su cuerno, y soltó una carcajada: “¡seguro que mañana en el colegio me pondrán el mote de niño-unicornio!”

La amante del oso polar

La casa se me había dado la vuelta después de una gran ventolera, y entonces pasé un montón de tiempo durmiendo en el techo, duchándome al revés y viendo cómo las personas de mi calle paseaban alrededor del porche, asombrados por el fenómeno.

Los años transcurrieron, y me acostumbré a vivir así. Todos los días tenía que pegar un salto enorme para salir por la puerta, y gracias a unas cuerdas logré que la escalada de vuelta fuera menos dura. Estaba sola, durante horas enteras, imaginando cómo sería mi vida si la casa, de nuevo, volviera a su lugar. Entonces me prometí a mí misma que a la primera persona que me ayudara a volcarla , yo me enamoraría para siempre de ella, y le invitaría a vivir conmigo bajo ese mismo suelo, que diga, bajo ese mismo techo.

Un día, un oso polar que paseaba por mi calle me miró con curiosidad mientras yo tendía la ropa en la ventana, y entonces dio un empujoncito con sus garras a la pared, hasta conseguir que mi casa regresara a su estado normal. Yo había hecho una promesa, así que debía cumplirla: invité al oso polar a que entrara conmigo. Le abracé muy fuerte y pensé que parecía hecho de peluche. Estaba convencida de que lo amaría para siempre…



32 señales de que eres el "raro" en tu grupo de amigos.

  • 1. No tienes el WhatsApp instalado.
  • 2. Nunca aciertas con el choque de manos al saludar.
  • 3. Te gusta la esgrima... o cualquier deporte minoritario.
  • 4. Alguna vez te has pedido un batido de chocolate en la discoteca.
  • 5. No te gusta la pizza.
  • 6. A veces haces bromas que nadie entiende...
  • 7. ...y a veces te quedas igual cuando todos los demás ríen de forma histérica por algo que no acabas de pillar.
  • 8. Lees libros en el metro.
  • 9. Lees libros, en general.
  • 10. Nunca sabes cómo reaccionar cuando te cantan el cumpleaños feliz.
  • 11. Tienes BitCoins.
  • 12. Utilizas insultos de otra época como, por ejemplo, “cenutrio”.
  • 13. Nunca has llevado pantalones pitillo, ni piensas hacerlo.
  • 14. Llevas cintas de tenista o pañuelos de pirata en la cabeza.
  • 15. Pides cocktails de los que el camarero nunca ha oído hablar.
  • 16. Vistes igual todo el año.
  • 17. No te gustan las series.
  • 18. Por alguna razón, sueles tropezarte a menudo.
  • 19. Nunca has posteado una foto de comida en Instagram.
  • 20. Eres el único soltero en las cenas de parejas...
  • 21. ...o el único que tienes pareja en un grupo de solteros.
  • 22. Siempre usas la escalera... no para hacer ejercicio sino por miedo a tener que hablar con un desconocido.
  • 23. Tu última actualización de estado en Facebook es de 2013.
  • 24. En las cenas de amigos intentas innovar trayendo comidas y bebidas exóticas... que al final nadie se come.
  • 25. Cuando te quedas a solas con la persona con la que tienes menos confianza de todo el grupo sueles quedarte completamente callado todo el rato.
  • 26. Te quedas mirando fijamente a los demás...y a menudo te pillan.
  • 27. No se te da bien dar dos besos.
  • 28. Estás habituado a tener que decir “ahora viene lo mejor” cuando enseñas un vídeo de YouTube que te parece increíble y los demás reaccionan con indiferencia.
  • 29. En ocasiones piensas tan fuerte que acabas hablando solo.
  • 30. Cuando empiezas a bailar notas cómo tu grupo se dispersa.
  • 31. Ya ni siquiera te inmutas cuando te llaman “rarito”...
  • 32. ...pero siempre piensas que, en realidad, los raros son los otros.


10 datos que muestran como ha cambiado el mundo en los últimos años.

