lunes, 14 de septiembre de 2015

El hombre transparente, y otras imágenes interesantes y/o divertidas.







¿Conocías algunos de estos atajos de teclado para YouTube?

YouTube se ha convertido en una herramienta increíblemente valiosa para perder el tiempo. Pero, ya puestos, lo mejor es hacerlo de forma eficiente, aprovechando al máximo los atajos de teclado. Piénsalo, ahorras un segundo aquí, un par de segundos allá y al final te da para ver un vídeo de gatitos más al día.

Para que estos atajos de teclado funcionen tienes que tener seleccionado el reproductor. Puedes comprobarlo pulsando la barra espaciadora mientras estás viendo un vídeo. Si se pausa es que el reproductor está seleccionado. Si no, haz clic encima del vídeo para poder seleccionarlo.

¡Vamos con los atajos!
  • J, K, L: En ese orden, sirve para retroceder, pausar o avanzar el vídeo en secciones de diez segundos. Para pausar y reproducir el vídeo también podemos utilizar la barra espaciadora.
  • ←, →: Las flechas permiten avanzar o retroceder en bloques de cinco segundos
  • 0, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9: Los números nos sitúan en un punto concreto del vídeo, desde el principio hasta el 90% del mismo. Ojo, no funcionan los botones del teclado numérico.
  • F: Esta tecla activa el modo de reproducción a pantalla completa. Para desactivarlo, bastará con pulsar Escape
  • M: La forma más rápida de activar y desactivar el sonido del vídeo.
  • ↑, ↓: Las flechas arriba y abajo permiten subir y bajar el sonido en intervalos del 5%
  • C: Activa o desactiva los subtítulos
  • +: Aumenta el tamaño de los subtítulos
  • -: Disminuye el tamaño de los subtítulos
  • <: Reduce la velocidad de reproducción del vídeo
  • >: Aumenta la velocidad de reproducción del vídeo
  • Shift+N: Salta al próximo vídeo de la lista de reproducción actual
  • Shift+P: Salta al vídeo anterior en la lista de reproducción actual
Además de estos atajos de teclado, también puedes utilizar la tecla Tabulador para seleccionar los distintos botones dentro del reproductor de vídeo. Una vez en el que nos interesa, basta con pulsar Espacio o Enter para activar el botón seleccionado.



Cosas a las cuales la palabra "impresionante" describe adecuadamente.







Crean una cámara que no te dejará tomarle fotos a cosas que ya muchos fotografiaron

Un diseñador alemán hizo una cámara que no te permite tomar fotografías que demasiadas personas ya tomaron.

¿Cuántas veces vemos la misma fotografía de una puesta de sol, de la pareja bajo la Torre Eiffel? A veces hasta se vuelve repetitivo y poco original tomar una foto así.

El objetivo de la Cámara Restrica de Philipp Schmitt es no sobreusar una captura. Entonces, cuando el usuario de esta cámara inteligente se acerca a un punto a tomar una foto, la cámara –que lleva un smartphone con GPS por dentro– rastrea información de Flickr y Panoramio para determinar la popularidad del lugar en el que están. Una vez con la información, si encuentra que dentro de un rango de 35 metros a la redonda hay más de 35 fotos tomadas, dará un aviso y no permitirá tomarla.

Schmitt todavía no acaba de programar la cámara. Él sabe que hay huecos en la lógica de su producto que se convierten en limitantes, incluso reconoció que mucha gente se ha ofendido con la idea.

Sin embargo, fuera de todas las repercusiones represoras que pueden resultar de un producto así, si se tomaran en cuenta otros factores, como lo que ves (no sólo dónde estás), el día, la temporada, podría resultar en algo muy interesante. Ver que tu foto no tiene originalidad no tiene nada de malo.



La depresión, ilustrada.

¿Qué sale cuando combinas optimismo y pesimismo? Optipess, un webcomic noruego creado por Kristian Nygard. El cómic muestra varios tópicos, pero es su manera particular de mostrar la depresión lo que ha hecho que reciba una gran respuesta positiva.

