sábado, 9 de mayo de 2015

¿Menú para zombies? y otras imágenes divertidas.







¡Animales sorprendidos!







Inusuales tarjetas que usaban los caballeros del siglo 19 para enamorar a las mujeres.

Anteriormente en los tiempos de nuestros tatarabuelos, cuando no existía el desarrollo tecnológico de hoy, ellos se comunicaban de una forma muy sencilla. Había una forma de seducir a las mujeres que era con tarjetas de invitación con algún mensaje amoroso. Estas eran usadas más por los jóvenes informales para encaminar a las señoritas, y eran dadas con un poco de discreción.


El coleccionista Alan Mays se ha encargado de guardar estas inusuales y obsoletas tarjetas de invitación, pero no dejan de ser una mirada hacia el pasado y por que no una buena alternativa para seducir, quizás a alguno le pueda dar resultado.

Según él estas eran “un medio común de introducción y nunca se tomaban demasiado en serio”.
1. “¿Puedo ver su hogar?”.

2. “Me atrevería y temo preguntar, si me dirías o me harías una señal, de cómo puedo declarar mi amor y conocer mi destino entregado por Cupido”.

3. “Querida señorita: arriesgaré todo si usted me permite acompañarla hasta la puerta de su hogar”.

4. “¿Puedo verla en su hogar o tendré que sentarme en la cerca para verla pasar?”.

5. “Dos almas con un sólo pensamiento, dos corazones que laten como uno. ¿Me puede permitir el encantador placer de escoltarla a su hogar esta tarde?”.

El parque de atracciones que tiene un "simulador de muerte, con crematorio incluído"


Dos filántropos chinos han creado este extraño parque de atracciones, haciendo que los asistentes puedan experimentar su propia cremación. ‘The Samadhi Game’ está ubicado en el parque Window of the World de Shenzen. Por poco más de 40 dólares podemos hacer un viaje al incinerador, introduciéndonos en un ataúd y siendo acariciados un un aire caliente de 40 grados.

Es una experiencia auténtica.
Eso es lo que dicen sus creadores, Huange Weiping y Ding Rui. Cuando este proceso termina, los participantes ven un útero proyectado en el suelo, y deben ir trepando hasta llegar a una zona más estrecha, simulando que vuelven a nacer.

Un 50% de las muertes en China acaban en el crematorio, debido seguramente a la falta de espacio en los cementerios. De todos modos, es una experiencia que dejaría para el último momento. Cada cosa, a su tiempo. 



Un día "común y corriente" en China







10 argumentos imprescindibles para los charlatanes

Un charlatán es una persona que practica algún tipo de estafa con el fin de conseguir beneficio económico o alguna otra ventaja mediante el engaño o la superchería.

Todo charlatán debe tener alguna habilidad especial; la más común es el don de la palabra, mediante la que logra embaucar a su audiencia, por lo general inculta en la temática que el charlatán postula. 

Generalmente los charlatanes se dedican a actividades tales como pseudomedicinas o astrología y esoterismos varios, campos en los cuales aplican sus infalibles argumentos que desmenuzamos a continuación en 10 pasos:

Punto de partida

1.- La ciencia es el mal. 

La ciencia, así de entrada, mal. Eso de la ciencia suena a probetas, a señores con bata, a informes tediosos, a poder establecido. En definitiva: suena a todo aquello que una mente sensible y humanista como la tuya no es capaz de entender. Así que nada, fuera.

2.- Lo natural es bueno. 

Este es un mandamiento sagrado: lo natural es bueno. ¿Por qué? Porque sí, cojones. Da igual que lo que tú entiendes por natural en realidad no tenga nada de natural; da igual que lo 'natural' incluya las setas venenosas o la mamba negra; da igual que hace dos siglos 'lo natural' fuera morir de una gripe, de una gastroenteritis o en un simple parto. Todo eso da igual: lo natural es bueno y a callar.

Si descubres que eso de 'lo natural' no acaba de encajarte, puedes tirar de otra expresión más arriesgada pero que quizá funcione: lo tradicional. Lo tradicional es bueno porque es “lo que se ha hecho toda la vida”. Eso quiere decir que 'lo tradicional' es aquello que tú viviste. O, como mucho, lo que vivieron tus padres o tus abuelos.