Hace algunos meses, el astrofísico más conocido por todos, Neil deGrasse Tyson, se dedicó a enumerar a través de su cuenta de Twitter una serie de detalles que daban cuenta de algunos de los cambios que hemos experimentado en el mundo durante los últimos 50 años. Neil deGrasse se centró en detalles cotidianos e insignificantes pero divertidos, como los tubos de pasta de dientes que antes no se mantenían en pie, lo que tarda en cocinarse una papa o la ausencia de control remoto para la TV.

Siguiendo esta idea, ahora te traemos otros 10 datos, pero esta vez centrados en estadísticas, que arrojan una interesante comparación entre el mundo de hace algunos años o décadas, y que son una evidencia incontrastable de cambios que tal vez ya imaginabas. Conócelos a continuación:
  • Peso El peso promedio de una persona hoy es 14 kilogramos mayor que en la década de 1960.
  • Trabajo y estudio Entre un 70 y un 80% de los estudiantes universitarios hoy en día tiene un trabajo de media jornada o jornada completa. Eso es el doble de los que estudiantes que trabajaban hace 30 años.
  • Televisión En los Estados Unidos, la cantidad de personas que miran televisión regularmente se redujo en 27% entre 2011 y 2014.
  • Consumo de drogas El consumo de drogas en los jóvenes ha ido disminuyendo consistentemente en los últimos 20 años. En los Estados Unidos, el porcentaje de jóvenes y adolescentes que admite haber consumido drogas ilegales pasó de 34% en 1997, a 27% en la actualidad.
  • Embarazo adolescente El embarazo adolescente se ha reducido a la mitad desde la década de 1950.
  • Consumo de tabaco También el consumo de tabaco se redujo considerablemente en los últimos 50 años. En los Estados Unidos, el porcentaje de personas que fumaban un paquete por día era de 35% en 1954, y de 20% en 2014.
  • Matrimonio En 1968, el 56% de los estadounidenses entre 18-31 años estaba casado. En 2012 el porcentaje se redujo a 23%.
  • Cociente intelectual En 1910, el cociente intelectual promedio sería de 70, de acuerdo a las mediciones actuales. Ahora, el promedio es de entre 130 y 150, dependiendo de la medición. Según el experto James Flynn, como especie evolucionamos en el entendimiento de categorías, sistemas hipotéticos, lenguaje no verbal e imágenes visuales que retratan realidades alternativas.
  • Peces en el mar Desde 1950, un 90% de los peces más grandes del océano han desaparecido. La causa es la pesca industrial.
  • Ancianos Hoy en día la población mayor de 65 años es diez veces mayor de lo que lo era hace un siglo.


El nuevo (estúpido) y peligroso desafío viral

Es un reto con el que los adolescentes han inundado Internet. Deforman sus labios succionando un vaso para parecerse a Kyle Jenner, la hermana menor de las famosas Kardashian.



Esta peligrosa moda es un intento por lucir como Kyle Jenner, la estrella de reality show estadounidense "Keeping Up with the Kardashians" y hermana menor de las ya virales y ultraconocidas Kim, Khloé y Kourtney, reconocida por tener sus labios pronunciados.

El reto consiste en que los protagonistas toman un vaso de boca pequeña y succionan con sus labios hasta que se les hinchan. Luego comparten sus fotos.

Jenner envió en las últimas horas un mensaje vía Twitter a sus seguidores pidiendo "que sean ellos mismos y no tengan miedo a experimentar con sus propios looks" y asegura que no quiere que las jóvenes piensen que deben lucir como ella.



Pero las fotos del reto siguen apareciendo y circulando en internet.

Con el hashtag #kyliejennerchallenge jóvenes y no tan jóvenes comparten las imágenes y videos, que se han viralizado rápidamente a pesar de las críticas de muchas personas que advierten acerca del peligro de provocar lesiones importantes en la cara y la boca.





No importa el lugar ni la hora: Para mi la siesta es sagrada







Humor cerrado