jueves, 4 de junio de 2015

A mi me gusta practicar yoga encima de un chancho...y otras 115 imágenes divertidas






Crean un mantel con teclado para seguir escribiendo mientras comes

A pesar de que nuestras madres nos echen la bronca a diario, seguimos utilizando el teléfono móvil en la mesa mientras estamos comiendo. Da igual que estemos solos o acompañados, el ‘smartphone’ se ha convertido en un cubierto más, tan importante como el tenedor y casi tan imprescindible como una cucharilla de postre.

Algunos han decidido que, a grandes males, grandes remedios. Es imposible erradicar los teléfonos de la mesa y, eso sí, tiene unas consecuencias horrorosamente grasientas: las pantallas terminan hechas una pocilga. Para solucionar este enorme problema gastro-tecnológico, qué mejor que este mantel con teclado incorporado, especialmente diseñado para que puedas pringarte los dedos con tranquilidad mientras sigues mandando WhatsApp.

Se trata del típico mantel reutilizable para las bandejas de los restaurantes de comida rápida, muy fino (apenas cuatro milímetros), con teclado y conexión wifi. ¿Preparado para teclear mientras te comes unas patatas fritas rebozadas en sal?

Para ello, has de pulsar el botón de inicio durante unos dos segundos y conectar tu dispositivo móvil mediante Bluetooth. También tiene conexión wifi y es recargable. Y sí, te lo puedes llevar a casa cuando termines.

Gracias a ello, puedes seguir chateando, contestando correos electrónicos y anotando eventos en tu calendario sin tomarte siquiera un respiro para comer tranquilamente. ¿No era eso lo que querías? Eso sí, ten cuidado para que no te roben el móvil de la mesa mientras estás despistado centrado en el mantel.

Regis Watrisse, creativo responsable de este producto ideado por KFC, explicó que los manteles se colocaban durante la semana inaugural de los nuevos establecimientos y que en un principio no estaba previsto que la gente se los llevara a casa, pero fueron los mismos clientes los que tomaron la iniciativa al más puro estilo cliente de hotel que sale con una maleta llena de toallas/bandejas.

No es la primera vez que esta franquicia de comida rápida idea productos que combinan la tecnología móvil y las manos grasientas. Anteriormente, en Japón, ofrecieron un muslito de pollo gigante con un hueco para insertar tu ‘smartphone’. Ideal para responder una llamada mientras sigues comiendo. Así que ya sabes: buen provecho y no dejes tu ‘smartphone’, por muy grosero que le pueda parecer a tu compañero de mesa.

Incluso, los nipones tuvieron su propia oportunidad de poseer un teclado aviar. La cadena organizó un concurso en Twitter. Si tuiteabas con un ‘hashtag’ especial, entrabas en un sorteo que incluía regalos tan maravillosos como un ratón y un USB con forma de alita de pollo… Y un teclado cuyos caracteres eran pollos fritos. Sí, un poco difícil escribir con él, pero siempre te podías orientar por las letras ‘K’, ‘F’ y ‘C’, únicas excepciones a tan calórica herramienta.

Más allá de regalos de ‘merchandising’ con más gracia que utilidad, lo cierto es que el ‘smartphone’ ya se ha convertido en un comensal más y es de los que no se pierde ni una sola de nuestras citas diarias con la gastronomía. Así, lo mejor es que el mantel se vaya haciendo a la idea y adaptándose. Probablemente nadie pensó que la revolución móvil llegaría a tocar algo tan tradicional, pero el ‘smartphone’ puede desterrar los cuadros rojos para siempre y, en vez de celebrarlo o llorar su desaparición, esta pérdida histórica nos pillará, seguramente, tuiteando. Desde el mantel, por supuesto.



¿Perezoso yo?







La verdad que esto no ha salido nada bien...







La vida es un permanente contraste entre lo bueno y lo malo






Los remedios mas raros para la resaca

Desde globos oculares de oveja encurtidos hasta sopa de callos picante. Cada país tiene un remedio tradicional para combatir la resaca. Haz click para descubrir algunas curas interesantes (y raras) en diferentes culturas del mundo.

Cóctel 'Prairie oyster'


Popular entre los estadounidenses, el cóctel 'prairie oyster' tiene salsa Worcestershire, Tabasco, sal, pimienta y un huevo crudo. Algunos incluso añaden zumo de tomate y vinagre. Los elementos del cóctel combaten las toxinas.

Katerfrühstück


Para curar lo que los alemanes describen como "la navegación de los gatos", tienes que comer katerfrühstück, un remedio para la resaca que consiste en una especie de banderillas con arenques encurtidos envueltos con cebolla y pepinillos. Su gusto salado hace que quieras beber más agua, mientras que su contenido en azúcar te ayuda a aliviar la hipoglucemia.

Full English breakfast


Los británicos creen que el mejor remedio contra la resaca es un buen 'Full English Breakfast', compuesto por beicon, salchicha, huevos fritos o escalfados, tomates, champiñones, baked beans (alubias al horno), pudding y una tostada. Mientras las proteínas completas de la carne y su contenido en grasas ayudan al hígado a volver a la acción, los aminoácidos y la N- acetilcisteína presentes en los huevos te ayudan a eliminar las toxinas.