Vaya, hombre, qué casualidad, ¿eh? Millones de años de evolución y resulta que el punto óptimo de la humanidad te ha pillado justo al lado. Nadie dice “Deberíamos vivir como en el segundo tercio del siglo XVII”, siempre son referentes cercanos y conocidos. Si te sientes muy exótico puedes remontarte en el tiempo, pero procura ir lejos. Como mínimo, a “la cultura milenaria china” o a los mayas.

3.- La 'otra ciencia'. 

Frente a la ciencia que defiende el establishment, tú vas a defender a la 'otra ciencia'. ¿Y qué es la otra ciencia, te preguntarás? Pues, básicamente, toda aquella cosa que se autoproclama ciencia y que carga contra la ciencia de verdad. Digamos que nos referimos a una ciencia más humana, más empática. Aquella que, contradiciendo todo conocimiento racional, potencia unas teorías que encajan bastante bien en tu cabeza y que, mira tú por dónde, refuerzan la idea preconcebida de la que has partido: lo natural es bueno.

Recuerda que las conclusiones a posteriori son una cosa rancia y obsoleta: lo suyo es formarse una idea en la cabeza y encontrar las aparentes evidencias que la refuercen.

Perfilando el vocabulario
4.- Palabra prohibida: "química". 

Partiendo del punto número 2, hay una palabra cuya simple audición te provocará sarpullidos: química. Si lo natural es bueno, lo químico, indudablemente, es malo. Da igual que la simple agua sea un compuesto químico (¡peligro, monóxido de dihidrógeno!); todo lo que pueda ser susceptible de estar en un probeta es malo.

Una vez que superes este nivel, puedes añadir una nueva palabra maldita a tu lista: ondas. Sí, amigo, las ondas son uno de los mayores peligros de la humanidad. Y, por tanto, las grandes antenas de telefonía móvil, las conexiones Wifi o incluso un simple microondas pueden amenazar la salud mundial. Da igual que la propia luz del sol sea potencialmente más peligrosa que las ondas de radiofrecuencia: las antenas son malas porque las ondas van por ahí volando... y todo eso.

¿Desde cuando y por qué el bigote se llama así?

Lucir mostacho bajo la nariz parece más propio de tiempos pasados que actuales. También puede que alguno lo identifique con lo hipster, aunque parece más característico de esa nueva cultura urbana una buena barba que un bigotazo.

Y en tiempos pasados, muy muy pasados, tiene su origen la palabra bigote.

Hasta el siglo XVI, lo que los hombres lucían bajo la nariz eran mostachos. De origen italiano, la palabra mostachio era un derivado del griego que significaba «labio superior». 

Pero cuando en el siglo XVI el joven Carlos, nieto de los Reyes Católicos e hijo de Felipe el Hermoso y Juana la Loca, regresa a España para asumir la corona española, vino acompañado de una guardia personal de soldados flamencos y alemanes.

Cuentan algunas fuentes que estos habitantes del norte consideraban tener barba y bigote un símbolo de virilidad y valor. Tal es así que se lanzaban a la batalla al grito de ¡Bey Gott! (que traducido sería un ¡Por Dios! o un ¡Vive Dios!) tirándose de los mostachos.

Aquella milicia tan estirada y arrogante que acompañaba al joven rey tenía bien arraigada esa costumbre de invocar al creador llevándose la mano al bigote. Según Corominas, durante el siglo XV estaba muy extendida la fea costumbre de blasfemar, y los españoles, poco habituados al sonido de un idioma como el alemán, identificaban aquel juramento de los soldados flamencos con un gesto blasfemo y arrogante.

Tanto bey gott por aquí, tanto bey gott por allá debía sonar a los castos y recios oídos españoles como un bi got, así que no tardaron en asociar el vello facial de los germanos y flamencos con la nueva palabra: bigote.

El curioso origen del término "Lacónico"

Si alguien es parco en palabras, decimos de él que es lacónico. Atrás, muy perdido, queda ya su primer uso, que era para nombrar a los originarios de Laconia, región de la antigua Grecia cuya capital era Esparta. Y por los espartanos es que entendemos que alguien que contesta con un sí o un no, sin más adornos, es lacónico.