Compartimos varias viñetas que interpretan lo que  siente una persona que sufre de este mal, tan extendido en nuestra sociedad moderna:


Este es el reparto original que Tarantino quería en "Pulp Fiction"


La, por aquel entonces declinante, carrera de John Travolta remontó hasta cimas insospechadas gracias al papel de Vincent Vega que le regaló Quentin Tarantino. Sin embargo, el bueno de Travolta era el segundo plato del director, que hubiera preferido a Michael Madsen para interpretar al protagonista de ‘Pulp Fiction’, pero éste andaba liado en otro rodaje.

Para los directores de prestigio, Travolta no era más que ese actor de las películas con bebés que hablan.

Por eso, cuando su agente le dijo que Quentin Tarantino quería conocerle, saltó como un resorte y se presentó en casa del director. Antes de entrar en el apartamento, le dijo a Tarantino de qué color eran la alfombra y los azulejos del baño. “Lo sé porque viví en un apartamento como este cuando llegué a Hollywood”. Conectaron inmediatamente.

Tarantino le habló de Pulp Fiction y de otra historia de vampiros que tenía en proyecto, From Dusk Till Dawn (Abierto hasta el amanecer). A Travolta no le sedujo lo de los vampiros. Pero se moría por hacer de Vincent Vega. Aunque le preocupaba un poco que su personaje fuera volando cabezas alegremente. Tarantino le tranquilizó, diciendo que iba a suprimir casi todas sus escenas violentas. Por una pequeña mentira no pasa nada.


La lista que ves arriba es la que pidió Tarantino a la productora, especificando qué papeles habían sido escritos pensando en los actores y hasta dónde estaba dispuesto a ceder por otros intérpretes (aunque luego se mostró bien terco en sus elecciones iniciales). Por ejemplo, la inolvidable interpretación de Samuel L. Jackson hubiese sido “otra cosa”, no sabemos si peor o mejor, de haber recaído el papel en el “plan A”, Lawrence Fishburne o de postre Eddie Murphy.

Tampoco estaba en la alineación inicial el icónico Bruce Willis en el papel del boxeador Butch, un rol para el que se barajaban los nombres de Matt Dillon, Johnny Depp, Sean Penn o Nicholas Cage. El Señor Lobo podía haber tenido el rostro regordete Danny DeVito en lugar de la mandíbula cuadrada de Harvey Kietel.

Lo de Uma Thurman fue muy diferente. Ella no quería el papel. En cambio, Tarantino lo tenía muy claro. El estudio le sugirió a Michelle Pfeiffer, Meg Ryan, Holly Hunter y Rosanna Arquette. Pero QT sólo se reunió con Uma Thurman.

Ella recuerda que la película le asustaba un poco. No era sólo el lenguaje obsceno y la violencia; concretamente, la escena de la violación anal de su novio Marsellus Wallace le parecía demasiado extrema. Tarantino pasó horas hablando con la actriz para convencerla. Según reconoce ella, estas charlas versaron principalmente sobre las diferencias entre la violación femenina y la masculina. Curiosa manera de iniciar una gran amistad. Hoy en día, Thurman dice que no se explica sus dudas sobre la película.

Y nos queda Samuel L. Jackson. La suya es la mejor historia de todas. Tarantino le había dicho que había escrito el papel de Jules Winnfield pensando en él, por lo que se confió, pensando que el trabajo era suyo. Pero unas semanas después, se entera de que su papel está en peligro, porque Tarantino está considerando seriamente al actor puertorriqueño Paul Calderón.

Obviamente la seguridad no es una prioridad aquí.







Humor paternal.







¿Negra y manejando un BMW? Sólo puede estar loca: ¡Al manicomio! (Racismo extremo y WTF!)

Kamilah Brock tiene 32 y es banquera. Acaba de demandar a la policía de Nueva York por lo que vivió una noche de septiembre de 2014, un caso que podría calificarse de racismo extremo.

Era de noche y Kamilah conducía su BMW de 325 caballos por el barrio de Harlem. De pronto, una patrulla de policía la detuvo y un agente le preguntó por qué sus manos no estaban encima del volante: “Estaba bailando, estoy en un semáforo en rojo”, contestó ella.

Entonces el agente le pidió que saliera del coche. Brock fue inmediatamente detenida y trasladada a la comisaría, donde permaneció varias horas hasta que la liberaron sin cargos. Su coche había sido confiscado y según las instrucciones que le dieron, debía pasar a recogerlo al día siguiente. Pero su pesadilla acababa de empezar.