Umeboshi


Para los bebedores japoneses, la mañana de después siempre va acompañada de umeboshi, o lo que es lo mismo, ume (albaricoque japonés) encurtido. Su sabor salado puede no ser apto para todos, pero si los echas en agua caliente y los mezclas con té verde o bien los tomas con arroz puedes disfrutarlos más. La fruta, rica en electrolitos, ayuda al funcionamiento del hígado y a la digestión.

Menudo


La sopa de callos picante es el remedio contra la resaca más extendido en México. La sopa contiene callos, vinagre, ajo y pimienta. Los callos, ricos en proteínas, y las especias, trabajan contra las toxinas del alcohol. También se toman sopas parecidas y picantes en Rumanía, Turquía o Corea.

Tostada Kaya


En Indonesia, se recuperan de una noche de alcohol con la tostada Kaya, hecha de kaya o mermelada de coco, leche y azúcar. El desayuno nacional de Indonesia está extendido también en su nación vecina: Singapur.

Yoda usa baston, pero hace acrobacias: Cosas que no tienen sentido en Stars Wars

Los fans de ‘Star Wars’ arden en deseos de que la Fuerza les acompañe en diciembre para disfrutar de la séptima película de la saga, especialmente después de saber que podrán disfrutar de las aventuras de un ya canoso Han Solo y su fiel felpudo con patas.

Aunque es innegable que George Lucas creó una fascinante historia política y familiar en una galaxia llena de simpáticas criaturas (hace que sintamos cariño hasta a un rechoncho droide que solo se comunica por pitidos), lo cierto es que hay algunos detalles sobre los que quizá el cineasta no reflexionó demasiado. Te contamos algunos de esos fallos de lógica diseminados por las películas de esta saga. Puede que se nos haya colado algún ‘spoiler’, eso sí:

¿Qué falla? Aunque los soldados imperiales llevan una blanca y, en apariencia, resistente armadura de pies a cabeza, son siempre los primeros en caer en la batalla. ¿Se la habrán comprado en unos chinos?

¿Qué falla? En ‘La guerra de las galaxias’ podemos contemplar la más puntera tecnología: espadas láser, mensajes con hologramas, un androide como C3-PO, capaz de dominar seis millones de formas de comunicación, naves espaciales que cualquiera puede manejar… Pero resulta que se tienen que seguir comunicando a través de teléfonos con cable. ¿No pensó George Lucas que los móviles llegarían primero?

¿Qué falla? En el desértico planeta Tatooine, calentado por dos soles, la temperatura es, sin duda, veraniega. Sin embargo, los jedis se empeñan en ir ataviados con un invernal vestuario, al igual que los ‘jawas’, esos recolectores de droides que lucen hábitos marrones cual frailes. ¿Por qué no pasarse a los pantalones cortos y a las chanclas? ¿Llevan capucha por si cambia el tiempo?

¿Qué falla? En la mítica escena en la que se enfrentan el maestro jedi y el malvado Darth Maul, Kenobi consigue partir el famoso doble sable de luz de su contrincante. La batalla no acaba ahí: para no restar emoción al asunto, Darth Maul sigue utilizando una de las mitades como si no hubiera pasado nada.

¿Qué falla? La Estrella de la Muerte es una gigantesca estación espacial protegida por todo tipo de medios y con el poder suficiente para destruir un planeta entero y resulta que R2-D2 sabe cómo destruirla colándose por un pequeño tubo de escape que llevaba al reactor principal. Han Solo y Luke Skywalker se llevan los honores en ‘Una nueva esperanza’ por la hazaña, pero ¿no es un pelín inverosímil que se les olvidara cerrar la puerta del talón de Aquiles en semejante megaconstrucción?

Humor racista








Obviamente: tu gato te domina

Si alguna vez te has preguntado quien tiene el control, tu o tu gato, un nuevo estudio apunta a lo obvio. Es tu gato.


De acuerdo con los resultados, los gatos domésticos ejercen este control con cierto tipo de maullido urgente de tono agudo. El maullido es en realidad un ronroneo mezclado con un llanto agudo.  (¿Por qué los gatos traen a casa animales muertos?)

Y mientras que algunas personas piensan que el ronroneo generalmente es una seña de felicidad, algunos felinos lo realizan cuando quieren ser alimentados. El estudio demostró que los humanos encuentran este tipo de llamado como molesto y difícil de ignorar. (Diferencias de personalidad entre dueños de perros y gatos)

El mezclar un llanto con un llamado que normalmente es asociado con alegría es una forma sutil de provocar una respuesta. El ronroneo realizado por lo gatos probablemente es más aceptado por los humanos que un evidente maullido.

Investigaciones previas han mostrado similitudes entre el llanto de un gato y el de un humano. El equipo de investigadores, liderado por Karen McComb, sugiere que el ‘ronroneo llanto’ de los gatos busca sacar una ventaja de la sensibilidad humana al sollozo asociado con la crianza. (¿Tu gato te ignora?)

Los resultados, publicados en el diario Current Biology, sugieren que los felinos exageran dramáticamente su maullido cuando prueba ser efectivo en generar una respuesta por parte de los humanos.

De hecho no todos los mininos utilizan esta forma de llamado, el estudio comprobó que normalmente se desarrolla en gatos que tienen relaciones cercanas con sus dueños, y no en aquellos que viven en hogares donde sus ronroneos podrían ser ignorados.