Cuenta la historia que el de Esparta era un pueblo de guerreros. Desde su nacimiento, la educación de los varones estaba orientada al combate. Si nacías con todo en tu sitio, te bañaban en vino y te colocaban en el escudo de tu padre para empaparte del espíritu guerrero. Pero si tenías la desgracia de nacer con alguna deficiencia, ¡ay, amigo!, te despeñaban por el primer barranco que encontraran sin cotemplaciones.

Los niños espartanos eran apartados de sus madres a la edad de siete años, pasando a formar parte entonces de los agelai. Y allí empezaba de verdad su formación militar. Se les privaba de comida y bebida para enseñarles a resistir cualquier escasez y dificultad, se les incitaba al robo y eran severamente castigados si les sorprendían o descubrían. Incluso se les azotaba con frecuencia obligándoles a no soltar ni un ay.

Lo de leer y escribir no iba con ellos. Eso era cosa de los griegos. Al contrario, se les enseñaba a decir mucho con pocas palabras. Así, Antálcidas (aunque otros autores lo atribuyen a Plistoánax), recuerda que cuando un ateniense recriminó a un espartano su escasísima educación, laconicamente contestó: «Tienes razón. Somos los únicos griegos que no hemos aprendido nada malo de ustedes».

No es de extrañar entonces que sus discursos fueran más bien cortos. Muy cortitos. Una prueba de su parquedad en palabras es la anécdota que habla de un asedio a los espartanos. Los sitiadores enviaron un mensajero a los sitiados para tratar de atemorizarles y conseguir su rendición inmediata. El mensaje contenía una advertencia: «¿Son conscientes de que si vencemos entraremos en su ciudad, la destruiremos por completo y los convertiremos en nuestros esclavos?». «Si vencen». Esa fue toda la respuesta.

Pero igual que preferían ir al grano y no hablar más que lo justo, tampoco entendían a aquellos interlocutores que se dirigían a ellos con grandes peroratas. Otra célebre anécdota es la que se cuenta sobre una delegación de exiliados samios que acuden a Esparta en busca de alimentos y ayuda contra sus enemigos. Los samios adornaron su discurso lo mejor que pudieron para tratar de agradar a los espartanos. Pero cuanto más hablaban, menos entendían estos últimos, quienes con tanta oratoria, cuando los samios llegaba al final de su exposición ya habían olvidado el principio y la razón por la que estaban ante ellos. Desesperados, sin saber ya cómo explicarse, mostraron a los espartanos una bolsa vacía y simplemente les dijeron: «falta harina». ¡Pues haber empezado por ahí, debieron pensar los guerreros! Pero todo lo que les dijeron fue que sobraba la palabra «bolsa».




Los exóticos hongos con forma de humanos

Los hongos se cuentan entre las entidades más extrañas del mundo. Incluso tienen su propio reino, apartado de plantas y vegetales: el fungi. A pesar de que suelen ser pequeños, sobre todo en comparación con la vegetación de la que se rodean, sus estrambóticas formas, sus colores y patrones, hacen de los hongos llamativos habitantes de los bosques.

Pero aun tomando en consideración que la extravagancia es una cualidad casi esencial entre los hongos, de vez en cuando aparecen especies que casi rebasan la frontera de la realidad –dignos embajadores de países fantásticos. Tal es el caso de un reciente descubrimiento en Norfolk, Inglaterra, donde un entusiasta del reino fungi se encontró con unos ejemplares que notablemente se asemejan a figuras humanas, tanto que difícilmente dejan de remitirnos a los mitos y leyendas de los celtas y otras culturas que hablan de pequeños habitantes de los bosques, por ejemplo los duendes.

Geastrum britannicum es el nombre que se asignó a esta novedad en el inventario botánico, que al parecer es altamente venenosa.






Humor nervioso







Windows 10 será el último SO que lanzará Microsoft

Desde siempre Windows ha sido un sistema operativo del cual se han ido lanzando distintas versiones cada pocos años que lo han ido poniendo al día, tanto para adaptarse a los nuevos componentes de hardware como a las nuevas tendencias del software.


Todos sabemos que Windows 10 pretende ofrecer algo revolucionario con respecto a lo conocido hasta ahora a través de los sistemas operativos de Microsoft, con una nueva perspectiva multidipositivo, pudiéndose ejecutar en PC, consolas, tablets y móviles, todos ellos manejando diferentes arquitecturas de procesador (x86 por parte de AMD e Intel y ARM en dispositivos móviles, tablets y Raspberry Pi 2), y con la que pretende homogeneizar al máximo su ecosistema.