Al cabo de 24 horas, Brock se presentó en las dependencias policiales y se encontró con que los funcionarios no se creían que ella fuera la dueña del coche de gama alta: “Me miraban como si fuera una mentirosa”, dijo Brock a Pix 11, un programa de New York TV.

Varios agentes la rodearon, la esposaron y le dijeron que se trataba de un protocolo necesario para llevarla hasta su auto. Brock no sabía que los policías ya habían concluido que padecía algún tipo de enfermedad mental.

“¿De verdad estoy yendo hasta mi coche en una ambulancia y esposada?", dijo Brock. "Estaba muy confundida”. El destino de la ambulancia no era otro que un hospital psiquiátrico de Harlem, tal y como ha quedado registrado en la documentación de ingreso.

Brock relata que varios operarios se acercaron y que sintió que un doctor le pegó en el brazo. Le acaban de administrar un fuerte sedante. Cuando despertó estaba tumbada en una camilla completamente desnuda, sin ropa interior. También la habían obligado a tomar litio.

Michael Lamonsoff, el abogado de Brock, asegura que su clienta no tiene antecedentes de problemas de salud mental.

La banquera permaneció 8 días ingresada en el hospital psiquiátrico, y según su testimonio, el personal intentó en varias ocasiones que negara que el coche es de su propiedad, e incluso que trabaja en un banco. Por el ingreso se le ha hecho llegar una factura de 11.500 dólares.

Al parecer los psiquiatras creyeron que Brock padecía trastorno bipolar por decir la verdad sobre sí misma, y también por asegurar que el Presidente Barack Obama la sigue en Twitter, lo que también es verdad. “Me sentía en una pesadilla, no entendía lo que me estaba pasando”.

El abogado de Brock tiene claro que a una mujer blanca no se le habrían cuestionado tales afirmaciones. Según Lamonsoff habría sufrido un ataque a su integridad personal, una pérdida de libertad sin garantías y angustia mental. La 4ª y 14ª enmiendas de la Constitución de Estados Unidos habrían sido violadas y, por lo tanto, Brock habría sido una víctima de racismo.

Por su parte, la policía afirma que Brock actuaba de forma irracional y que hablaba de forma incoherente. También aseguran que la mujer corrió hacia el tráfico de la Octava Avenida. Por lo demás, no ha negado la detención y posterior ingreso en el centro psiquiátrico.

Esta caso ha tenido lugar en Nueva York, una de las ciudades más cosmopolitas y multirraciales del mundo.





Ahora resulta que no conviene cargar la batería del celular al 100%.

El salto de las baterías de níquel cadmio a las de iones de litio hizo cambiar nuestros hábitos de carga de los dispositivos móviles. El efecto memoria murió, pero han venido otros problemas que afectan a la vida útil de las mismas. Probablemente pensabas que es bueno cargarla hasta el 100%. Pues bien, sigue leyendo porque probablemente haya pocas cosas que estés haciendo bien a la hora de cargar tu teléfono inteligente o tableta.

Un reciente estudio concluye que la química interna sufre en mayor medida cuanto mayor es el estrés al que es sometida la batería. Por lo tanto, mantenerlo cuando ya está al 100% de carga es malo para la batería del dispositivo móvil, luego es recomendable desenchufarlo una vez que está cargado de forma completa. Ahora bien, hay muchos más detalles a tener en cuenta, y es que no debería llegar al 100% de carga cuando lo enchufamos, puesto que en este punto se alcanza un nivel de estrés que no es conveniente para la salud de la batería.
¿Esperar para cargarlo, o no?
Los ciclos de carga debían ser completos con las baterías de níquel cadmio, dado que según el efecto memoria podíamos reducir sus capacidades si enchufábamos nuestro terminal a la corriente eléctrica sin haber gastado la carga suficiente. Sin llegar a niveles reducidos de batería ncesariamente, este estudio determina que las sesiones cortas de carga son más saludables para la batería, es recomendable cargarlo siempre que se pueda, y siempre sin llegar al máximo de carga o mantenerlo durante demasiado tiempo conectado.

A fin de cuentas, hablamos de la misma pauta anterior: no someter la batería a elevado estrés. Y por lo tanto, no importa que tengamos un 55% de batería restante, un 20% o un 75% aún. Lo que este estudio nos señala es que no es malo enchufar y desenchufar durante varias veces al día. Por lo tanto, lo fundamental es no cargar el móvil durante toda la noche, puesto que llegará al 100% y se mantendrá a ese nivel durante varias horas bajo estrés. Y sí, enchufa y desenchúfalo aunque sólo sea para cargar un 1%, no pasa nada.



Antes y despues: Famosos junto a ellos mismos en diferentes épocas de la vida.

El artista colombiano Fulvio Obregón, alias Fulaleo, combina lo nuevo y lo viejo en su colección de ilustraciones “Yo & mi otro yo”, en la que aparecen famosos dibujados junto a ellos mismos en su juventud, a menudo con uno de ellos llevando una camiseta o resaltando algún eslogan burlándose de los logros de su vida.

Un anuncio en el que aparecía una mujer junto a ella misma de joven fue la inspiración para el proyecto. Las obras de Obregón a menudo muestran elementos extravagantes y sarcásticos. Es famoso sobre todo por sus caricaturas de futbolistas gordos, haciéndose tan populares que tuvo que dibujar de tal guisa a los equipos del Real Madrid y F.C. Barcelona.

Michael Jackson

Paul McCartney

Steve Jobs

Mick Jagger

Al Pacino

Robert De Niro

Bill Gates



6 tipos de grasas localizadas, y cómo combatirlas

Hay personas que al menos una vez en la vida han hecho alguna dieta con la que no vieron ningún resultado, mientras que a otras personas les funcionó a la perfección. La causa principal de que esto suceda es porque cada cuerpo es diferente y la manera en que acumulamos la grasa no es similar en cada metabolismo.

Para eliminar eficazmente la grasa que almacenamos en nuestro cuerpo, primero debemos identificar cómo es que la adquirimos. Por eso aquí te mostramos los tipos de obesidad y te explicamos la manera en que puedes notar tu tipo de grasa corporal, además de darte el mejor método para que te olvides de ella por completo.

1. Obesidad alimentaria

Este tipo de grasa es la más común y las personas que la padecen es debido a que abusan excesivamente de la comida y del azúcar. Para poder combatirla debes reducir los alimentos y hacer al menos 30 min. de ejercicio al día.

2. Obesidad abdominal nerviosa

Los principales motivos por los que se desarrolla este tipo de grasa son estrés, ansiedad y depresión; los que la padecen suelen sentir muchas ansias por comer azúcar. Lo primero que debes hacer para eliminarla es controlar la ansiedad y buscar una actividad física que te libere de la presión y el estrés, además se recomienda beber un chupito de jengibre en ayunas o un jugo de vegetales enérgetico que no sólo te da energía sino que también reduzca los antojos de dulce y azúcar.

3. Obesidad glútea

Regularmente se presenta en mujeres durante la adolescencia, menopausia o con desequilibrios hormonales. Para combatirla trata de no pasar mucho tiempo sentada, evitar el alcohol y el cigarro; también procura hacer ejercicios focalizados durante media hora o correr más de 1 hora.

4. Obesidad metabólica aterógena

Una característica de este tipo es que el vientre se mantiene inflado como un balón, las personas que la padecen tienen ciertas dificultades en sus funciones metabólicas o por consumir alcohol en exceso. Eliminar esa grasa es muy simple, solo debes disminuir el consumo de alcohol, incluir en tu dieta alimentos que aceleren el metabolismo y practicar actividades físicas moderadas.

5. Obesidad circulatoria venosa

Principalmente se acumula por genética, aparece en el embarazo o en personas con problemas de circulación. Para eliminar la grasa procura tomar bebidas depurativas y líquidos que te limpien la sangre y te ayuden a una circulación apropiada. Se recomienda activarse con natación o bicicleta fija.

6. Obesidad por inactividad

Esta grasa se genera en personas que pasan mucho tiempo sin hacer ejercicio y abusan de ciertos alimentos hechos con harinas blancas, refinadas, azúcar refinada o endulzantes artificiales. Otra consecuencia son los horarios irregulares para comer. La clave para deshacerse de ella es no dejar largos periodos de tiempo sin probar alimento, comer 6 veces al día y practicar ejercicios cardiovasculares.