Si la gente esperaba que Windows 10 ya había mostrado todas sus características y novedades relevantes, hoy el empleado de Microsoft Jerry Nixon acaba de pronunciar unas frases que significan un antes y un después en desarrollo del sistema operativo:

“Pronto lanzaremos Windows 10, y porque Windows 10 será la última versión de Windows, todavía estamos todos trabajando en él.”

Si, exacto: ha dicho que “Windows 10 será la última versión de Windows”, ¿qué quiere decir esto?, pues que Microsoft pretende hacer que Windows 10 sea el último gran lanzamiento de su sistema operativo, queriendo implantar un cambio radical en la política de actualizaciones. La intención ahora es la de ir lanzando actualizaciones de forma continua y que el usuario no tenga que volver a instalar otro sistema operativo (dentro de Microsoft, obviamente) para tener su software básico al día. Separando muchas características de sus propias aplicaciones, Microsoft podría actualizar cada pieza con corrección de bugs o cumplir con peticiones de los usuarios.

Esta posibilidad ya estuvo abierta con Windows 8, que ya era muy modular, sin embargo el gigante de Redmond decidió entonces no aprovecharla. Las aplicaciones básicas rara vez eran actualizadas y cuando lo hacían, no incorporaban ninguna característica nueva. Con Windows 10 se intentará tratar más al sistema operativo como un servicio, y aquí entra en juego Redstone, a través del cual Microsoft iría incorporando nuevas características importantes sin tener que lanzar un nuevo sistema operativo.

Microsoft sigue avanzando hacia los servicios
Microsoft sigue dando pasos en su transición. Es consciente de que su modelo basado sobre todo en vender PC con Windows y Office preinstalados está llegando a su fin. Cierto que este nuevo enfoque de actualizaciones para Windows 10 no cambia esto en absoluto, Windows seguirá siendo el sistema operativo que más se vende de forma preinstalada, sin embargo su protagonismo se verá menguado, pasando de ser un producto muy concreto a un soporte para ejecutar distintas aplicaciones, siendo tratado de forma más similar a un servicio.

¿Se convierte Windows en un sistema operativo “Rolling Release”?
La gente más afín a Linux conoce este término que usan algunas distribuciones, como Arch Linux, Manjaro o Gentoo. Se trata de un concepto de distribución del software en el cual no hay versiones mayores, sino que el mismo sistema operativo se va actualizando de forma constante y sin fecha de fin del soporte, al menos que el sistema operativo en sí acabe descontinuado como proyecto.

Con esta nueva política no significa que no veamos grandes actualizaciones en Windows 10 que puedan ser equiparadas con nueva versión de Windows, sin embargo todos los que usen el próximo sistema operativo de Microsoft recibirán todas las actualizaciones que se liberen, sin ningún coste extra, al menos por lo que se puede entender según la información ofrecida hasta ahora.



"Amar es" divertida serie de viñetas sobre la vida en pareja.

Como una manera de graficar las manifestaciones del amor en la vida cotidiana de una manera divertida, nació “Amar es:”, una serie de ilustraciones creadas por el dibujante mexicano conocido como “El chico detergente”.

Según señala el autor en su página de Facebook, que reúne más de 41 mil seguidores, “el trabajo de un dibujante no es sólo el hacer trazos exactos o hermosos, es tratar de dejar un poco de él en cada uno de sus proyectos, darle vida a eso que creamos, pero sobre todo conectar con las personas que disfrutan de nuestro trabajo”.

“Este es un proyecto ambicioso, quizás no económicamente pero sí uno de los que hago con más gusto, pero sobre todo con toda la intención de crecer”, añadió.

“El chico detergente” además cree que que amar es una oportunidad que no se debe dejar pasar.

“En nuestra vida en pareja tenemos siempre dos opciones, levantarnos y pasar el mejor día de nuestras vidas al lado de nuestra pareja o vivir eternamente en el infierno, eso depende de nosotros y claro de nuestra inteligencia, las mujeres son el único ser con el poder suficiente para hacerte feliz por hacerlas feliz, es por esto y por millones de razones más, que vale la pena … conquistar su corazón”, comentó.

A continuación te presentamos alrededor de 70 de sus creaciones.